Archivo de la etiqueta: Políticas públicas

Animal Spirits (Spanish version)

animalspiritsUna de mis lecturas económicas de estas semanas es «Animal Spirits«, del premio Nobel G.A. Akerlof y del especialista en burbujas R.J. Shiller, subtitulado «Cómo la psicología humana impulsa la economía, y por qué ello es importante para el capitalismo global».

Uno de los ‘animal spirits‘ a los que se refiere es la confianza:

«Durante los buenos tiempos, la gente confía. Toman decisiones espontáneamente. Saben por instinto lo que tendrá éxito. Ponen en suspenso sus sospechas. Los valores de los activos serán altos y tal vez también crecientes […] Cuando la confianza desaparece, la marea baja. La desnudez de sus decisiones queda al descubierto».

Algo que ilustra estupendamente, aunque sin citarlo, el último Informe Mensual del Servicio de Estudios de ‘la Caixa’.

Fig. 1

Fuente: Servicio de Estudios de 'la Caixa'

Empieza por observar que España es uno de los países de mayor crecimiento económico reciente, pero también aquel en que la crisis ha ocasionado una mayor tasa de paro.

Fig. 2

Fuente: Servicio de Estudios de 'la Caixa'

Fuente: La Vanguardia, 5/8/2009

Fuente: La Vanguardia, 5/8/2009

¿La causa? El peso de la construcción en el empleo en España ha sido también muy superior al de otros países. Algo repetido, pero que impresiona más reflejado en una gráfica. ‘Easy come, easy goes‘, dicen los sajones.

¿Una casualidad fortuita?

Difícilmente. El gráfico adjunto, publicado hace pocos días en La Vanguardia, muestra la evolución durante los últimos años del crédito a las promotoras. Creo que se explica por sí solo.

No sé si sería correcto traducir ‘animal spirits‘ por ‘espíritus de animales‘. Por tanto, aunque me tienta, me abstendré de hacerlo.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Sociedad

¿No son responsables? o ¿Son irresponsables?

«La Vanguardia» publica estos días, bajo el titular ‘Radiografía de España 2009‘, entrevistas con sociólogos de prestigio.  En una de ellas, el presidente de Metroscopia nos informa de que:

«Al ordenar de mayor a menor importancia a los culpables de la crisis, los españoles colocan en primer lugar a George Bush. En segundo lugar, al sistema bancario internacional; en tercer lugar, al sector inmobiliario mundial, y en cuarto, casi empatado con el anterior, al sector inmobiliario español. El Gobierno actual y el anterior aparecen muy abajo, en la cola de los posibles causantes de la crisis».

blog_090609

"¿Pueden sacarnos de la crisis los que nos metieron en ella?" (Cartel electoral, Junio 2009).

En otra entrevista, el director de ‘Temas para el Debate‘ explica que:

«Cuando preguntamos quién cree que tiene más poder, los bancos aparecen los primeros, con el 62%, luego los medios de comunicación, con el 41%, empatado con el gobierno. Luego vienen los jueces, los partidos políticos, la CEOE y después el Parlamento. Es decir, que la sede de la soberanía ocupa la séptima posición, mientras que los poderes económicos aparecen muy prominentemente».

Puede que a algunos políticos, incluyendo los que diseñaron el nefasto cartel electoral de la imagen, ese diagnóstico les tranquilice. Porque pueden utilizarlo para eludir responsabilidades. Pero el diagnóstico tiene otra lectura: si la gente concluye que nuestros gobiernos y nuestros partidos no son responsables, ¿no será que les están tildando de irresponsables?

Si fuera un ‘ilustrado-TIC‘, tal vez aprovecharía la ocasión para apostillar que la eGobernance aliviará esta indefinición de responsabilidades. No lo haré, porque no creo que el núcleo de esta cuestión sea un déficit de tecnología.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Humanismo.com, Políticas públicas, Sociedad

Se olvidan de las TIC (una vez más)

blog_090805Se acaba de publicar, bajo los auspicios de IESE y de la patronal Foment del Treball, un informe titulado «Competitiveness in Catalonia» (Competitividad en Cataluña).

Aún sin digerirlo por completo (el resumen ejecutivo tiene 32 páginas) no puedo resistir el impulso de reseñar lo que me parece una carencia importante:

No se aborda (apenas)  la influencia del déficit de uso de las TIC en la competitividad.

Una omisión sorprendente, porque se empieza señalando la baja productividad como uno de los principales lastres para una mayor competitividad de Cataluña.

blog_09085bComo se muestra en la gráfica, el aumento del empleo ha contribuido mucho más que la productividad al crecimiento reciente de la economía. No sólo éso: a partir de 2002 y hasta el inicio de la crisis, la baja productividad ha lastrado el crecimiento.

Convencido de  que el uso inteligente de las TIC es un factor clave de productividad, hubiera esperado que la poca intensidad de uso de las TIC por parte de las empresas (y de las Administraciones Públicas) se tratara con alguna profundidad en el resto del documento.

No es así. La única referencia a las tecnologías se inserta en la recomendación de:

«Aumentar la competencia en los servicios (implantando la directiva de servicios de la UE) para reducir costes e inducir la adopción de las tecnologías de la información«.

Una línea que se me antoja doblemente errónea.

  • En primer lugar, porque se sabe que el precio no es el principal inhibidor de un mayor uso de las TIC en las empresas.
  • Porque si, como presumo, los precios a los que se alude son los de las telecomunicaciones, los autores estarían pasando por alto que el porcentaje de empresas conectadas a Internet está entre los más altos de Europa. Los déficits en el uso de las TIC están mucho más en el uso de la informática que en el de las Telecomunicaciones.

Estaría bien que surgiera, desde el sector de las TIC, la petición de debatir a fondo el informe y aclarar los motivos de esta omisión. Que no es la primera vez que se produce.

¿Comentarios?

6 comentarios

Archivado bajo Economía, Políticas públicas

Liderazgo para tiempos de crisis

Leo en ‘strategy+business‘ una pieza  (‘Leading Out of the Downturn‘) que se pregunta sobre «¿Qué deberían hacer los líderes en este entorno deprimido?».

Según el experto entrevistado, lo principal es tomar en cuenta que tenemosa menudo una idea inconsciente de la situación actual y hacia dónde es probable que evolucione (el ‘futuro por defecto‘). Una idea que pocas veces se racionaliza, derivada de supuestos, esperanzas, miedos y experiencias arraigadas sobre todo en eventos pasados.

En este contexto, propone que:

«La primera tarea del líder es identificar ese futuro por defecto, analizarlo y cuestionarlo, para a continuación re-imaginarlo y reescribirlo».

blog_090728_b

Algo que no puede hacerse en solitario, sino en comunicación con aquellos a quienes ese futuro afecta. Porque al debatir sobre el futuro por defecto, aparecen también imágenes de otros futuros posibles.

«Una vez éso sucede, la gente empieza a expandir sus perspectivas acerca de lo que sucede; empiezan a vislumbrar nuevos caminos hacia lo que podrían crear. Y cuando empiezan a crearlo, se está reescribiendo el futuro».

Esta lectura me ha traído a la mente la entrevista publicada en La Vanguardia con el President de la Generalitat, que llamaba a huir del ‘pesimismo crónico‘. Una entrevista ilustrada con imágenes de un President abstraído, para nada comunicativo. Aunque esas fotos son mejores que las de entrevistas pasadas, creo que Montilla no ha estado bien aconsejado al elegirlas.

No me resisto a acabar esta entrada sin relacionarla con la temática de la sociedad de la información. En Cataluña y en España:

  • ¿Tenemos una buena percepción de nuestro ‘futuro por defecto‘, de los anclajes que tiene en el pasado?
  • ¿Convendría debatir abiertamente otros futuros posibles y vías plausibles para alcanzarlos?

Mi respuesta a estas cuestiones es NO a la primera y SI a la segunda. Lo cual me deja con la duda de qué hacer al respecto.

¿Comentarios?

3 comentarios

Archivado bajo Innovación, Marcos mentales, Políticas públicas, Sociedad

Marcos mentales: Equilibrar ética y beneficios

Se habla ahora de insuflar nuevas regulaciones y nuevas dosis de ética en los sistemas financieros. Pero, ¿quién pondrá el cascabel al gato?

blog 090727

Según se recoge en la figura, extraída de un reciente Informe Mensual de ‘la Caixa’, la participación del sistema financiero en la creación de PIB de los EEUU ha aumentado de forma sostenida durante las últimas décadas. Tomando el gráfico como referencia,

¿Sería adecuado fijar como objetivo que el peso del sector financiero se situara, por ejemplo, en los niveles de los años 70? Si no, ¿quién y cómo fijaría la referencia?

Además, a menos que se aceptara reducir el nivel de riqueza, ese 10% extra de contribución al PIB se habría de sustituir por otras actividades.

¿Habría gobernantes y Gobiernos dispuestos a (capaces de) asumir una decisión de ese estilo? ¿Lo aceptaría la sociedad?

En cualquier caso, me parece evidente que no se puede confiar la responsabilidad de poner al sector financiero en su sitio, sea el que fuere, a los mismos que desde las instituciones de regulación, y también desde las posiciones académicas, no hicieron lo que necesario para que la trayectoria de los últimos 25 años del gráfico fuera diferente. Y eso, concediéndoles el beneficio de la duda en cuanto a que no hayan contribuido activamente a lo contrario.

Dos apuntes finales:

  • Hay que estar preparados para que alguien, con buena o mala intención, califique la figura como un reflejo de la emergencia de la ‘economía del conocimiento’.
  • En España, reubicar el sector de la construcción representa un problema del mismo orden que el esbozado aquí para el sector financiero en los EEUU.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Humanismo.com, Políticas públicas, Sociedad

Conviene debatir los avances del Plan Avanza

La Fundación COTEC acaba de publicar un informe de valoración, sorprendentemente crítico, lo que se agradece, acerca de los avances del Plan Avanza (el plan de impulso a la Sociedad de la Información por parte del Gobierno del Estado).

El informe de COTEC merece, en mi opinión, algo más que un repaso superficial. Así pues, me abstendré de comentar su contenido hasta haber tenido tiempo para revisarlo más a fondo.

blog_090725No puedo, sin embargo, evitar relacionar ese informe COTEC con las valoraciones que hacen del estado de la Sociedad de la Información en España la Unión Internacional de Telecomunicaciones, la Economist Intelligence Unit o el World Economic Forum. Como este último detalla los componentes de su índice de valoración, me he entretenido en poner en un gráfico la posición relativa de España para cada uno de sus indicadores. Observando:

  • Una gran dispersión de valores en torno a la posición global de España (#53), oscilando desde la alta sofisticación de los mercados financieros (#12) a la calidad de la educación en ciencias y matemáticas (#132).
  • Que los indicadores correspondientes a las Administraciones se sitúan por debajo de la media, destacando la valoración negativa de indicadores como ‘Relevancia de las TIC en la visión de futuro del Gobierno’ (#89) o ‘Exito de las Administraciones en la promoción de las TIC’ (#95).

A destacar también que, así como los indicadores correspondientes a las empresas aparecen valorados por encima de la media, sucede lo contrario con los correspondientes a los individuos. Recuerdo que, preguntando a una vez a un alto cargo sobre la relativamente baja tendencia de los españoles a utilizar las TIC, respondió que eso era un problema de la sociedad, pero no de la sociedad de la información, por lo que no se le ocurría qué hacer al respecto.

Materia para pensar durante y después de las vacaciones.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Sociedad

¿Invertir mucho, o invertir bien?

Vemos en las noticias la intensidad con que el Presidente Obama se aplica a defender su propuesta de reforma de la Sanidad en los EEUU Unidos, un asunto que fue objeto de la última Weekly Address del Presidente.

Cada vez queda más claro que el debate es tanto sobre ‘Salud’ como sobre el ‘coste de la Salud‘. También sobre quién paga este coste y quién se beneficia con las facturas.

Me he entretenido pues en pintar un par de gráficas con datos de la OCDE.

blog_090723aLa primera muestra hasta qué punto el gasto sanitario en los EEUU es superior al de los países más desarrollados, y con tendencia a subir. En palabras del Presidente:

«En los últimos 9 años, las primas de los seguros de salud han crecido tres veces más que el salario medio de las familias […] Incluso quienes tienen seguro médico — y 46 millones de americanos no lo tienen — han visto cómo sus gastos en salud se duplicaban».

blog_090723bLas cifras impresionan más cuando se ponen en valor absoluto, como en el segundo gráfico.

Algún lector puede preguntarse por qué escribo sobre ésto. Una parte de la respuesta está en mi interés por comprobar cómo Obama pasa de ser un candidato espectacular a comportarse como Presidente.

Pero hay un motivo adicional. Muchas veces se argumenta que un país, el nuestro por ejemplo, no va bien porque el porcentaje del PIB que se dedica a tal o cual cosa (la educación, las TIC, …) es demasiado bajo. Las cifras de que acabo de comentar son un contraejemplo a tener en mente. No siempre gastar o invertir mucho es gastar o invertir bien. Sea dinero público o privado.

¿Hay ejemplos relevantes de ese fenómeno en España? Creo que sí.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Economía, Políticas públicas

Se sabe la enfermedad, pero no el remedio

Se sabe que por aquí no progresamos adecuadamente en la incorporación de las TIC al funcionamiento cotidiano del país.

(INCISO: En otro tiempo hubiera escrito ‘en cuanto al desarrollo de la sociedad de la información‘, pero mis amigos no ‘ilustrados-TIC’ me instan a dejar de usar ese término ‘inespecífico y engañoso‘ (Manuel Castells dixit). FIN DEL INCISO).

blog_090718a

Datos: Economist Intelligence Unit (2009)

Recupero el gráfico de una entrada anterior. Muestra claramente la enfermedad. Pero, ¿coincidimos en el diagnóstico?

blog_090721

Datos: Economist Intelligence Unit (2009). (Pinchar para ampliar).

No necesariamente. Un ejemplo. He representado en el gráfico la puntuación de los seis componentes del índice de e-readiness de la ‘Economist Intelligence Unit‘ para España, comparándolas con la de Dinamarca (líder global del índice global) y con las del país líder en cada uno de esos componentes.

Las puntuaciones en Conectividad (equipos e infraestructuras) y Adopción en el mercado (intensidad de uso) irían directamente relacionadas con el síntoma aceptado: una intensidad digital baja en comparación a los líderes. Las otras dos componentes con mala nota (Entorno cultural/social y Políticas/Visión del Gobierno) las pondríamos seguramente en el lado de las causas.

  • ¿Estaríamos de acuerdo en ese diagnóstico? (Apostaría a que las Administraciones, tanto las Autonómicas como la del Estado, no lo están).
  • ¿Daríamos igual puntuación/peso a ambos componentes?

Y, sobre todo, ¿qué propuestas concretas haríamos para mejorar lo antes posible la situación? (El  énfasis en ‘lo antes posible‘ es para pasar por encima de propuestas como ‘intensificar el uso de las TIC en la escuela’. Son indiscutibles, pero sólo tendrán efecto a medio/largo plazo).

¿Comentarios? ¿Sugerencias? (No abandono el tema, e iré compartiendo algunas de las mías).

1 comentario

Archivado bajo Políticas públicas, Sociedad

El valor de reclamar el valor de la cultura

blog_090713 Artículo valioso y valiente de Gemma Lienas en El País en contra de la cultura del ‘free’.

Valiente como es siempre de esperar en una escritora como Lienas, capaz de, para defender su postura en contra de legalizar la prostitución, titular un libro como «Yo quiero ser puta» (que yo, padre de dos hijas, recordaba freudianamente como un «Papá, quiero ser puta» que me hubiera puesto en un serio aprieto).

Valioso porque argumenta, a diferencia de tantos ‘ilustrados-TIC‘, con un sentido común que debiera siempre estar por encima de que uno sea o no internauta. Porque se puede estar a favor de Internet y en contra de la falacia de que sea éticamente aceptable, y mucho menos beneficioso y casi obligado, fusilar y distribuir contenidos en contra de la voluntad de su autor.

En los países sajones hay la tradición de incorporar como asignatura a los curriculums escolares el ejercicio del debate. Si Gemma Lienas me aceptara de compañero de equipo, me encantaría debatir esta cuestión a campo abierto contra una pareja de ‘ilustrados-TIC’. Convencido de que ganaríamos el evento.

Insisto sobre esta cuestión porque pensando que atractivo del ‘free’ puede ser irresistible, pero que no sólo es irracional, sino incluso perjudicial. Porque a menudo impulsadeclinar escoger la mejor oferta para pillar otra que es peor, pero gratis. Porque los apóstoles del ‘free’, conscientemente o no, muchas veces nos engañan.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Economía

¿Cuál será el modelo de sostenibilidad del periodismo?

blog_090622Este es el titular de una entrevista a Michael Eisner, ex Presidente de Disney, entre otras cosas. En el contexto del debate actual sobre el futuro de la prensa y el periodismo, Mr. Eisner sostiene que:

«Cuando alguien le diga que los periódicos desaparecen, ríase de él. Siempre habrá información – en el soporte que sea- y gente que pague para que se la jerarquicen e interpreten«.

Creo que tiene razón. Pero lo que está precisamente en el núcleo del debate es cómo será el modelo de negocio o de organización que sostenga a quienes  ‘jerarquicen e interpreten la información‘.

Pienso que si la cuestión fuera trivial, el Senado de los EEUU se hubiera ahorrado la organización de una sesión sobre el futuro del periodismo. En la que, como comenté en una entrada anterior, Google abogaba por «tratar el artículo como la unidad atómica de consumo», con la consecuencia de requerir «un enfoque de monetización distinto: cada artículo individual tiene que autofinanciarse“.

Una propuesta que apuntaría a que la empresa periodística, entendida como la organización que  rentabilice el trabajo de los periodistas que emplea, desaparecería al ser Google el intermediario de monetización de las noticias. En la misma sesión, Adriana Huffington, responsable de ‘The Huffington Post‘, abogaba por un enfoque híbrido en el que la función periodística se cubriría (por lo menos en buena parte) a base de ‘periodismo ciudadano‘ y de ‘fundaciones sin ánimo de lucro interesadas en permitir a los periodistas independientes la capacidad de ir detrás de reportajes importantes’.

Hay pues una variedad de escenarios propuestos para el futuro del periodismo. ¿Cómo se determinará su futuro? ¿Es suficiente dejarlo al arbitrio del ‘libre mercado‘? ¿Deberían intervenir los Estados desarrollar una estrategia de ‘ingeniería social‘ orientada a asegurar la sostenibilidad del periodismo entendido como una función social necesaria?

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Políticas públicas