Archivo de la etiqueta: Yahoo

Usuarios repartidos, beneficios concentrados

Mary Meeker internettrends052913Hoy me ha interesado …

… esta gráfica del último de los siempre interesantes informes de Mary Meeker. Creo que, en el contexto de mi entrada de ayer sobre los cantos de sirena, se explica por sí sola. Con la notable excepción de China, por razones que creo que tampoco precisan explicación.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad

En busca del equilibrio presencial/virtual

seesawHoy me ha interesado

… reflexionar sobre el anuncio de Yahoo! de restringir el trabajo a distancia de sus empleados.

Un párrafo de la comunicación de la empresa me parece significativo en especial (negrillas añadidas):

“Some of the best decisions and insights come from hallway and cafeteria discussions, meeting new people, and impromptu team meetings […] We need to be one Yahoo!, and that starts with physically being together”.

Algo que desde otras ópticas se ha calificado como sorprendente, irónico, o simplemente inesperado en una empresa de Silicon Valley.

No tomaré partido sobre este caso concreto. Me limito a constatar que la cuestión de los límites de lo virtual o, si se prefiere, del equilibrio entre lo presencial y lo virtual, aparece en otros contextos. Por ejemplo,
  • Las incubadoras o aceleradoras de empresas, como Wayra, exigen presencia física a los emprendedores.
  • La introducción de los MOOCs pone sobre el tapete la cuestión de los límites de la educación virtual. Aunque, polémicas aparte, ¿por qué hay quien escoge todavía pagar una matrícula astronómica por un MBA en una de las escuelas de élite? La respuesta mayoritaria parece ser ésta: por las relaciones que se establecen. Fuera de clase, por supuesto.

Deben haber más ejemplos, por supuesto, pero con éstos me basta por hoy.

Acabando. Por si a alguien le interesa mi opinión, algunas de mis actividades actuales (como ésta, ésta otra y ésta otra) tienen un fuerte componente presencial, que no me intereso en virtualizar.
Saludos cordiales.

1 comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Educación

De ‘rebeldes con poca causa’ a ‘poco rebeldes con mucho interés’

Cuando Internet emergió en público hace poco más de 10 años, el universo Internet se nos presentaba como un territorio para pioneros, para visionarios, poco menos que para héroes. Y también para libertarios de varios tipos, que pensaron que Internet sería un nuevo territorio de libertad. Todavía muy al principio, Esther Dyson, junto con otros de los primeros tic-ilustrados de la era Internet, escribieron un manifiesto grandilocuentemente titulado:

Cyberspace and the American Dream: A Magna Carta for the Knowledge Age

Algunos de los acontecimientos de estos días me están sugiriendo que esta asociación gloriosa entre Internet y la “era del conocimiento” tiene mucho de verdad, pero también mucho de biombo chino.

Me explicaré. Todo el mundo parece coincidir que la oferta de Microsoft para comprar Yahoo! tiene como objetivo competir con Google por el dominio de Internet. Pero Google no es propiamente una empresa “de” Internet, sino una empresa de publicidad. Que gana dinero a expensas de la publicidad. Que facilita el que los anunciantes se pongan en contacto con nosotros. O sea, que facilita que nos invada la publicidad. Como hacen los canales de televisión, pero con otros medios.

Cierto. Google hace más cosas, nos ofrece usar gratis el buscador, los mapas y una serie de herramientas fantásticas. Por eso no la odiamos. Del mismo modo que toleramos las cadenas de televisión que emiten programas que nos gustan, a pesar de la publicidad. E ignoramos, o menospreciamos, o incluso odiamos cordialmente a los programas que, además de publicidad, emiten telebasura.

lirios.jpg

Ahora bien, ¿a que identificar Internet con el paraíso de los publicitarios suena poco glorioso?

El Ciberespacio y el sueño de los publicitarios: El mapa del hiperconsumo

Una última alerta de por dónde van las cosas, me temo, es la noticia de que Rupert Murdoch, un magnate de muchos medios y muchas prensas, alguna de ellas muy amarilla, estaría considerando terciar en el asunto y tomar una participación en Yahoo!. Poniendo a la vez en juego su propiedad de MySpace, que adquirió por sorpresa en 2005. Lo cual significa que MySpace ya no es un espacio altruistamente abierto a que quien quiera ponga su perfil, sus preferencias, sus constantes vitales y su música, sino un instrumento de negocio del Sr. Murdoch, al que una buena parte de la humanidad menosprecia (y otra envidia).

Lo cual, añadido a declaraciones de intenciones como la del Presidente del BBVA, que comentaba hace poco y sobre la que volveré, que Internet, está pasando de ser:

Un territorio de rebeldes con poca causa

a

Un territorio de poco rebeldes con mucho interés

Hace ya bastante tiempo que Manuel Castells escribió algo así como que “la economía informacional desplaza a la economía industrial porque es más eficiente en la acumulación de dinero y de poder“.

Si tiene razón, quizá deberíamos dejar de apoyar la causa de Internet sólo con un lirio en la mano.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Marcos mentales, Sociedad

Ideologías adheridas a tecnologías

La variedad de opiniones y consideraciones acerca de la oferta de compra de Yahoo por parte de Microsoft ilustra, a mi modo de ver de modo ejemplar, que las tecnologías y los juicios sobre tecnologías no son inmunes a la contaminación por ideologías a priori.

micro-yahoo.jpg

La Vanguardia“, por ejemplo, al apuntar que la operación tiene como objetivo competir con Google, añade la valoración de que Microsoft vive “anclada en una cultura de productos, sin ver venir los servicios on line“, y que necesita “otro modelo de negocio“. El articulista concluye que a Microsoft “no le vendría mal una inyección del mucho talento“ que tiene Yahoo. Lo que no deja de ser un juicio de valor algo drástico sobre los muchos buenos profesionales que Microsoft ha atraído en tantos años como una referencia mundial de las TIC.

Más ilustrativo, incluso como ejercicio de observación sociológica, es leer y analizar la opinión sobre el asunto de un reconocido profesor-blogger, así como los comentarios de sus seguidores:

“Microsoft no ha sabido adaptarse a un mundo en el que el mejor software ya no se desarrolla dentro de los muros de una empresa, sino en comunidades desperdigadas por todo el mundo. […]

Para que Microsoft pueda de verdad materializar su potencial en Internet y pasar de ser una empresa del siglo pasado, basada en la venta de licencias, a ser una de este siglo, basada en servicios y publicidad, debe desprenderse de un lastre enormemente pesado: debe asesinar virtualmente a toda una generación de directivos, los que llevaron a Microsoft a ser lo que es, y los que le impiden avanzar en el sentido en que lo necesita”.

Y más que cada lector puede investigar por sí mismo. Lo que me parece remarcable de este tipo de manifestaciones (viscerales, diría yo) es que:

  • Dejan traslucir un más que cierto rechazo a Microsoft, al considerar que tiene una posición excesiva de monopolio en su mercado (las licencias), pero a la vez denotan admiración por Google, que se está haciendo con un monopolio de similar entidad en el suyo.
  • Muchas veces dejan traslucir un más que cierto rechazo a Microsoft por producir “código cerrado”, lo que les impide declararse ‘fans’ de Apple, que también utiliza código cerrado.
  • Valoran en muchas ocasiones “el mejor software” como “el de mejor calidad o mérito técnico”, pero no necesariamente como el más usable por un público amplio, no ‘techie’.
  • Tienden a maximizar la relevancia de los negocios de lo virtual, pero soslayando la cuestión de que algunos de los que lideran estos negocios (como Apple con iTunes) es realmente en la venta de ‘gadgets’ (ie iPOD, iPhone, etc.) en donde ganan su dinero.
  • Tienden a maximizar la relevancia de los negocios de lo virtual, como el de Google, pero soslayando la cuestión de que Google es ya hoy una máquina de colocar publicidad, y no sólo de productos y servicios virtuales. La economía tradicional se sirve de Google, como lo hace de la publicidad en la tele.
  • Tienden a minusvalorar (como propio del siglo pasado) cualquier negocio en el que”la red” no esté en primer plano.

Podría poner más ejemplos (en relación al Wifi, al Wimax, a la cuestión de la ‘neutralidad’ de la red, etc.). Ya habrá ocasión. La cuestión que me preocupa es si esos “ilustrados-TIC”, tan unidireccionales, igual hacen más daño que favor al intento de extender la causa de las TIC y la sociedad de la información a públicos más amplios. Que bien podrían considerarlos como más fanáticos que equilibrados, y por tanto poco dignos de crédito y atención.

Volveré sobre este asunto en próximas entregas, con el ánimo de provocar debate y aflorar posturas, aunque sean contrarias.

Entre tanto, cualquier comentario será bienvenido.

P.S. Acabaré dando mi opinión, que desarrollo en Estrategias 2.0, sobre la oferta de Microsoft a Yahoo!. Un asunto para mí central es que mientras Microsoft es una empresa del sector TIC, Google es una empresa del sector de publicidad. Y que es dudoso que la adquisición de Yahoo provoque en Microsoft el equivalente de un cambio genético para cambiar de negocio y de sector. Suponiendo, para empezar, que ese cambio genético y de sector sea lo que Microsoft necesita.

En esa misma línea, un reportaje de Financial Times apuntaba que, según según ejecutivos de Microsoft, las empresas de ‘medios’ les habrían llamado felicitándoles por su iniciativa. ¿Por qué será?

1 comentario

Archivado bajo Economía, Marcos mentales, Sociedad