Archivo de la etiqueta: Prospectiva

Twitter y Skype: Prospectiva en perspectiva

How the Internet killedAlgunos comentarios, que agradezco, a mi entrada anterior sobre Twitter me impulsan a ampliar la exposición de mi punto de vista.

The Economist, una publicación por la que tengo un enorme respeto, pronosticó en una portada de 2005 el fin del negocio de las telecos («How the Internet Killed the Phone Business«).

En ese momento, cuando la telefonía móvil era ya un negocio consolidado, el titular, con la imagen de esos postes telefónicos caídos, parecía un poco sensacionalista. En el interior, sin embargo, la sustancia del artículo se centraba en el potencial disruptivo de la telefonía sobre IP (VoIP), y en particular de Skype, entonces una empresa emergente.

Unos años después, los hechos hablan por sí mismos.

  • Las operadoras telefónicas siguen ganando dinero, incluso con las líneas fijas, porque se han vuelto más eficientes, porque han rentabilizado su oferta de banda ancha, y porque han integrado en sus redes adoptado la tecnología de VoIP.
  • Skype es un servicio enormemente popular y rentable, aunque de tamaño menor comparado con el de las operadoras. Algo que sospecho que sus creadores ya vaticinaban cuando vendieron Skype a eBay por mucho más de lo que ahora vale.

Mi apuesta en la entrada anterior es que el futuro de Twitter será similar al de Skype. La mantengo.

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Prospectiva

Tecno-utopizando (esta vez sobre Twitter)

blog_090626Quizá por coincidencia con el uso de Twitter por la oposición en Irán, o quizá no, la revista TIME dedicó una portada reciente a Twitter, presentándolo como una herramienta que cambia o cambiará nuestras vidas. Un titular apropiadamente jaleado desde la comunidad de los ‘ciberlibertarios e ‘ilustrados-TIC‘. Para algunos, el acceso a Twitter es incluso cuestión de Estado.

blog_090625No oculto que me irrita el sensacionalismo en general, y quizá más el de algunos ciber_utopistas cuya ideología e intenciones quedan muchas veces convenientemente oscuras. En este caso, me limitaré a dos consideraciones breves:

  • El ‘track record‘ de la revista TIME como oráculo tecnológico no es precisamente brillante. He recuperado de mi colección una de las portadas que dedicaron (en 1993!) a las ciberautopistas, que todavía no tenemos. Hay más ejemplos.
  • Me he molestado en poner en un gráfico, por eso del impacto visual, algunos datos sobre tecnologías y habitantes en el mundo. Para que Twitter saliera en el mapa habría que agrandar la figura a varias pantallas.

Puestos a destacar cuestiones que son o debieran ser cuestiones de Estado, las hay mucho más relevantes que Twitter.

Una cuestión final. Twitter no tiene ingresos, por el momento, por lo que puede o no acabar siendo una empresa viable. Puestos a hacer futurología, digamos que a cinco años vista, se me ocurren varios escenarios:

  1. Twitter sobrevive como empresa y como marca.
  2. Twitter es absorbida por otra empresa de Internet, y los servicios à la Twitter se convierten en una ‘commodity’.
  3. Otro (por especificar).

Yo apuesto por el segundo. ¿Y vosotros?

9 comentarios

Archivado bajo Prospectiva

TV Digital: Promesas Incumplidas

Con ocasión del apagón analógico de la televisión en EEUU (previsto para mañana), el Washington Post publica un artículo con el (autoexplicativo) título «Broadcast TV Never Converted its Digital Dream«.

Parece que las promesas que desde hace décadas se venían asociando a la TV digital no van a cumplirse, por lo menos inicialmente:

«El futuro llega oficialmente esta semana, y … bueno, no es exactamente como se había anunciado […]

En la víspera de completar la transición a la TV digital, ninguna de sus  brillantes propuestas se ha materializado. Cuando se le pidió la semana pasada una lista de los servicios interactivos que la TV digital prestaría inicialmente, el representante de la NAB (Asociación Nacional de Cadenas de TV) no fue capaz de nombrar ninguna«.

blog_090611

Portada de TIME 12/4/1993

Como muestra la portada de TIME adjunta, la promesa de la TV digital es anterior incluso a la eclosión de Internet. ¿Cómo explicar que se haya incumplido?

La explicación que destaca el Washington Post es la incapacidad de la industria de la TV para innovar aprovechando las capacidades de la nuevas tecnologías y los cambios de preferencia de las audiencias. Pone en este sentido a las televisiones en el mismo saco que a los editores de diarios y los productores de automóviles.

blog_090611bAlgo de ésto habrá. Pero yo añadiría que se trata de un ejemplo más de lo arriesgado de hacer promesas basadas en el potencial abstracto de las tecnologías, aisladamente de los condicionantes de la sociedad o de segmentos relevantes de ésta. El titular adjunto de mi admirado The Economist me parece bastante ilustrativo.

En todo caso, nada de ésto sucederá en España, ¿o sí?

2 comentarios

Archivado bajo Innovación, Prospectiva, Sociedad

Marcos mentales (3): Presbicia tecnológica

Las reacciones al reciente anuncio de que Sony ha ganado a Toshiba la batalla por la nueva generación de DVDs me motivan a intentar un apunte sociológico sobre los diversidad de «marcos mentales» que se aplican a las cuestiones relacionadas con las tecnologías de la información.

La valoración del Financial Times es que:

La existencia de un único formato debería acelerar la transición hacia la nueva tecnología [de alta definición] en el mercado de los DVD domésticos, que mueve 24.000 millones de dólares.

Presentan un «marco» para la noticia (la batalla por la renovación de los reproductores). Y un dato relevante (el nada despreciable tamaño de un mercado).

Por su parte, el tratamiento del NewYork Times introduce un matiz interesante sobre la victoria temporal de Sony:

Los reproductores Blue-Ray cuestan ahora mismo entre 350 y 400 dólares. La mayoría de la gente se contenta con comprar un reproductor DVD más moderno, pagando sólo 79 dólares, antes que pagar entre 350 y 400 dólares por un Blue Ray. […] Las ventas de Blue ray representarán menos del 25% de los reproductores a menos que el precio baje hasta entre 150 y 200 dólares.

La cuestión, pues, sería si Sony es capaz de bajar los precios hasta estos niveles, y a qué velocidad. Una cuestión de marketing y estrategia comercial.

Pero hay más. Otro artículo del Financial Times destaca un matiz adicional:

El beneficio real podría no provenir tanto de los reproductores, que tendrán inevitablemente una erosión de precios y márgenes con el tiempo, como por la titularidad de los derechos de propiedad intelectual del estándar ganador. Sony y Panasonic podrían obtener beneficios similares a los que Philips cosechó con el estándar CD.

no-ven-de-cerca.jpgPero aún hay más. Otra vez según el NewYork Times:

Corre por la blogosfera la idea de que la victoria de Sony […] es intranscendente porque la gente pronto estará descargando videos de alta definición de la red antes que comprarlos en disco. [Pero] las descargas son demasiado difíciles para el mercado de masas. Comprar discos es fácil de hacer y de entender.

Sobre esta cuestión, la opinión del Presidente de Sony es que «Faltan cinco años para las descargas. El mundo estará en bienes empaquetados por lo menos durante cinco a siete años».

Supongo que es inevitable que haya algún «ilustrado-TIC» que disiente:

Esta victoria de Sony puede ser completamente pírrica: a nadie se le escapa que el formato de plástico para almacenamiento de materiales audiovisuales resulta cada vez más obsoleto, que se trata fundamentalmente de una maniobra de huida hacia delante de la industria ante la copia de sus contenidos y para restringir el derecho de copia privada, y que el formato en el que manejaremos nuestros datos en el futuro no es otro que las descargas.

No queda claro a quién se refiere cuando es escribe en primera del plural, ni el horizonte de ese futuro. Para algunos es más fácil ver de lejos que de cerca.

Otra cuestión, finalmente, es por qué nos ha de interesar esta cuestión en estos lares, cuando no producimos aparatos y apenas contenidos. Pero ésta equivale a preguntarme sobre la razón por haber escrito estas líneas, justo cuando he acabado de hacerlo. En fin.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Propiedad Intelectual, Prospectiva, Sociedad