La cara oculta de Facebook

Inesperado artículo en La Vanguardia sobre el intento de cambio por parte de Facebook, de las condiciones de uso de los contenidos aportados por sus usuarios (no es ésta una publicación especialmente sensible a las cuestiones tecnológicas).

blog_090213

Extraigo los que me parecen los párrafos más relevantes:

“El mito de las “redes sociales” en internet se basa en la idea de que las redes son un espacio de libertad cuasi ilimitado. En realidad, no es así. El dueño de Facebook son los administradores de la red social: ellos deciden cómo, en qué condiciones y cuándo se puede acceder y salir de la misma. Así, el gestor – privado-del sistema opera como un poder constituyente – público-de la comunidad virtual. Sin ningún tipo de control público sobre su actuación.

[…] En realidad, el modelo de gestión de contenidos y de acceso a la información no es ni neutro, ni libre: es un modelo generado por alguien – el administrador del sistema-que no va a renunciar fácilmente a su poder, esto es, al férreo control difuso que ejerce sobre el mismo.

[…] Nada es lo que parece: internet tampoco. Y es que la cara oculta de Facebook es muy dura.”

Algo, en el tono del escrito, me hace sospechar que no estaría del todo de acuerdo con el Sr. Moles i Plaza, director de un para mí desconocido “Centro de Investigación en Gobernanza del Riesgo“. Pero sí en que el asunto de las redes sociales, así como otros servicios de Internet de acceso libre y masivo, merecen una reflexión sociológica a fondo, desde ‘marcos mentales‘ distintos de los de ciberlibertarios y/o ‘ilustrados-TIC.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

P.S. El artículo en La Vanguardia, en principio de acceso restringido para suscriptores, se reproduce (sin comentarios) en más de una docena de blogs. ¿Os parece un comportamiento legal? ¿Ético?

4 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Regulación TIC, Sociedad

4 Respuestas a “La cara oculta de Facebook

  1. Nada es gratis en esta vída. Facebook da un servicio útil y a cambio obtiene información. Las dos partes están de acuerdo y a nadie se le obliga a apuntarse a facebook. Los límites de la información que se deposita se los debe poner cada uno. Internet es un sitio más para interactuar socialmente, en el que hay que aprender a desenvolverse.
    A la pregunta de la legalidad o la ética de reproducir un contenido de pago se me ocurre otra pregunta: “¿quien le pone puertas al campo?

    • ruizdequerol

      Bienvenida, Mari Luz.

      Estoy de acuerdo en cuanto a Facebook.

      En cuanto a los contenidos, es posible que intentar limitar, ordenar, reglamentar o perseguir la reproducción de contenidos que ya estén en la red sea como poner puertas al campo. Así y todo, intentar hacer algo parecido al respecto de que la gente no tire papeles o colillas de cigarro en la acera puede ser algo parecido. Que no se pueda perseguir en la práctica no significa que sea ético.

      Así y todo, el punto en el que insisto en que, en mi opinión, el que viola más claramente la ética es quien ‘sube’ a la red contenidos sin la autorización de su autor o propietario. Lo haga o no sin ánimo de lucro.

      Saludos, y vuelve cuando quieras.

  2. cambiosocialya

    Aparte de lo comentado, existe un fenómeno que vengo observando desde que comenzó el boom de facebook y las redes sociales: hay quien no quiere estar en facebook, y acaba estando a la fuerza:
    Un grupo de amigos, una cena, una foto de grupo, uno de ellos la sube a facebook sin decir nada a los demás…¿Por qué tiene alguien que tener colgada de la red una foto suya sin querer?

    • ruizdequerol

      Buena pregunta. De hecho, es frecuente cómo ‘expertos’ en la Web 2.0 aconsejan a todo el mundo tener un perfil en Facebook, aunuqe sólo sea para evitar que cualquier otra persona abra un perfil en tu nombre. Una situación perversa, por una parte, porque llevada al límite nos obligaría, nos guste o no, a ir poniendo un perfil en cada red social que se abra; por si acaso. Menudo trabajo!!! Como si no fuera bastante mantener sano nuestro YO real, también tenemos que ocuparnos del virtual!!!

      De otra parte, ¿cómo podemos estar seguros de que la gente que ‘vemos en Facebook’ son realmente los que dicen que son?

      Contradicciones, una vez más, de la sociedad líquida.

      Saludos cordiales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s