Archivo de la etiqueta: sociedad líquida

Sabotean este intento de solucionismo

Hoy me ha interesado …

… cómo la por algunos idolatrada ‘wisdom of the crowd‘ ha saboteado un piloto del más puro solucionismo (que E. Morozov tanto critica en su último, irritante pero también necesario libro).

El video (vale la pena echarle un vistazo, de verdad) publicita una app de Durex (SOS Durex) que utiliza la geolocalización para hacer llegar preservativos de urgencia a parejas con calentón. (‘Yes, there is also an app for that‘). Si me lo hubiera contado mi cuñado, que es un cachondo, hubiera creído que me tomaba el pelo. Pero parece que va en serio. Con web y todo.

Pero hay más. Quizá para que nadie pensara que Durex no ha pillado lo del 2.0, la empresa organizó un concurso (un poco más abajo, en la misma página web) en Facebook para recoger votos acerca de en qué ciudad hacer disponible el servicio. La ganadora, según descubro por cortesía de ABC News, es la ciudad turca de Batman. Que, aparte de demandar a Warner Bros por apropiación indebida de nombre, un enclave de cultura religiosa y conservadora, al parecer poco afín a la marca de preservativos.

La conclusión de ABC News es que resulta poco aconsejable plantear cuestiones demasiado abiertas si se desea recurrir a la ‘wisdom of the crowd‘. A las masas, en otras palabras, mejor no dejarles demasiados grados de libertad.

Parece obvio. Pero no lo debía ser tanto si Durex y su agencia creativa no pudieron prever que había riesgo de que las crowds les tomaran el pelo. Tampoco es la primera vez que algo así sucede. Recuerdo, por ejemplo, la sorpresa que se llevó Obama una vez que se ofreció a responder en abierto a las preguntas de la crowd. Más recientemente, el alud de información poco fiable proporcionado por la crowd fue más un estorbo que una ayuda en la investigación del atentado con bombas en la maratón de Boston.

Tiempos éstos, los de nuestra sociedad líquida, en que escasean las verdades absolutas. Aunque no la gente que prefiere creer en ellas.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, DialécTIC@s, PrácTIC@s, Redes sociales

Reid Hoffman: Nadie te rescatará si fallas

Blog 130131

La afirmación de Reid Hoffman, el fundador de LinkedIn, que extraigo de su todavía reciente “The Start-up of You“, sonará a unos como una oportunidad, y a otros como una sentencia. Seguramente tiene razón, porque Zygmunt Bauman ha construido sobre la misma idea su discurso acerca de la sociedad líquida (la cita es de “El arte de la vida“). Pero uno escribe sobre el éxito de la ética de Silicon Valley mientras el otro escribe de la disolución de estructuras sólidas que, nos gusten ahora más o menos, conferían a mucha gente un sentimiento de seguridad.

Hay un contraste enorme entre sus puntos de vista, ambos inteligentes y bien explicados. El contraste es incluso aparente en la pose de los personajes; confiado y feliz uno, pensativo y como ausente el otro, envuelto en el humo de una pipa que a lo mejor hoy no le permiten encender en su despacho de la Universidad.

Leo a ambos, sopesando en la trastienda la tendencia a la polarización entre el 1% que se adapta y triunfa y el mucho (tal vez 25%) que no sabe o puede adaptarse y apenas sobrevive. Pensando también en la mayoría restante, que aspira a formar parte del estrato superior a la vez que teme acabar deslizándose hacia el otro. Porque, hoy por hoy, como dice Hoffman, “nadie, ni tu empleador, ni el gobierno, te rescatará si fallas“.

Pero es una trampa. Porque debe haber, de hecho hay, alternativas sensatas a la ética despiadada de Silicon Valley, que Hoffman implícitamente suscribe. Sólo hay que mirar, con entusiasmo y espíritu positivo, hacia otras partes.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Economía, Emprendimiento, eTIC@, Sociedad Líquida

Un país que se liquida

F. M. Alvaro escribe en la Vanguardia sobre “La Catalunya tuneada, a raíz de un estudio de Esade y la Fundación Carulla.

No teniendo el estudio a mi alcance (cuesta 38 € !!!), daré crédito a las conclusiones del articulista:

Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo PolíTIC@s

Me pre-jubilaron (Update)

Me pre-jubilaron hace casi un mes. Pero estoy bien, gracias. Entre otras cosas colecciono, cuando los pillo, recortes de prensa sobre la cuestión de las prejubilaciones. Ahí va una muestra.

En El País, Margarita Rivière opina que las prejubilaciones a los 50 son “un desperdicio de talento, de vidas dedicadas al aprendizaje de un oficio y, también, del esfuerzo colectivo por dotarnos de ese valor social -público- de la experiencia“.

En La Contra de La Vanguardia, un experto en gestión del talento afirma que:

Hay muchos perdedores entre quienes ahora aprovechan para despedir, y así, sin darse cuenta, van privando a la empresa de talento y capital humano con la mirada fija sólo en los resultados a corto. Al final, sólo les quedará despedirse a sí mismos…

Finalmente , en una entrevista en El País, el Director de Empleo de la Comisión Europea sostiene que “La prejubilación es lo más fácil a corto plazo” y que:

“… en términos de capital humano, de eficacia del mercado de trabajo y de cohesión social, es la peor de las soluciones. Los países donde mejor funciona el mercado de trabajo tienen una tasa de actividad de los mayores de 50 años muy alta. Un trabajador de 48 años está en plena actividad y puede contribuir a la sociedad de manera excepcional“.

Opiniones. Por mi parte, es éso último estoy:  trabajando en la definición de un proyecto que espero represente una contribución a la sociedad. Apechugando, por fuerza pero ilusionado y disfrutando con ello, con el imperativo de la modernidad líquida de “buscar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema“.

Let’s do it” recomendaba Cole Porter y repite Kim Bassinger. Pues a ello; más o menos.

4 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Let’s misbehave

Si es a la vez cierto que:

La sociedad líquida nos fuerza a encontrar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema.

y que

Lo que la crisis muestra más claramente es lo profundo de las contradicciones y limitaciones del sistema.

lo que menos corresponde es conceder al dichoso sistema demasiadas atribuciones, demasiadas reverencias. Es un buen momento para ponerlo en cuestión, sobre todo en la práctica.

Cole Porter sugirió una receta:

The world’s in slumber, let’s misbehave.

Siempre es un placer escucharle (magnífica, por ejemplo, la versión de Elvis Costello en De-Lovely), bailar su música … y recordar que sería difícil separar el genio de Porter de su hábito de mis-comportarse. Lo intentaremos.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

2 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Me han pre-jubilado

La empresa en la que llevaba trece años trabajando me ha prejubilado. Comprometiéndose a abonarme durante un tiempo una cierta cantidad de dinero sin exigirme a cambio que trabaje; y dejándome además una casi total libertad de ocuparme en lo que más me  apetezca.

Según me escribe un colega inglés, al personal al que se aplican estas medidas se le califica allí como ‘redundant‘ . Que sugiere una interpretación del estilo: ‘No sólo podremos espabilarnos sin su colaboración, sino que incluso nos sobrará un dinero, del cual le transferiremos una parte‘.

sennettA los de mi generación se nos educó, o se intentó educarnos, para sobrevivir en una sociedad de productores. En la que a una persona se le considera adecuada en la medida en que la que produce o es capaz de producir algo que se considera útil, necesario o conveniente. Me dijeron, al comunicarme la noticia, que no debería tomármelo como algo personal; que se trata de una política de empresa que se aplica a (casi todos) los empleados que superan una cierta edad. Así y todo, sentirse ‘redundant‘ no resulta precisamente halagador: Richard Sennett ha escrito espléndidamente sobre la experiencia.

blog_090105También Rafael Argullol se despachaba no hace mucho en El País en contra de la práctica de prejubilar por razón de edad. Suscribo en buena medida sus reflexiones. Pero encuentro que algo les falta.

Mi empresa puede considerarme ‘redundant‘, pero yo no me considero inútil (todavía). Me enfrenta, eso sí, la a responsabilidad de decidir por mí mismo cómo ser lo más útil posible y en qué sentido. Una responsabilidad que la disciplina de una gran empresa hace a menudo fácil eludir. Y que tiene dos caras. De una parte, la dificultad de ‘encontrar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema‘ (Bauman dixit). De otra, la inspiración de estas palabras, que se atribuyen a Goethe:

“Concerning all acts of initiative (and creation) there is one elementary truth, the ignorance of which kills countless ideas and splendid plans: that the moment one definitely commits oneself, then providence moves too ..

Whatever you can do, or dream you can, begin it. Boldness has genius, power, and magic in it”.

A ello me pongo. Entre los intereses que mantengo está el de la reflexión sobre las cuestiones de “Información, Tecnología y Sociedad” que inspiran este blog y que pretendo continuar durante 2009. Desde que lo empecé nunca me ha hecho falta añadir a mi identidad la de la empresa en la que trabajaba. Así y todo, no tratándose de un secreto para nadie, entendería como lógico que algunos lectores aplicaran un cierto filtro  a lo que leyeran; yo mismo me sentía obligado a imponerme una cierta dosis de autocensura. Ya no.

Confío en que nos mantengamos en contacto. Feliz 2009!!!

15 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Leyendo a Patrick Modiano

En el café de la juventud perdida

“En esa vida que a veces nos parece como un gran solar sin postes indicadores, en medio de todas las líneas de fuga y de los horizontes perdidos, nos gustaría dar con puntos de referencia, hacer algo así como un catastro para no tener ya esa impresión de navegar a la aventura. Y entonces creamos vínculos, intentamos que sean más estables que los encuentros azarosos”.

La novela de Patrick Modiano está ambientada en el París de los años 60. La cita que reproduzco me sugiere que ya se estaba entonces al principio de la sociedad líquida, donde cada uno se ve forzado a buscar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema.

Sólo que entonces no había los Facebook y similares para encontrar vínculos. Aunque no estoy seguro de que los que se establecen con estas redes sociales le parecieran lo bastante estables al protagonista.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

‘Enjambres’: Una metáfora de la sociedad líquida

bauman_081113Nuevo libro de Zygmunt Bauman: “Does Ethics Have a Chance in a World of Consumers?” Más académico y difícil de leer que muchos de los anteriores. Quizá menos recomendable.

Pero siempre encuentra uno, leyendo a Bauman, perlas sobre las que detenerse. En este caso, su brillante metáfora sobre los ‘enjambres‘:

“En la sociedad líquida moderna, los enjambres tienden a reemplazar a los grupos, con sus líderes, jerarquías y órdenes jerárquicas. Un enjambre puede manejarse sin necesidad de toda esta parafernalia sin la que un grupo no podría existir. Los enjambres no necesitan la carga de las herramientas de supervivencia del grupo: se juntan, dispersan y reagrupan de una a otra ocasión. guiados cada vez por relevancias distintas e invariablemente mutantes, atraídos por blancos móviles y cambiantes. El seductor atractivo de los blancos móviles es suficiente para coordinar los movimientos del enjambre”.

Una descripción que puede aplicarse a colectivos conectados y desconectados. A grupos de ‘aliens‘, pero también a ‘nativos digitales’. Me ha interesado también la distinción entre enjambre, comunidad y sociedad; ¿a que sugiere ‘marcos mentales’ muy distintos?

“El confort de un enjambre proviene de la seguridad del número, de la creencia en que la dirección de actuación debe de haberse seleccionado apropiadamente, dado que es seguida por una multitud impresionante; de la suposición de que tantas personas sintientes, pensantes y que escogen libremente no pueden haber sido engañadas a la vez”.

Que cada cual piense y proponga sus propios ejemplos y contraejemplos.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

Un mercado de cosas en las que creer

Vagabundeando por la blogosfera llego hasta una entrevista promocional con un gurú del marketing, que ‘vende’ su nuevo libro (titulado ‘Tribus’). Según parece, le inspiró la frase de la figura (publicada en The Gapingvoid hace años). Traduzco un fragmento de la entrevista:

“No puedes beber más agua embotellada de la que bebes. Ni comprar más vino. Ni más té. No puedes llevar más de un par de zapatos en cada momento. No te pueden dan dos masajes a la vez …

Si es así, ¿qué crece? ¿qué venden los marketinianos que escale?

Te lo diré. Creencia. Pertenencia. Relevancia. Marcar la diferencia”.

Me inquieta; y me asusta que un ilustre ilustrado-TIC lo recomiende. Porque, si lo entiendo bien, la idea que subyace es: ‘Como la sociedad líquida obliga a los individuos a buscar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema, como éso es difícil y mucha gente se siente perdida, aprovechemos su vulnerabilidad para venderles algo, lo que sea‘.

Leo también que el entrevistador sostiene que:

“La gente no sólo se está volviendo más exigente como consumidores, sino también como entidades espirituales. El ‘branding’ es un ejercicio espiritual”.

Lo cual me parece una completa y total perversión de lo que yo entiendo y respeto como espiritual. Y también una perversión deleznable del lenguaje.

Leo finalmente que el entrevistado sostiene en su blog que:

“En un momento u otro, la web se concreta en choques con cosas con las que podrías estar en desacuerdo. Esta es mi parte favorita. Ahí es donde aprendes”.

Sobre este asunto, es lo único en lo que coincido con el entrevistador, el entrevistado y quien me ha llevado hasta ellos.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Vinton Cerf y la modernidad líquida

Leo en The Guardian una entrevista con Vinton Cerf, uno de los  ‘padres’ de Internet y actualmente el ‘Chief Internet Evangelist‘ de Google. A la pregunta de “quién limpiará Internet ahora que está llena de timadores, spammers y criminales que controlan redes de ordenadores zombies” , Mr. Cerf responde:

“Cada cual a su aire. A fin de cuentas, parece que cada máquina se ha de defender por sí misma. Internet se diseñó así”.

Una de las críticas de mayor profundidad de sociólogos como Bauman o Beck a la actual situación de modernidad líquida es que se hace a cada individuo responsable de encontrar soluciones biográficas, y por tanto particulares, a las contradicciones del sistema. Lo que no parece disgustar a Mr. Cerf.

Langdon Winner ha descrito lúcidamente cómo la elección de desplegar una tecnología, que puede generar más adelante ‘efectos colaterales’ indeseados, equivale en la práctica a firmar un contrato cuyas consecuencias globales no se conocen hasta mucho más tarde. Porque la consideración de los efectos potenciales a plazo raramente se incluye en el proceso de decisión.

Las declaraciones de Vinton Cerf encajan perfectamente en este patrón. A mí no deja de parecerme una evangelización inquietante.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Prospectiva, Sociedad