Archivo de la categoría: DialécTIC@s

Dialécticas sobre las TIC (Tecnologías de la Información y la Comunicación) e Internet.

Las piezas no se mueven solas

150420 BlogEl libro, ese montón de hojas de papel manchado de tinta que hace un momento tenía en las manos, no es un pedazo de materia inanimada. Trazas homeopáticas del espíritu de su autora impregnan cada página, cada frase, seguramente también muchas palabras que le costó capturar para encontrarles su sitio justo.

Lo mismo sucede con cada objeto. También con los artefactos de Apple con los que escribo estas líneas. Todo lo que creamos, lo que ha sido creado, ha existido primero en la mente de su creador. Ese impulso primordial, así como la voluntad de convertirlo en realidad, dejan rastro en lo que es creado.

Por eso las frases como “la veloz e imparable evolución de los escenarios tecnológicos” (y los que las propagan) son tan superficiales. No son los robots quien amenazan con eliminar los trabajos (y los salarios) de trabajadores humanos. Los que amenazan (deliberadamente) son quienes diseñan, crean, financian, compran, utilizan esos robots.

Hay un famoso poema de Jorge Luis Borges:

Tenue rey, sesgo alfil, encarnizada
reina, torre directa y peón ladino
sobre lo negro y blanco del camino
buscan y libran su batalla armada.

No saben que la mano señalada
del jugador gobierna su destino,
no saben que un rigor adamantino
sujeta su albedrío y su jornada.

También el jugador es prisionero
(la sentencia es de Omar) de otro tablero
de negras noches y de blancos días.

Dios mueve al jugador, y éste, la pieza.
¿Qué Dios detrás de Dios la trama empieza
de polvo y tiempo y sueño y agonía?

Es interesante observar detenidamente un objeto, casi cualquier objeto, en todos sus detalles, e intentar recrear suorigen. ¿Por qué o para qué, con qué intención o designio fue imaginado? Y también, ¿cuál era el perfil, las cualidades, las circunstancias de la persona que lo creó?

Si consiguiéramos imaginar en todos sus detalles los rasgos del “Dios detrás de Dios” de algunos artefactos tecnológicos, ¿cómo sería la imagen resultante?

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Democracia à la Uber

150416 Blog
Según publica el Washington Post, los legisladores de Kansas debatieron (y finalmente aprobaron) una reglamentación sobre Uber, a la que la empresa se oponía.
Como reacción y medida de presión, Uber puso en marcha una campaña, respaldada por una aplicación informática, que tuvo como resultado un alud de emails dirigidos simultáneamente a 165 representantes políticos del Estado.
  • El mensaje de Uber: El legislativo del Estado de Kansas aprueba “una ley que destruirá miles de puestos de trabajo en Kansas al imposibilitar que Uber continue operando aquí.”
  • La interpretación del WPKansas  no es un gran mercado para Uber. Ello lo cualifica como un escenario de pruebas ideal para probar hasta qué punto las tácticas de juego duro pueden tener influencia en los legisladores y sus políticas.
 
  • Mi diagnóstico: Uber, al igual que otros adalides (no todos) de la innovación disruptiva y/o exponencial, apuesta a que podrá desbordar por la banda a legisladores y reguladores para imponer como ‘naturales’ o ‘signo de los tiempos’ los estados de situación que beneficien a sus negocios. Usando además la potencia de sus plataformas como para promover la ‘democracia directa’ como alternativa a la inercia, la lentitud y/o la corrupción de la democracia representativa.  

No es el único ejemplo. Habrá que estar atentos. Pero no sólo eso. Vuelvo a la cita de Pascal:
 “A falta de objetos verdaderos, se apegan a los falsos”.
Demasiado fácil, por otra parte, criticar sólo a Uber. Porque tiene la voluntad, el dinero y el apoyo para persistir. De lo que se trata, y eso es más difícil, es de hacer crecer las opciones verdaderas.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Uso y abuso del calificativo tecnológico

Goldman Sachs

Más sobre la relación (¿concubinato?) entre TIC y finanzas que apuntaba en una entrada anterior.

Me ha llamado la atención este titular de un artículo en Business Insider.

Según parece:

  • El banco de negocios Goldman Sachs tiene en nómina unos 9.000 programadores e ingenieros TIC (más que Facebook, más que el conjunto de empleados de Twitter).
  • Los CEOs e inversores de capital riesgo en Nueva York se quejan de que los mejores tecnólogos acaban por irse a trabajar a Wall Street.

El sector de los servicios financieros globales, del cual Goldman Sachs es una empresa destacada, tiene una cierta mala imagen. Muchos les consideran (consideramos) como responsables (co-responsables) de la crisis del 2007, de la cual aún arrastramos las consecuencias.

¿Es posible que las empresas del sector financiero pretendan vestirse como empresas de alta tecnología para tener mejor imagen?

Al fin y al cabo, Google o Facebook se presentan como empresas de tecnología, cuando de hecho son del sector de marketing y publicidad. ¿Tendrían la misma aura como empresas de ese sector?

(Zara, por contra, aunque tiene un sustrato tecnológico evidente, se ubica y es ubicada claramente en el sector de la moda de consumo.)

Si una empresa que se identificara como de marketing y publicidad nos pidiera la información que cada día entregamos (más o menos inconscientemente) a esas ‘empresas tecnológicas’, ¿se la daríamos tan alegremente?

No quiero parecer paranoico. Pero me parece cada vez más evidente que hay quien utiliza la magia (indudable) de la tecnología y el progreso (tecnológico)  como cortina de humo para encubrir otros proyectos, objetivos y designios.

 

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Liderazgo verdadero y falso. Reflexión sobre una cita de Pascal

Leo en “Real Leadership“, y más concretamente en un capítulo sobre los retos del activista, una cita de Pascal:

It is natural for the mind to believe and for the will to love; so that, for want of true objects, they must attach themselves to false.

Siendo de la generación a la que enseñaban francés (y no inglés) en la escuela, me ha parecido obligado  buscar la cita original:

L’esprit croit naturellement et la volonté aime naturellement, de sorte qu’à faute de vrais objets il faut qu’ils s’attachent aux faux.”

Cierro el libro y pienso en ejemplos cercanos.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

El FMI culpa a la tecnología

Reproduzco un fragmento de la entrevista a Christine Lagarde,  Directora del Fondo Monetario Internacional, publicada en El País:

Q: Se suele decir que la tecnología, el comercio internacional, el sistema financiero y las políticas gubernamentales son los principales motores de la desigualdad. ¿Cuál de estos factores considera que es más culpable?

A: “La tecnología”, replica, pero también el mundo de las finanzas.

Se me ocurren por lo menos tres reacciones a esta respuesta.

  1. Los del FMI, echando balones fuera (una vez más).
  2. Una respuesta inteligente, aunque también evasiva. Porque echa la culpa a la tecnología, desviando la atención sobre la influencia (enorme) del mundo financiero en la tecnología. Captando talento tecnológico y científico para crear productos complejos (y seguramente prescindibles), algunos de los cuales con daños colaterales conocidos. Respaldando a los quasi-monopolios tecnológicos, como Facebook, sobre cuyo impacto social habría mucho que discutir.
  3. Lanzando un reto a los que nos resistimos a aceptar sin réplica la falacia de que tecnología equivale automáticamente a progreso, y mucho menos a progreso social.

Se sabe hace tiempo que la tecnología y los artefactos tecnológicos tienen política. Pero hay escasez de visión política entre la mayoría de los forofos de la tecnología. También poca visión de lo político  entre los que incluyen la tecnología en ‘su‘ agenda polítca. Y pocos políticos o politólogos que de verdad hinquen el diente al asunto, más allá de alguna incursión retórica y superficial (como ésta, en mi opinión).

En un artículo de hace ya algún tiempo,  Joan Subirats reclamaba”politizar y problematizar algo [la tecnología] que no tiene nada de neutral ni aséptico“.  Hace falta una nueva gobernanza de lo tecnológico. En la producción (que probablemente se nos escapa). Pero también en la adopción, que depende sólo de nosotros. ¿Alguien se apunta?

2 comentarios

Archivado bajo DialécTIC@s, PolíTIC@s

Buenas y no tan buenas noticias sobre el futuro del empleo

150407 Gráfica Paro España

Esta gráfica de evolución del paro, publicada en la edición en papel de El País de 7/4/2015  tiene, en mi opinión, un componente levemente esperanzador y otro seriamente preocupante.

  • Es (levemente) esperanzadora la (también leve) reciente reducción del número de parados, posiblemente debida a la mejora de las expectativas económicas.
  • A la vez, es seriamente preocupante constatar el alto nivel de paro que se mantuvo constante en los años anteriores a la crisis, a pesar de los buenos datos económicos de esa época.

150409 Blog1

Si añadimos a lo anterior la previsión última previsión del FMI, lo que se apunta es un escenario con quizá dos o tres millones de parados permanentes. Es cierto que las previsiones tecno-optimistas de los apóstoles de la economía exponencial aventuran un futuro de abundancia. De todo, menos precisamente de empleo.

Será cuestión de ponerse a invertar alternativas.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

¿Veremos un cambio exponencial del capitalismo?

BeinhockerAyer participé en una charla sobre capitalismo a estudiantes norteamericanos en el Impact HUB Barcelona.

Escogimos comentar un artículo en que McKinsey, una de las grandes de la consultoría de negocios, argumenta a favor de redefinir el capitalismo.

(Mencionaré de pasada que uno de los autores de ese artículo lo es también de “The Origin of Wealth, un muy recomendable libro sobre economía y sociedad).

Cuando la propuesta de redefinir el capitalismo viene de alguien tan cercano al ‘status quo‘ como McKinsey, podemos intuir que la conciencia de la necesidad de cambios se extiende más allá de los pensadores y partidos anti-sistema.

Tirando de ese hilo, se planteó en la conversación la expectativa de cuál sería el horizonte temporal de esos cambios. Sobre todo ante la evidencia de que la mayor parte de los economistas, de los políticos y del sistema financiero parecen haber vuelto calladamente al ‘business as usual’, como si nada hubiera pasado o pudiera volver a pasar.

(“We were seeing things that were 25-standard-deviation events“, dijeron. Y una vez rescatados, volvieron a las andadas).

Desde una óptica optimista, uno quisiera argumentar que el impulso para cambiar el sistema financiero y redefinir el capitalismo ya se ha iniciado y es exponencial. Pero, como en los primeros momentos de una cuerda desplazada del equilibrio, todavía es pronto para notarlo.

(El tiempo en que el movimiento de la cuerda tarda en manifestarse crece como la raíz cuadrada de la longitud de la cuerda. Cuando más larga es ésta, más tiempo resulta imperceptible el movimiento).

Mirando con más rigor, el cambio será exponencial si el número de gente que lo impulsa se dobla cada cierto tiempo. Aunque se empiece desde una base pequeña. Aunque la masa a mover sea grande. Es cuestión de ponerse a ello.

(A quien le interese esta temática le interesará suscribirse a Alternativas Económicas. Una publicación que merece más audiencia de la que hoy por hoy tiene).

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s