Archivo de la etiqueta: Gran Hermano

Narcisistas 2.0

cat mirror lionHoy me ha interesado …

la noticia de un estudio de la Universidad de Michigan que encuentra una correlación creciente entre el uso de los social media y rasgos de personalidad narcisista.

No he leído el estudio completo, ya que está protegido por una pasarela de pago. Según el extracto accesible gratis,

We examine two ways of measuring Facebook and Twitter use by testing the hypothesis that SNS (social network sites) use is positively associated with narcissism. We also explore the relation between these types of SNS use and different components of narcissism within college students and general adult samples. Our findings suggest that for college students, posting on Twitter is associated with the Superiority component of narcissistic personality while Facebook posting is associated with the Exhibitionism component. Conversely, adults high in Superiority post on Facebook more rather than Twitter. For adults, Facebook and Twitter are both used more by those focused on their own appearances but not as a means of showing off, as is the case with college students“.

Hace años, en la primera vida de este blog, escribí un par de entradas (una y otra) sugiriendo un cierto paralelismo entre las personas que se prodigan en los ‘social media’  y los que se presentan a realities como Gran Hermano. Entiendo que quizá este estudio añade alguna dosis de fundamento científico a esa intuición.

Aunque, ya puestos a ello, alguien podría sugerir que publicar este blog delata también síntomas de narcisismo. Tal vez. Pero esta entrada ya está casi lista, y no voy ahora a dejar de publicarla. Faltaría más.

P.S. Leo también en esas entradas antiguas que no entendía por qué alguien habría de estar muy interesado en contestar a la pregunta que Twitter planteaba entonces a sus usuarios: “What are you doing?”. Es interesante constatar cómo han cambiado las cosas en cinco años. Twitter ya no pregunta nada, aunque muchos de los tweets que leo podrían ser respuestas a “¿De qué te acabas de enterar?”. Y es Facebook quien hace una pregunta estúpida (“What’s in your mind?”), a la que no tengo ningún interés en responder.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Twitter =? muchos mini-GH

No estoy ‘à la page‘; no me importa confesarlo. Después de varias semanas de pensar sobre ello (y escribir por primera vez sobre ello) sigo sin ver el interés de apuntarme a Twitter (al tiempo que, debe de haber alguna relación, está dejando de interesarme pasear por Facebook, otra autoproclamada ‘herramienta social‘).

No consigo, lo confieso, encontrar motivos para ir explicando continuamente “¿Qué estoy haciendo?“; ni siquiera a mis amigos; y menos a los que no lo son o ni siquiera conozco.

Sin embargo, un número creciente de tecnófilos parecen opinar lo contrario; y actualizan continuamente (a través de Twitter o similares) sus blogs o páginas web: “Saliendo de clase”; “Tomando una cañita con los amigos antes de ir a casa”; “En casita”, etc.

Nada que opinar al respecto: para gustos se hicieron los colores. Me siendo aludido, sin embargo, cuando un “ilustrado-TIC” y adicto confeso al Twitter escribe, entiendo que algo despectivamente, sobre “la cara de haba de quienes no alcanzan a entender qué tipo de razones llevan a alguien a mantener un diario de sus actividades de ese tipo“. Me hace pensar sobre esas razones.

Dándole vueltas, he llegado a la conclusión, que expongo a modo de hipótesis, de que un Twitter-adicto puede tener mucho en común con los protagonistas (y espectadores) de Gran Hermano y ‘realities‘ similares. Como muestra, sólo una muestra, sugiero leer la reacción del personaje en cuestión cuando alguien se atreva a considerarle ‘sobrevalorado‘ (las negrillas son mías):

… a ti que me vinculas o me citas, a ti que me sigues en Twitter, Jaiku, Facebook, Dopplr y tantos sitios más, a ti que me incluyes en un ranking, a ti que me votas positiva o negativamente en el Menéame, a ti que me usas para inspirar una columna en tu periódico, a ti que pasas por aquí para llevarme la contraria todos los días como si fuera lo más importante en tu vida, a ti que pones publicidad, a ti que me llamas para entrevistarme, a ti que me llamas para que dé una clase o conferencia… a TODOS, de verdad: muchas gracias por sobrevalorarme tanto, tan bien y durante tanto tiempo“.

Una declaración que tiene, para mí, varios rasgos destacables:

  • Está escrita exclusivamente en primera persona. Yo, mi, me, conmigo. (Por ejemplo, “a tí que me citas” en vez de “a tí que citas lo que escribo”).
  • Parece tener necesidad de resaltar de cuántos modos se esfuerza en encontrar audiencia: Menéame, Twitter, Jaiku, Facebook, Dopplr y tantos sitios más. ‘Herramientas sociales‘ que la mayoría de los simples mortales, incluso de que utilicen Internet regularmente, pueden no conocer.

Tecnología y sociedad, nos dicen, se co-producen. Las personas y los grupos sociales adoptan las tecnologías en función de sus objetivos e intereses, y en el proceso las adaptan y las moldean. Herramientas como Twitter, como también la combinación de la TV y el GH, no cambian a la sociedad ni a las personas. Sólo canalizan, entre otras cosas, pasiones, pulsiones y obsesiones. De todo tipo.

Las palabras de Zygmunt Bauman, escritas antes de la emergencia de la Web 2.0, me parecen igualmente aplicables:

“El culto que rodea a una celebridad no tiene aspiraciones monopolistas. Por competitivas que sean, las celebridades no compiten realmente entre sí. La pertenencia al culto a una celebridad no excluye (y mucho menos impide) unirse a la comitiva de la otra. Todas las combinaciones están permitidas, porque cada una de ellas multiplica el encanto del culto a las celebridades en general […] Como consecuencia, por muy numerosa que pueda resultar la partida de seguidores, cada uno de ellos puede retener una gratificante sensación de individualidad (incluso de singularidad) asociada a su elección”.

Continuará, me temo.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad