Caballeros de la armadura oxidada

libro-el-caballero-de-la-armaduraEn La Contra de La Vanguardia, Victor Amela entrevista a un profesor holandés que propone un mundo “con libertad para leer, ver y escuchar todo lo que nos apetezca sin pagar nada en concepto de copyright, de derechos de reproducción“.

Sería demasiado fácil desacreditar al personaje sólo porque haya venido a España para promocionar su libro (sujeto a copyright). Quien esté libre de contradicciones, que tire la primera piedra. Pasemos también por alto que no se trate de una propuesta novedosa, que adelantó hace años en un artículo en el New York Times.

Lo fundamental, en mi opinión, es que no vale expresar como principal motivación que “el copyright no reporta ni un solo céntimo a la gran mayoría de los creadores. Esos derechos devengan beneficios sólo a los grandes grupos de edición y reproducción“.

Es cierto que si el propósito original de la propiedad intelectual (‘copyright‘ y patentes) era proteger los derechos de los autores y los inventores, se ha desvirtuado cuando estos derechos se acumulan en activos de empresas cuyo modelo de negocio consiste en explotar la propiedad intelectual de terceros. Pero el objetivo tendría que ser construir sistemas alternativos, que los autores y creadores acabaran escogiendo como preferibles. De lo contrario se corre el riesgo, como me ha sucedido leyendo la entrevista, de evocar la entrañable imagen del caballero de la armadura oxidada, que salía a salvar de los dragones a doncellas, incluso a las que no querían ser salvadas.

Sucede, me temo, que hacer propuestas en contra de algo existente es mucho más fácil que hacerlas a favor de algo que se ha de construir. Pero que no se sabe cómo. Porque parece cada vez más evidente que las propuestas de los apóstoles del ‘free’ indiscriminado conducen sólo a sustituir monopolios conocidos por otros por conocer.

Continuará, por supuesto.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Conceptos, DialécTIC@s, PolíTIC@s, Propiedad Intelectual

2 Respuestas a “Caballeros de la armadura oxidada

  1. Francesc

    Hola Ricard,

    Las reflexiones de tu última entrada me han recordado la distribución del “pastel” (reparto de ingresos) en el sector editorial, que vi en una presentación hace algún tiempo y que, “grosso modo”, son las siguientes: 5-10% del precio del libro para el escritor, 30-35% para la editorial que lo publica, 30% para la distribuidora o mayorista, y 30% para el vendedor final. Es decir, que el autor del mismo, a pesar de acreditar su propiedad intelectual y corresponderle, moralmente y en buena lógica, la mayor parte del importe, es el que recibe finalmente el porcentaje más pequeño.

    Esta estructura de ingresos responde a la lógica de la cadena de valor tradicional del sector editorial: autor –> editorial –> distribuidor –> vendedor –> lector. Un esquema típico del sistema capitalista vigente hasta ahora.

    Pero ya han empezado a surgir iniciativas en la red que intentan alterar el monopolio de los grandes actores y dar mucho más protagonismo y reconocimiento (no sólo de méritos, sino también económicos)a los autores de las obras. En España, por ejemplo, contamos con una experiencia interesante en este sentido (ver: http://www.bubok.es), una plataforma en que cualquiera puede convertirse en autor y editor de sus propias obras, y decidir el precio final de las mismas, obteniendo el 80% de los ingresos. Un modelo de negocio que revoluciona completamente el paradigma editorial vigente hasta ahora y pone “patas arriba” la cadena de valor de este sector.

    Si bien este tipo de iniciativas son muy meritorias, la duda está en saber si éstas podrán robar, con el tiempo, una cuota de mercado significativa a las grandes editoriales y también si los autores ya consagrados, que reciben una enorme promoción por parte de ellas, se apuntarán al carro.

    Puede que ello nos depare en el futuro un escenario mixto, en el que convivan las grandes editoriales de siempre, promocionando los autores ya consagrados y llevándose la mayor parte del pastel, y estas otras iniciativas alternativas, dedicadas mayoritariamente a autores noveles por conocer, que intenten arrancar partes crecientes del mismo.

    En cualquier caso me queda la duda si la parte del pastel de éstas últimas llegará algún día a ser significativa y podamos hablar realmente de un cambio de paradigma real en el sector (ojalá ….)

    • ruizdequerol

      Francesc,

      Bien visto. Iniciativas como Bubok, en la que alguien ofrece alternativas que los autores pueden explorar, me parecen mucho más sensatas que las propuestas de suprimir el copyright.

      Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s