Archivo de la categoría: Redes sociales

Is our tweeting smart?

La imagen reproduce un ‘twit’ reciente de mi amigo Alberto Andreu. Le conozco lo suficiente para saber que, de las tres afirmaciones que contiene el ‘twit’, dos por lo menos son verdad:

  • Alberto trabaja mucho.
  • Ese día, después de horas de trabajo, posiblemente sin acceso a su terminal de Internet favorito, se le ocurrió conectarse al Twitter, y se conectó.

Como me consta que es una persona inteligente, también en lo emocional, no apostaría que sea del todo cierto que no está seguro de si lo hizo para trabajar o para relajarse.

Intuyo, sin embargo, que nada ni nadie obliga a Alberto a enchufarse al Twitter antes de acabar la jornada. Si lo hace no es pues estrictamente por trabajo; no por una concepción taylorista del trabajo, por lo menos. ¿Qué fue entonces lo que  le llevó a conectarse? ¿Una decisión racional o un impulso intuitivo? ¿La influencia de su hemisferio cerebral derecho, o del izquierdo?

A lo mejor Alberto nos lo cuenta. Entretanto, sospecho que la proliferación de ofertas de expertos (reales o autoproclamados) en aconsejar sobre estrategias en los nuevos medios sociales indica que son aún muchos los (particulares, empresas, instituciones) que no pueden todavía formular una aproximación ‘racional’ a los Facebook, Twitter y similares; una que desgrane los atributos de un enfoque SMART.

¿Qué opináis al respecto? ¿Es tema para una DialécTIC@?

P.S. Imagino que a alguien se le ocurrirá preguntar qué me mueve a mí a reabrir este blog o completar de madrugada esta entrada? Me pongo deberes, lo cual no deja de ser una confesión.

1 comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Redes sociales

Compraventa de amigos

Leo, con retraso, en un artículo de The Economist, que uno puede comprarse usuarios y fans de Facebook. Porque hay una empresa que los vende. A unos 15 céntimos cada uno. Dado lo que sabemos sobre el objeto social de Facebook, no sorprende que la empresa en cuestión se autoubique en el sector del marketing por Internet.

blog_091013

Recuerdo el impacto que me produjo, empezando los cursos de doctorado en la UOC, la lectura de «La gran transformación«, una obra en la que Karl Polanyi analiza el trasfondo de las transformaciones que acompañaron a la Revolución Industrial. Cito un fragmento (pág. 132 de la edición española, agotada):

«A medida que la producción industrial se hacñia más compleja, eran más numerosos los elementos de la industria cuya previsión era necesario garantizar. De entre ellos, tres eran de importancia primordial: el trabajo, la tierra y el dinero […] Era preciso ordenarlo todo a fin de que pudieran ser comprados en el mercado como cualquier otra mercancía. La extensión del mecanismo de mercado a estos elementos de la industria fue la consecuencia inevitable de la introducción del sistema de fábrica en una sociedad comercial».

El sistema de fábrica ya no es novedad. Y de la sociedad de la información pasamos, se supone, a la sociedad del conocimiento. Tenemos a la vista las consecuencias de aplicar dogmatismos de mercado a la tierra, el dinero y el trabajo.

Quizá por ello ahora hay quien añade nuevos elementos al proceso de mercantilización: las relaciones, por ejemplo.

El tema da para más de lo que cabe en una entrada. Lo dejo aquí, sin más pretensión que la de un apunte.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Redes sociales

Social_Media.biz vs. Social_Media.org

Me intriga el escaso revuelo que ha originado en los círculos de los ‘ilustrados-TIC‘ un provocador artículo del Washington Post de hace un par de semanas. Bajo el titular «Twitter.org?» sostiene que:

«Las redes sociales pueden tener éxito en reunir a gente, pero no esperen que generen beneficios».

Para acabar sugiriendo que:

«En lugar de esperar beneficios que no se materializarán, la comunidad de emprendedores debería operar las redes sociales como organizaciones sin ánimo de lucro».

blog_091007Ethan Zukerman, un emprendedor social activo en África (reseñado hace un tiempo en este espacio) abunda en la misma idea. Un cambio de ‘marcos mentales‘:

«¿Podemos imaginar que el futuro de los Social_Media.biz estuviera en unos Social_Media.org?

¿Sería deseable plantearlo? ¿Sería viable? ¿Quién se atrevería?»

Continuará.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Redes sociales

Comunicación y poder

Me acaba de llegar el nuevo libro de Manuel Castells: «Communication Power«. Más de 500 páginas de prosa más bien densa, que tardaré un tiempo en leer y asimilar.

blog_091005

Dejo apuntada en mi pizarra una frase de las primeras páginas:

«La forma fundamental de poder reside en la capacidad de conformar la mente humana«.

Que resuena con una intuición que me ronda desde hace meses cuando pienso sobre el presente y el futuro de los social media en Internet y sobre los motivos por los que los grandes del sector (Google, Facebook, …) compiten por regalarnos servicios.

Esperaré a explicarme cuando pueda hacerlo con mayor claridad. Pero la cosa tiene que ver con una anécdota encontrada en el magnífico tratado de Robert Cialdini sobre la persuasión. Cuando le preguntaron a un escolar por el futuro de «Yo doy» respondió «Yo tomo». Parece que el profesor no se atrevió a suspenderle.

Desde que lo leí, cada vez que uso algo que me ofrecen gratis pienso en qué es lo que estarán esperando que les devuelva, y cómo. Por si acaso.

¿Comentarios?

7 comentarios

Archivado bajo Redes sociales, Sociedad

También Tuenti enseña la patita

Comentaba en una entrada anterior que «Facebook enseñaba la patita» al aliarse con Nielsen para potenciar las aplicaciones publicitarias y de marketing de la red social.

Hoy leo en Expansión que Tuenti, que en España compite en primera línea con Facebook, ha fichado como director comercial al que lo era de su competidor, con el objetivo de convertir a Tuenti «en un negocio lo más rentable posible«.

blog_091002¿Cómo? ‘Vendiendo‘ la audiencia (o sea los usuarios de Tuenti) a las empresas enteresados en venderles algo. Nada demasiado distinto de una cadena de televisión: los usuarios no son clientes, son audiencia.

Nada que objetar, pero no está de más tomarlo en cuenta.

Consideremos, por ejemplo, el dato de que los usuarios de Tuenti pasan en media 70 minutos diarios conectados a la red social. Supongo que un sociólogo podría preguntarse qué hacen en este tiempo; un psicólogo social se interesaría por los motivos que les impulsan a conectarse; un filósofo se cuestionaría quizá si valdría más la pena que dedicaran ese tiempo a otras actividades.

La preocupación del director comercial de Tuenti no será ninguna de esas. Más bien algo parecido a: «Tenemos entretenida a toda esa gente en el escaparate: ¿cuánto puedo cobrar a los que quieran venir a verlos?»

Estos días me han llegado más noticias para reflexionar sobre Internet y la publicidad. Las iré comentando.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Publicidad, Redes sociales

Spain is different!!!: Las redes sociales no existen

blog_090807¿Quiere algún lector experimentar en vivo y en directo la diferencia entre la realidad oficial y la realidad real?

Muy sencillo. Sólo hace falta pinchar en este enlace (o en la imagen a la izquierda), lo que le conducirá directamente hasta el PDF (648 kb.) del informe «Evolución de los usos de Internet en España 2009«, editado por la Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información.

Seleccione a continuación en su lector de PDF la opción «Buscar» e indique «redes sociales«. Observe el resultado. Pruebe igualmente con «Facebook«, «Tuenti«, «LinkedIn» o su red social favorita. Si su ordenador funciona como el mío, obtendrá exactamente los mismos resultados en todos los casos: Ninguno. (Avíseme, por favor, si no fuera así).

Fuente: Pew Research

Fuente: Pew Research (pewresearch.org)

La realidad es otra en los EEUU, por ejemplo, como indican múltiples informes. También en España, a tenor de mi experiencia y de lo que me cuentan por ahí. Alguna explicación habrá de esta omisión en el informe de la Secretaría. Pero, la verdad, no me atrevo a aventurar cuál podría ser.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Datos, Redes sociales, Sociedad

¿Qué Administración 2.0 queremos?

Una Administración 2.0 que quiera ‘conversar’ con sus ciudadanos, ¿debería ir a buscarlos a los Facebook y similares? ¿O haría mejor construyendo en Internet una ‘plaza pública’ a la que atraerlos?

Esta es la cuestión que se plantea en un blog estadounidense sobre ‘social media‘, que se inclina por la primera opción:

«A medida que la Administración 2.0 toma fuerza, vemos a más instituciones reuniéndose con los ciudadanos en donde éstos ya están, en Twitter, en Facebook, en YouTube y en Flickr. Responden a preguntas, proponen sus propias preguntas, participan en conversaciones y, lo que es más importante, crean relaciones reales con los interesados. Se han dado cuenta de que no importa si son o no los anfitriones de la fiesta – lo importante de cualquier fiesta es la gente y las relaciones con esa gente».

blog_090428Nada en contra de que las Administraciones estén presentes en las fiestas virtuales. Pero (en mi opinión) si se limitan a ello, si acabaran por hacer sólo éso, estarían demostrando una preocupante falta de liderazgo.

Al fin y al cabo, las estrellas de la vida social no compiten por estar en todas las fiestas, sino en que la suya sea la mejor. Que pregunten, si hay dudas, al fundador de Playboy, por ejemplo.

Entradas relacionadas:

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Gobernanza, Marcos mentales, Políticas públicas, Redes sociales, Sociedad

Propuestas de rediseño institucional

Una nueva propuesta de utilizar herramientas de Internet para ayudar a desatascar la crisis financiera. Recordaba en una entrada reciente que el Presidente del Banco Mundial sugería recurrir a una plataforma à la Facebook para reformar la gobernanza de las finanzas mundiales. Ahora, en un artículo en Forbes, proponen inspirarse en eBay para resolver uno de los problemas del saneamiento de las entidades financieras: fijar el precio de los activos tóxicos, ligados directa o indirectamente a las tristemente famosas subprimes, que se quieren segregar del balance de los Bancos con problemas.

La idea tiene su lógica. Una de las virtudes de eBay es que emerja un precio de mercado para artículos que no tendrían acceso a mecanismos de mercado establecidos. De este modo, eBay incorpora al mercado, ampliándolo, a un elenco adicional de bienes, mercaderes y clientes.

blog_090123Pensaba que si había productos en que los mecanismos de mercado se habían desarrollado especialmente, ésos eran los productos financieros. Pero resulta que no. Porque lo que se propone es la creación de una «National Asset Clearinghouse»

«… que permita al sector privado averiguar cuánto valen realmente los activos con problemas.  En esencia, el sistema debería diseñarse de modo que proporcione información sobre esos activos al público, de modo que los potenciales inversores puedan valorarlos con precisión. Si usted piensa que un tal sistema para el intercambio de información y valoración existe en el sector privado, se equivoca».

Si se trata de una propuesta fundada, sugiere:

  • Que una parte del sector financiero ha funcionado en base a ocultar información sobre activos que comercializaba.
  • La conveniencia de poner en cuarentena la expresión «mercados financieros«. Porque una parte del sector operaba soslayando uno de los requisitos nominales de todo mercado: la disponibilidad de información suficiente sobre lo que se compra y vende en él.

Sospecho que si a esos tipos les hubiera interesado la transparencia y el efecto eBay, ya lo hubieran utilizado. Repito tema y pizarra: El hábito no hace al monje. El uso de eBay no suple la falta de ética.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Gobernanza, Humanismo.com, Políticas públicas, Redes sociales

El Banco Mundial y Facebook

Me atrae en Microsiervos una cita de Robert B. Zoellick, Presidente del Banco Mundial: blog_090304

Fresca todavía una reflexión incipiente sobre Facebook, he buscado el texto íntegro del discurso del Sr. Zoellick. Comprobando que el recurso a Facebook es sólo un elemento instrumental de sus tesis.

De entrada, su visión de futuro se basa en la globalización, si bien remozada:

«We cannot turn back the clock on globalization [but] ours must be globalization where both the opportunities and the responsibilities are more widely shared».

Para ello propone «Modernizar el Multilateralismo y los Mercados para una cambiante Economía Mundial«:

«The New Multilateralism, suiting our times, will need to be a flexible network, not a fixed nor unitary system. It needs to maximize the strengths of interconnecting and overlapping actors and institutions, public and private».

blog_090123Ahí es donde aparece el recurso a las redes:

«We need a Facebook for multilateral economic diplomacy».

Una función diplomática nada trivial si lo que se requiere es «redefinir el multilateralismo económico más allá del foco tradicional en las finanzas y el comercio».

Me queda la duda, recurriendo al diagrama de la pizarra, de si el directivo del Banco Mundial, que ha hecho su carrera asentado en los valores de las finanzas y el comercio, es capaz de cambiar de cuadrante, de poner la ética por encima esos valores. Una duda complementaria, dicho sea de paso, de la que albergo al respecto de los ‘ilustrados-TIC‘, expertos en redes, que valoran la tecnología por encima de la sociedad de aquellos a los que des-califican como ‘aliens‘.

Acabaré con una última cita del Sr. Zoellick:

«We have seen the dark side of global connectedness».

La conectividad global, mal instrumentalizada, ha llevado al desequilibrio financiero. No nos engañemos: también habrá quien intente instrumentar malamente el Facebook del multilateralismo.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Gobernanza, Humanismo.com, Políticas públicas, Redes sociales