Archivo de la etiqueta: p2p

¿Estamos pagando justos por descargadores?

Si las descargas de Internet en España, que consumen la mayor parte de los recursos de red, se redujeran al nivel europeo: ¿Se traduciría ello en una reducción de costes para las operadoras? ¿Estarían dispuestas a repercutir el ahorro en la mayoría de clientes que no descarga?

blog_090423aComentaba en una entrada anterior que el porcentaje de internautas españoles que descargan habitualmente música y videos de Internet es muy superior a la media europea. El volumen de recursos de red que consumen debe ser pues más elevado que el del internauta europeo medio. Asimismo el coste que estos recursos representan para los operadores que proveen el acceso a Internet. Un coste que a buen seguro éstos repercuten en sus clientes, de un modo proporcionalmente más alto (y más injusto) en la mayoría que no descarga.

¿Es ésa la razón de que el coste de Internet en España sea comparativamente alto? ¿Es la minoría de ilustrados-TIC y descargadores de Internet, la misma que reclama precios más bajos para la banda ancha, parcialmente responsable de que las operadoras no los bajen?

Estaría bien conocer una respuesta argumentada con datos. De todos modos, se informa de que en Suecia, donde la tasa de descargas es todavía más alta, el tráfico de Internet bajó de golpe m´s de un 30% cuando entraron en vigor medidas contra las descargas ilegales. Según un operador de Internet de ese país:

«El tráfico de Internet en Suecia es ahora aproximadamente el mismo que en los países del sur de Europa. Con estos niveles, no necesitaríamos una infraestructura mejor que la que tienen en Italia, por ejemplo».

Una reflexión interesante a la hora de valorar a qué ritmo y con qué estrategia desplegar nuevas redes de fibra óptica y de banda más ancha. Tema para otro día.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Infraestructuras, Marcos mentales, Políticas públicas, Propiedad Intelectual, Sociedad

Una cuestión de prioridades

¿Debería la nueva Ministra de Cultura sentirse presionada por las revindicaciones de una minoría de internautas acerca de la descarga de música y películas en Internet?

Creo que no. Yo, por lo menos, tendría otras prioridades.

blog_090416En mi entrada anterior mostraba gráficamente que sólo una minoría de internautas descarga habitualmente música y videos de la Red. Una minoría menor, pero ruidosa.

Esta vez he representado en el gráfico adjunto el número (en miles) de ciudadanos que (según datos de 2008 del INE) no se conectan o no descargan, así como el número de descargadores, agrupados por frecuencias. Habría así en España alrededor de 4 millones de descargadores internéticos habituales.

Muchos. Pero, ¿tantos como para concederles una atención prioritaria?

Supongamos que los descargadores amenacen con darse de baja de la banda ancha si no se consideran debidamente atendidos. ¿Debería esa amenaza considerarse como tal?

Pienso que no. En primer lugar, porque me sorprendería mucho que los descargadores se dieran de baja masivamente si no se atienden sus revindicaciones.

De otra parte, ¿cuál sería el impacto de perder como usuarios de banda ancha a aquellos cuyo interés prioritario en una línea fueran las descargas?

Sería cuestión de valorarlo en detalle. Pero intuyo que no disminuiría la productividad del país. Y que los operadores harían sus números; porque seguro los descargadores, que son los que consumen más recursos de red, no deben ser los clientes más rentables. Y quizá las Administraciones se pondrían las pilas para interesar en apuntarse a la banda ancha a los 14 millones de ciudadanos que aún no se conectan a Internet. Un objetivo que debiera tener la máxima prioridad.

¿Comentarios?

8 comentarios

Archivado bajo Políticas públicas, Sociedad

Internautas, ciudadanos y descargas

¿Es aceptable argumentar que «los» internautas defienden la plena libertad en las descargas de video y música en Internet?

Creo que no.

El párrafo que sigue es un fragmento literal (con negrillas añadidas) de un alegato típico de rechazo al nombramiento de la nueva Ministra de Cultura:

«Nos toca demostrar que los internautas no somos cuatro gatos, que no somos una panda de tipos raros cuya opinión se puede ignorar alegremente, que somos representativos de un amplio sector de la ciudadanía y que la política no puede de manera sistemática ignorar nuestras peticiones, no puede hacerse al margen de la opinión de los ciudadanos«.

Como, por lo menos en este momento, la revindicación central de estos ‘ilustrados-TIC‘ parece ser la total libertad en las descargas de música y videos en la red, me ha interesado buscar cifras ayuden a estimar su grado de representatividad. Entre el conjunto de los internautas y entre los ciudadanos.

blog_090415

Las gráficas muestran, salvo error u omisión, a partir de datos del INE, el porcentaje de usuarios de Internet y el porcentaje de ciudadanos que utilizan servicios P2P para descargar música y videos, y la frecuencia con la que lo hacen. Cada cual puede sacar sus propias conclusiones.

La mía es que, tomando como hipótesis probable que los portavoces de la campaña estén entre los usuarios más intensivos del P2P, podrían representar a entre el 5% y el 20% de los internautas o a entre el 3% y el 12% de los ciudadanos. Una minoría respetable, sin duda alguna, pero una minoría. Más estentórea, pienso, que representativa. Les pediría, como ciudadano y como internauta, que no tomen mi nombre en vano.

¿Comentarios?

10 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Políticas públicas, Sociedad

La atracción del Mal

Entrevistan en Público a Pablo Rodríguez, director científico de Internet de Telefónica I+D y uno de los especialistas mundiales en los protocolos P2P.

Una tecnología polémica, porque subyace a prácticas de ‘bajarse’ contenidos de Internet que algunos califican como violación de los derechos de propiedad intelectual, pero que otros defienden como un derecho inalienable del internauta. Preguntado sobre esta cuestión, el investigador responde (negrillas añadidas):

«Hay que trazar una gran diferencia entre la tecnología en sí y el uso que se hace de ella. Nosotros, como ingenieros, siempre intentamos mejorar la tecnología el máximo posible, pero el uso que se le da es totalmente impredecible. […] El P2P sin duda contribuirá a desarrollar la Internet del futuro. Esta tecnología se integrará cada vez más en nuestra vida sin saber que la estamos utilizando».

Intuyo que Pablo tiene razón al predecir que el P2P será una parte integral del Internet del futuro (para contenidos propietarios y no propietarios). Pero no estoy tan de acuerdo en considerar que los usos de las tecnologías (esas y otras) sean impredecibles.

Recuerdo, por ejemplo, que hace muchos años, antes de Internet, un articulista del Financial Times propuso una ‘ley dura’ de las TIC de consumo: un indicador de éxito es su adopción por la industria del la pornografía. Repasemos: imprenta, fotografía, video, cd-rom, dvd, Internet.

Sabemos además que el crimen organizado sabe muy bien cómo utilizar las TIC como apoyo a sus actividades, que se estima que mueven entre el 2,5% y el 5% del PIB mundial. O sea, varias veces el importe del fondo de rescate de Bancos que prepara la Administración de los EEUU.

Resumiendo. Podemos estar seguros de que las fuerzas del Mal intentarán (y conseguirán) utilizar los avances tecnológicos para sus fines. Y que, como el Mal fascina, tendrán tanta o más repercusión que el modo en que las usen las fuerzas del Bien. Real como la vida misma. Al fin y al cabo, también el Infierno de Dante es la porción más famosa de la Divina Comedia.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Equilibrio y neutralidad de red

La FCC, el regulador de las telecomunicaciones en EEUU, acaba de publicar su decisión sobre el caso Comcast. Que constituirá con mucha probabilidad un precedente sobre la cuestión de la neutralidad de la red. Y que vale la pena comentar, aunque sólo fuera para que las únicas opiniones al respecto no fueran las de los activistas de la causa o, Dios nos libre, las de los agit-prop más cercanos.

¿De qué va el ‘caso Comcast’? Traduzco del documento de la FCC (con énfasis añadido por mí):

«En los hechos de este caso consideramos si Comcast, un proveedor de acceso en banda ancha a Internet sobre líneas de cable, puede señalar e interferir selectivamente en las conexiones de aplicaciones P2P. Aunque Comcast alega que su conducta es necesaria para aliviar la congestión de red, concluimos que la práctica discriminatoria y arbitraria salpica los beneficios dinámicos de una Internet abierta y accesible y no constituye una gestión de red razonable. El perjuicio aumenta por la negativa de Comcast a comunicar sus prácticas a sus clientes»

Hasta donde yo entiendo, el dictamen de la FCC contiene dos conclusiones claves, aunque evidentes, que ayudan a precisar el alcance de la ‘neutralidad de red’:

  • El proveedor de acceso no puede discriminar arbitrariamente entre tipos de tráfico.
  • El proveedor de acceso debe publicar apropiadamente las prácticas de gestión de red que escoja implantar (sobre las que la FCC escoje explícitamente no pronunciarse).

Pero el dictamen de los comisionados incluye muchos detalles de lo que se considera no incluido en el concepto de ‘neutralidad de red’, y que he intentado resumir en el mapa mental adjunto. De entre ellas destacaría, porque contravienen la falacia de que ‘los bits son sólo bits‘ y por tanto iguales, que:

  • La FCC reconoce la necesidad de los proveedores de acceso a implantar prácticas ‘razonables‘ de gestión de red.
  • Que, dado que el 5% de los usuarios genera el 80% del tráfico, el proveedor de acceso podría «poner límites a la capacidad media de los usuarios y cobrar tarifas adicionales a los usuarios más agresivos», o incluso «limitar la velocidad de conexión de los usuarios que utilizan mayor capacidad», aunque no por el hecho de que utilicen el protocolo P2P.
  • Que, si bien el P2P es legal, no lo es utilizarlo para prácticas ilegales, incluyendo las que violaran la legislación de propiedad intelectual u otras.

Una decisión equilibrada, pienso, sobre un asunto que aún dará muchas vueltas. Será interesante seguir cuáles son sus repercusiones y cómo se comentan.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Tecnología, ética, legalidad

La prensa se hace hoy eco de la demanda de cuatro compañías discográficas contra el creador de un sitio web que distribuye software para el intercambio P2P de archivos de música y video a través de Internet.

Ya he escrito en otras ocasiones sobre esta cuestión. Por analogía con las fases de evolución mental de una persona que se enfrenta a un problema grave de salud, las compañías parecen no haber superado todavía la fase de negación y rabia, y se atascan ahí en vez de afrontar una terapia de sanación integral, que en su caso llevaría a revisar a fondo sus modelos de negocio. Además, si es cierto que la tienda iTunes de Apple es, por su volumen de ventas. la primera distribuidora mundial de música, parecería más lógico que fuera Apple, y no las discográficas, quien se dedicara a perseguir legalmente a los promotores del P2P gratuito. Lo cual no está sucediendo, por lo menos que yo sepa.

Si retomo el asunto, es para destacar una declaración del denunciado, que pienso merece una cierta reflexión y debate:

«Hacemos I+D y hemos distribuido ya nuestro producto a 20 millones de usuarios. No creo que ningún juez vaya a tachar de ilegal el desarrollo de un código, de una tecnología».

Haciendo abstracción del contexto concreto:

  • La I+D, el desarrollo de un software, un código, una tecnología que facilite el desarrollo de una actividad manifiestamente ilegal, ¿sería legalmente perseguible? ¿habría de serlo?
  • En la misma línea, la I+D, el desarrollo de un software, un código, una tecnología que facilite el desarrollo de una actividad manifiestamente no ética, ¿habría de considerarse como no ético?

He aquí un ejemplo de la dificultad de armonizar tecnología, ética y derecho. Con una reflexión final:

  • Muchos de los «ilustrados-TIC» y afines a las tecnologías vienen a dar por implícitamente aceptado, como imperativo categórico, que cualquier desarrollo tecnológico posible ha de llevarse a cabo y utilizarse.
  • Lo cual no es cierto en otros ámbitos. No todo comportamiento posible se considera aceptable.

Hay pues un conflicto potencial profundo entre ética y tecnología.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Humanismo.com, Sociedad