Archivo de la etiqueta: Apple

SMART no es lo mismo que inteligente

SMARTHoy me ha interesado

reflexionar acerca de la traducción de ‘smart’ por ‘inteligente‘, habitual en la prensa tecnológica y entre los ilustrados-TIC.

Constato, para empezar, que en las versiones online de los diccionarios de Oxford y Collins (supongo que no sólo en esos dos), ‘smart‘ no es sinónimo de inteligente. Como adjetivo, es equivalente a (Oxford)

(of a person) clean, tidy, and well dressed:you look very smart
(of clothes) attractively neat and stylish:a smart blue skirt
(of an object) bright and fresh in appearance:a smart green van
(of a place) fashionable and upmarket:a smart restaurant

Me encaja. Cuando para una fiesta o una reunión indican que el ‘dress code‘ es ‘smart casual‘ no están pidiendo que lleves ropa informal e inteligente.

En la misma línea, estaría de acuerdo en que un ‘smartphone‘ es un teléfono con todas las cualidades que el Oxford atribuye al calificativo ‘smart‘. Pero que no es inteligente, porque sólo es capaz de hacer aquello para lo que está programado. No tiene la capacidad de sorprender. Es útil, por supuesto, pero aburrido.

Aún más en la misma línea, me atrevería a aventurar que ninguno de los ‘smart watches‘ que según parece preparan (por lo menos) Apple, Google y Samsung será inteligente. De hecho, si los pronósticos sobre su apariencia son acertados, creo que serán incluso menos ‘smart’ (en el sentido Oxford) que los IWC o Longines que atesoro.

En el fondo, lo que me preocupa de este asunto es que a fuerza de atribuir inteligencia a lo que como mucho es sólo ‘smart’ se esté socavando la esencia de la propia inteligencia. Más preocupante aún me resulta la intuición, apuntada por autores como Jaron Lanier o Fred Turner, de que la promoción de este equívoco no sea casual, sino la manifestación de una estrategia (nada casual ni desinteresada) de presentar a las (capacidades de las) personas como obsoletas para que así los ordenadores parezcan más avanzados.

Porque, como comentaba en una entrada anterior,  la historia demuestra que la tecnología y los artefactos tecnológicos se impregnan de ideología. En concreto, resulta cada vez más evidente que los ciberlibertarios que más proclaman las virtudes liberadoras de la tecnología están más próximos a la ideología del neocapitalismo asocial que a lo que en un tiempo fueron posiciones de izquierda.

Cito de una obra reciente:

«A pesar de la retórica revolucionaria y transformacional que rodea el desarrollo de las infraestructuras de información en red, en la práctica es tan probable que refuercen como que desestabilicen el orden instituciones existente».

Será cuestión de andarse con cuidado.

2 comentarios

Archivado bajo Conceptos, DialécTIC@s, Innovación

Marcos mentales (8): Tiranos competentes

black-swans.jpegPodemos aprender mucho, creo, de las paradojas. De lo que desafía la lógica, el sentido común. De los «cisnes negros» de los que trata un reciente best-seller.

Apple es a la vez una manzana dorada y un cisne negro. Una empresa que ha tenido un éxito imprevisible poniendo en el mercado productos imprevisibles.

El artículo sobre Apple que comentaba en mi último ‘post contiene un par de manifestaciones políticamente incorrectas que, en esta época en que tienden a preconizarse el consenso, el talante y el buen rollo vale la pena tomar en cuenta.

Sobre los consultores y los estudios de mercado.

«Averiguamos lo que queremos. Y creo que somos bastante buenos en tener la disciplina adecuada para concluir si otra gente también lo querrá. Para éso nos pagan. […] No hacemos estudios de mercado. No contratamos consultores […] Lo único que queremos es construir buenos productos

Sobre la innovación

steve-jobs.jpgEn lo que hace referencia a la innovación y al desarrollo de software, lo políticamente correcto estos días es destacar las ventajas de los modelos abiertos, los desarrollos basados en la colaboración fuera de las organizaciones convencionales: la «innovación abierta«, los «contenidos abiertos«, el «software abierto«.

Steve Jobs dice hacer lo contrario: «Mi trabajo no es tratar bien a la gente estupenda que tenemos, presionarles y hacerles todavía mejores«. Un ex-ejecutivo de Apple añade: «Las democracias no hacen grandes productos. Se necesitan tiranos competentes«.

Cosas de la sociedad líquida, que nos obliga a buscar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema. Hay quien preconiza «The Wisdom of Crowds» y a la vez quien escribe sobre «The Ignorance of Crowds«, incluso en lo referente al software:

«La conclusión final es que la producción entre iguales tiene aplicaciones valiosas, pero limitadas […] No parace adecuada para dar forma a los productos finales. Este es un trabajo que se hace mejor cuando un grupo relativamente pequeño y formalmente organizado de profesionales con talento colaboran estrechamente en perfeccionar los detalles de un producto. Implicar a una muchedumbre en este trabajo no lo acelera: sólo conlleva retrasos y confusión».

Creo:

  1. Que Steve Jobs estaría de acuerdo.
  2. Que convendría que lo tomaran en cuenta muchos de los «ilustrados-TIC» que evangelizan sobre el software abierto.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Innovación, Marcos mentales

El software oculto en la manzana dorada

Acababa mi ‘post’ de ayer prometiendo una entrada sobre el «software oculto». Tenía una referencia sorpresa en mente, pero puedo guardarla para una próxima ocasión.

Porque el último número de Fortune, que califica a Apple como la compañía más admirada, contiene un artículo con manifestaciones de Steve Jobs que me sirven igualmente para ilustrar el concepto.

golden-apple_080314.jpg

Acerca del desarrollo del iPhone, Jobs explica que:

Nadie había pensado en poner un sistema operativo tan sofisticado como OSX dentro de un teléfono. Tuvimos un serio debate dentro de la compañía acerca si podríamos o no hacerlo. […] Nuestra mejor gente de software decían que ellos sí podrían hacerlo, así que les dejamos probarlo. Y lo hicieron.

Sobre el MacBook Air:

Ninguna otra empresa podría hacer el MacBook Air, y el motivo es que nosotros no sólo controlamos el hardware, sino también el sistema operativo. Y es justamente la conexión íntima entre el hardware y el sistema operativo lo que nos permite hacerlo. and the reason is that not only do we control the hardware, but we control the operating system. No hay una interacción íntima entre Windows y un notebook de Dell.

En general, sobre las capacidades de Apple:

Nos dimos cuenta de que en casi todo – o todo – el futuro de la electrónica de consumo, la tecnología primaria iba a ser el software. Y somos bastante buenos en software. […] Podemos escribir todos estos tipos de software [para el iPod, iTunes, OS X, iPhone, …] y hacer que encajen perfectamente. ¿Cuántas compañías pueden hacer eso?

Hay más, pero lo anterior basta como muestra. Quizá para revisar algunos ‘mapas mentales’:

  • ¿Sería sensato pedir que el software de Apple fuera abierto?

Otra cuestión interesante es que Apple informa que han habido más de 100 descargas del kit de desarrollo de software (SDK) para el iPhone en los cuatro primeros días en que ha estado disponible.

¿iPhone o Android? (¿o ninguno de ellos?)(¿o ambos y más alternativas?: He aquí la cuestión!!!

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Propiedad Intelectual