Archivo de la etiqueta: software abierto

El software oculto en la manzana dorada

Acababa mi ‘post’ de ayer prometiendo una entrada sobre el «software oculto». Tenía una referencia sorpresa en mente, pero puedo guardarla para una próxima ocasión.

Porque el último número de Fortune, que califica a Apple como la compañía más admirada, contiene un artículo con manifestaciones de Steve Jobs que me sirven igualmente para ilustrar el concepto.

golden-apple_080314.jpg

Acerca del desarrollo del iPhone, Jobs explica que:

Nadie había pensado en poner un sistema operativo tan sofisticado como OSX dentro de un teléfono. Tuvimos un serio debate dentro de la compañía acerca si podríamos o no hacerlo. […] Nuestra mejor gente de software decían que ellos sí podrían hacerlo, así que les dejamos probarlo. Y lo hicieron.

Sobre el MacBook Air:

Ninguna otra empresa podría hacer el MacBook Air, y el motivo es que nosotros no sólo controlamos el hardware, sino también el sistema operativo. Y es justamente la conexión íntima entre el hardware y el sistema operativo lo que nos permite hacerlo. and the reason is that not only do we control the hardware, but we control the operating system. No hay una interacción íntima entre Windows y un notebook de Dell.

En general, sobre las capacidades de Apple:

Nos dimos cuenta de que en casi todo – o todo – el futuro de la electrónica de consumo, la tecnología primaria iba a ser el software. Y somos bastante buenos en software. […] Podemos escribir todos estos tipos de software [para el iPod, iTunes, OS X, iPhone, …] y hacer que encajen perfectamente. ¿Cuántas compañías pueden hacer eso?

Hay más, pero lo anterior basta como muestra. Quizá para revisar algunos ‘mapas mentales’:

  • ¿Sería sensato pedir que el software de Apple fuera abierto?

Otra cuestión interesante es que Apple informa que han habido más de 100 descargas del kit de desarrollo de software (SDK) para el iPhone en los cuatro primeros días en que ha estado disponible.

¿iPhone o Android? (¿o ninguno de ellos?)(¿o ambos y más alternativas?: He aquí la cuestión!!!

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Propiedad Intelectual

Contrapunto (2): ¿Dónde están los paranoicos?

Una de las noticias de la semana en el sector de las Tecnologías de la Información es la sanción de la Comisión Europea a Microsoft por abuso de posición dominante, por un total de 899 millones de euros,

No es una decisión fácil de valorar, ya que el equilibrio entre favorecer la competencia y estimular la innovación es delicado. Porque, entre otras cosas:

  • Lo normal es que un buen empresario aspire a conseguir una posición de monopolio, si puede. O de oligopolio, si puede menos. De hecho, los gurús de la economía del conocimiento considerar deseable el estado de competencia monopolística.
  • En una situación de competencia perfecta, sin barreras de entrada y con información universalmente disponible, nadie gana dinero.

Debe ser inevitable que los juicios sobre estos asuntos, especialmente los de que gustan de posicionarse en los extremos, parezcan más el resultado de ideologías a priori y de descargas emocionales que de un discurso racional y/o estratégico.

En todo caso, lo cierto es que, incluso en foros liderados por confesos anti-Microsoft (por ejemplo) aparecen valoraciones contrapuestas:

  • Los que aplauden la decisión contra Microsoft, como seguramente la aplaudirían contra cualquier poderoso.
  • Los que la critican opinando que «Terminarán cargandose Microsoft como sea. […] Lo que realmente debería estar prohibido es el código libre, que atenta directamente contra el mercado al tratarse claramente de una medida de venta por debajo del coste«.
  • Los que, aparentemente en nombre de defender las reglas de competencia, proponen sesgarla: «¿Alguien sabe qué se hace con el dinero de estas multas? Porque estaría muy bien que se reinvirtiese en el desarrollo de proyectos en software libre, por ejemplo«.

Habría base para un estudio sociológico, supongo.

Sobre estos asuntos, Andrew Grove, que llevó a Intel a uno de estos estadios de competencia monopolística, sostenía que «sólo los paranoicos sobreviven«, porque:

«Cuanto más éxito tienes, más gente hay que quiere arrebatarte un pedazo de tu negocio, y luego otro, hasta que no queda nada«.

Yo imaginaba que la actuación de la Comisión sobre Microsoft tendría como objetivo proteger a la industria europea de software. O, como mínimo, a algún agente de la industria europea de software que aspirara a compartir con Microsoft un sustancioso oligopolio.

music3.jpg

Pero ya no estoy tan seguro. Según la documentación de la propia Comisión, la investigación sobre Microsoft tuvo su origen en una denuncia de … Sun Microsystems (una empresa americana) en 1998. Francamente, me cuesta de entender. A menos que la decisión de la Comisión incluya también una cierta dosis de autoestima regulatoria, de reafirmar el poder del regulador:

Penalty payments are intended to induce a speedy end to non-compliance with a previous Commission decision.

Con todo, para equilibrar el juicio, propongo que se tome también en cuenta que, si no ando muy equivocado, dos décadas de política industrial de la Comisión en el sector de las TIC no han conseguido crear una industria de software de solidez comparable a la de los EEUU (pensemos en Microsoft y Oracle, por ejemplo). ¿Hay alguien que asuma esa responsabilidad? (Aunque sea sin llegar al extremo de multar a la Comisión Europea).

Bien pudiera ser que lo ocurre fuera en parte achacable a dosis insuficientes de paranoia creativa entre quienes hacen las políticas públicas sobre tecnología y empresas. Quizá también entre el colectivo de empresarios y/o innovadores. De lo que estoy casi seguro es de que ese defecto no se compensa incrementando la paranoia de los reguladores.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

P.S. Dicen los antiguos que la virtud nace de la tensión entre opuestos, como la música de una cuerda en tensión. En este caso, témome mucho, de la tensión entre Microsoft y la Comisión lo que más se genera, de momento, es ruido. Habrá que ampliar el marco mental en alguna dimensión.

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Innovación, Marcos mentales, Propiedad Intelectual, Regulación TIC