Archivo de la categoría: Infraestructuras

Smart Citizens? No es éso, no es éso.

No smart citizen 2Hoy me ha interesado

… esta muestra de deformación del lenguaje por parte de algún apasionado de la tecnología. Promociona con la marca smart citizen un artefacto, no un ciudadano. Sugiriendo también que su smart citizen kit convierte a un ciudadano en ‘smart‘; no me convence. Como tampoco que la plataforma que publicita sea un instrumento para que los ciudadanos produzcan la ciudad. Como si la ciudad fuera un producto. Creo que conceptos divergentes acerca del ideal ciudad, de ciudadano, de ‘smart’ y probablemente de inteligencia.

Como anécdota, lo más probable es que ésta sea irrelevante. El riesgo, sin embargo, es que algunos ilustrados-TIC, y luego algún político poco reflexivo, adopte el lenguaje y a través de él el mensaje que subyace, deformando así la que debería ser la figura del ciudadano inteligente.

Ya está sucediendo con el concepto de ‘smart city‘. El primer equívoco, como comentaba en una entrada anterior, es confundir smart con inteligente,  degradando el concepto humanista de inteligencia. El segundo es calificar como ‘smart’ una ciudad automatizada, incrustada de artefactos, en vez de poner el énfasis en una ciudad que albergue comportamientos inteligentes por parte de ciudadanos y organizaciones, con independencia de que estén más o menos apoyados por una infraestructura tecnológica. Sabemos bien que dotar a alguien de un smartphone no le convierte en el acto en inteligente. Que tampoco garantiza que adopte comportamientos más inteligentes. Algo análogo, imagino, podría decirse del ciudadano de una ciudad ‘smart’.

Georges Lakoff incitaba a los demócratas, en otro contexto, a conocer nuestros valores y enmarcar el debate. En lo referente a las  smart cities, es posible que la industria TIC se haya adelantado en enmarcar la cuestión, soslayando un debate real sobre los valores de una ciudad inteligente. Quizá sea tarde para poner las cosas en su sitio. No deberíamos dejar que sucediera lo mismo al respecto del smart citizen ni del ciudadano inteligente.

Porque perderíamos las posibilidades que todavía nos quedan de debatir y decidir cómo es la ciudad en la que escogemos vivir.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Infraestructuras, PolíTIC@s

¿Por qué a los orientales les gusta más la fibra?

La fibra óptica, me refiero.

Según los últimos datos de Point Topic, hay casi 430 millones de líneas de banda ancha en el mundo (muchas, pero muchas menos que el número de internautas). Aunque para muchos las cifras puedan representar una novedad, me parece interesante registrar que:

a) El ADSL continúa siendo todavía la tecnología dominante (Gráfico 1) y sigue creciendo.

Gráfico 1

Gráfico 1. (FFTx = Accesos de Fibra óptica)

b) Los paises asiáticos (con China a la cabeza) son los que demuestran más apetito por la fibra (Gráfico 2).

Gráfico 2

Gráfico 2

A la vista de las cifras, se diría que la apuesta asiática por la fibra tiene que tener motivos específicos de las circunstancias de esos países. ¿Cuáles? Tengo mi opinión, pero deben haber por ahí otras más autorizadas. Que serán aquí siempre bienvenidas.

En cuanto al acceso a Internet, la fibra es uno de los futuros (el móvil es otro). Pero el ADSL es el presente.

Vale la pena recordar que en la segunda mitad de los años 90 los EEUU pasaron a liderar el panorama de Internet basándose en las infraestructuras de banda estrecha. Y que hoy, en los programas de recuperación económica de Obama, el despliegue de accesos de fibra óptica hasta los domicilios no es una prioridad. Sí figura en el programa a extensión de la cobertura de la banda ancha a zonas rurales. Porque la cobertura de la banda ancha en EEUU es inferior a la que hay en España, lo que no impide que el uso de la banda ancha sea allí más intenso.

En fin. A largo plazo, como dicen, todos muertos. Mientras no sea a corto plazo …

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Infraestructuras

Internet: No es útil envidiar a trozos

El comentario de Ismael a mi entrada anterior, preguntando sobre el tráfico de Internet en Corea o Japón me impulsa a compartir un dato del último informe de Point Topic sobre el panorama mundial de la banda ancha.

blog_090425La gráfica muestra el reparto geográfico por regiones de las líneas de fibra óptica para el acceso a Internex (FTTx = Fiber To The x, con x = Home, Curb, etc.). Se observa claramente que son los países asiáticos los que, de muy lejos, están invirtiendo más intensamente en estas nuevas infraestructuras de banda ancha.

¿Podemos tomar esos países como la referencia a emular?

Difícilmente. Sobre todo, porque las inversiones en infraestructuras de telecomunicaciones tienen que entenderse como parte de una estrategia de país. Que, como mínimo en el caso de Corea y Japón, incluye su apuesta por los mercados mundiales de electrónica de consumo. Las redes de banda ancha ayudan en esos países a crear anticipadamente el mercado doméstico en el que lanzar y probar los productos que luego escalan al mercado global.

Copiar a trozos sirve de poco. Menos aún envidiar a trozos. Estoy convencido de que muchos de los ‘ilustrados-TIC‘ que reclaman para aquí el Internet de Japón o de Corea no se mudarían a esos países. De otra parte, los que no se cansan de insistir sobre el efecto multiplicador de las inversiones en infraestructuras de banda ancha podrían hacernos el favor de explicarnos en detalle cómo ese efecto (no) se ha dado en la economía del Japón, por ejemplo. Gracias anticipadas.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Infraestructuras, Políticas públicas, Sociedad

¿Estamos pagando justos por descargadores?

Si las descargas de Internet en España, que consumen la mayor parte de los recursos de red, se redujeran al nivel europeo: ¿Se traduciría ello en una reducción de costes para las operadoras? ¿Estarían dispuestas a repercutir el ahorro en la mayoría de clientes que no descarga?

blog_090423aComentaba en una entrada anterior que el porcentaje de internautas españoles que descargan habitualmente música y videos de Internet es muy superior a la media europea. El volumen de recursos de red que consumen debe ser pues más elevado que el del internauta europeo medio. Asimismo el coste que estos recursos representan para los operadores que proveen el acceso a Internet. Un coste que a buen seguro éstos repercuten en sus clientes, de un modo proporcionalmente más alto (y más injusto) en la mayoría que no descarga.

¿Es ésa la razón de que el coste de Internet en España sea comparativamente alto? ¿Es la minoría de ilustrados-TIC y descargadores de Internet, la misma que reclama precios más bajos para la banda ancha, parcialmente responsable de que las operadoras no los bajen?

Estaría bien conocer una respuesta argumentada con datos. De todos modos, se informa de que en Suecia, donde la tasa de descargas es todavía más alta, el tráfico de Internet bajó de golpe m´s de un 30% cuando entraron en vigor medidas contra las descargas ilegales. Según un operador de Internet de ese país:

“El tráfico de Internet en Suecia es ahora aproximadamente el mismo que en los países del sur de Europa. Con estos niveles, no necesitaríamos una infraestructura mejor que la que tienen en Italia, por ejemplo”.

Una reflexión interesante a la hora de valorar a qué ritmo y con qué estrategia desplegar nuevas redes de fibra óptica y de banda más ancha. Tema para otro día.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Infraestructuras, Marcos mentales, Políticas públicas, Propiedad Intelectual, Sociedad

Webs en las empresas españolas

Como complemento a mi entrada anterior, adjunto unos gráficos que recogen los datos de Eurostat sobre los porcentajes de empresas españolas (de más de 10 empleados) con conexión a Internet y con página Web.

Pinchar para ampliar

Pinchar para ampliar

Un dato conocido: el porcentaje de empresas españolas conectadas a Internet, y en particular a la banda ancha, está entre los más altos de Europa.

Un dato menos conocido: En Dinamarca, un país que a menudo tomo como referencia, prácticamente todas las empresas están conectadas a Internet, pero la proporción de las que lo hacen en banda ancha es considerablemente menor.

De hecho, España es también uno de los países en los que el diferencial entre el porcentaje de empresas conectadas a Internet y las que los hacen en banda ancha es menor. Un dato que no estoy seguro de cómo interpretar.

Pinchar en la figura para ampliar

Pinchar en la figura para ampliar

La situación es muy distinta cuando se comparan los porcentajes de empresas conectadas con las que tienen una página Web. No sólo este último indicador está en España por debajo de la media europea; en el caso español, el diferencial entre los dos indicadores mostrados en esta segunda gráfica es de los mayores de Europa.

Un dato, este último, que intuyo está relacionado con el desequilibrio entre el gasto en Informática y en Telecomunicaciones que se observa en España en comparación con los países más avanzados. Cuya explicación intuyo, aunque la dejo para otro día.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Infraestructuras, Sociedad

Marcos Mentales: Tecnología y Sociedad à la Obama

He leído con atención el discurso inagural del Presidente Obama. Aplicándole mi lente particular, centrada en las cuestiones de “Tecnología y Sociedad”.

blog_0901211

El párrafo que entresacaría como central es el siguiente (parto de la transcripción de El País):

“El estado de la economía exige actuar con audacia y rapidez, y vamos a actuar; no sólo para crear nuevos puestos de trabajo, sino para sentar nuevas bases de crecimiento. Construiremos las carreteras y los puentes, las redes eléctricas y las líneas digitales que nutren nuestro comercio y nos unen a todos. Volveremos a situar la ciencia en el lugar que le corresponde y utilizaremos las maravillas de la tecnología para elevar la calidad de la atención sanitaria y rebajar sus costes. Aprovecharemos el sol, los vientos y la tierra para hacer funcionar nuestros coches y nuestras fábricas. Y transformaremos nuestras escuelas y nuestras universidades para que respondan a las necesidades de una nueva era. Podemos hacer todo eso. Y todo lo vamos a hacer”.

Es un fragmento demasiado corto de un discurso demasiado breve como para extraer conclusiones definitivas. (Hay más detalles en la Web de la Casa Blanca). así y todo, me surgen dos reflexiones a vuelapluma:

  • El contraste con el slogan “Technology for Economic Growth” del Presidente Clinton, también en un entorno de crisis económica. En el discurso de Obama, las infraestructuras digitales aparecen junto con las físicas. Las TIC, junto con el sol, los vientos y la tierra. Y ambas, se intuye, no como objetivo en sí mismas, sino supeditadas a objetivos de comercio, de sanidad, de sociedad en general.
  • El paralelismo, a la vez, con la propuesta de IBM que comentaba en una entrada anterior.

Quizá un síntoma de cambio en el ‘libro de estilo‘ de las políticas públicas acerca de las TIC: más énfasis en los usos, en los aprovechamientos, que en las tecnologías. Un asunto a seguir de cerca.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Economía, Infraestructuras, Marcos mentales

Principios marxianos (de Groucho)

La publicación en el Wall Street Journal de que Google

“ha dirigido a algunas de las principales operadoras telefónicas y de cable que transportan tráfico de Internet una propuesta de crear un carril rápido para sus propios contenidos”

ha causado una conmoción no menor en el ciberespacio blogosférico. La suficiente para que la compañía se haya sentido obligada a publicar un ‘desmentido‘ en que explica que su propuesta  consiste en

“‘co-locar‘ servidores caché en las instalaciones de los propios proveedores de banda ancha; ello reduce los costes de ancho de banda, dado que evita la necesidad de transmitir el mismo video varias veces. Siempre hemos sostenido que los proveedores de banda ancha pueden llevar a cabo este tipo de actividades siempre que lo hagan de modo no discriminatorio”.

Como Google pagaría por estos servicios, considera que las prácticas en cuestión no son discriminatorias; excepto quizá para quien no pueda pagarlas.

blog_081216

El comunicado de Google acaba recalcando que la empresa continúa firmemente comprometida con el principio de ‘net neutrality” (neutralidad de la red), lo que demuestra fechacientemente  cómo la vaguedad del concepto de ‘net neutrality‘ se presta y prestará a interpretaciones diversas.

  • Porque, como es una cosa inanimada,  la red no puede ser ni dejar de ser neutral. Son los agentes que interactúan con la red los que serán o no neutrales.
  • Aparte de que, ¿cuáles son los límites de ‘la red‘? Para los usuarios, los servidores de caché que Google quiere ‘co-locar‘ son parte de la red. Más de uno opinará que gestionarlos para ofrecer una mejor respuesta a los contenidos de Google es una práctica ‘no neutral’.

Es interesante también observar cómo el incidente se ha ‘vivido’ en el influyente  blog de Enrique Dans, porque:

  • En su profesión de fe en Google, el Profesor Dans atribuye principios quasi morales a una compañía privada, denotando un ‘marco mental‘ denunciado convincentemente por autores como Robert Reich en su reciente ‘Supercapitalism‘. ¿Seguro que, en caso de conflicto, Google daría preferencia a los intereses de sus usuarios antes que a los de sus accionistas o sus clientes?
  • De hecho, una buena parte de quienes comentan el ‘post’ de Enrique Dans manifiestan esperar que Google interprete el principio de neutralidad según más le interese.

Take care of the sense, and the sounds will take care of themselves‘, escribió Lewis Carrol. “Estos son mis principios; si no le gustan, tengo otros“, diría Groucho Marx.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Infraestructuras, Innovación, Marcos mentales, Net Neutrality, Prospectiva, Sociedad

Banda ancha: ¿Aquiles y la tortuga?

La Comisión Europea ha publicado hace pocos días un informe actualizado sobre la situación de la banda ancha en Europa. Como la Comisión, a diferencia de otras instituciones como la OCDE, no parece que haya adoptado aún la costumbre de ofrecer sus datos en formato de Excel o similares, pospondré unos días el análisis de detalle de la situación en España.blog_0812011

De todos modos, aún sin tiempo para verificar los detalles, me parece instructivo reproducir la figura adjunta, que representa gráficamente la penetración de la banda ancha (en ordenadas, en líneas por 100 habitantes) confrontada con la tasa de crecimiento de dicha penetración (en abcisas, en % anual).

Si las cifras y la gráfica de la Comisión son correctas, España está en el cuadrante menos favorable en cuanto a la penetración de la banda ancha fija: por debajo de la media europea en penetración y en tasa porcentual de crecimiento.

No lo constato con ánimo de autoflagelación. Sobre todo, porque en el mismo informe hay otros datos sobre España que son positivos. Pero sí con la idea de propiciar una reflexión sobre qué hacer al respecto. Porque mucho me temo que en este caso el precedente de Aquiles y la tortuga no nos será demasiado útil. Valdría la pena intentar pensar algo, que habría ser drástico, para que España pasara cuanto antes a un cuadrante más favorable.

Más sobre el mismo asunto en entradas sucesivas.

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Infraestructuras, Sociedad

Neutralidad de red: Actores y escenario

Nueva entrega de la serie sobre de-construcción de la neutralidad de red, al albur del caso Comcast.

¿De qué se habla exactamente al referirse a la neutralidad de la red?

El concepto original en versión anglosajona es el de Net Neutrality. Implícitamente, la neutralidad de Internet.

Pero Internet no es una realidad monolítica ni bien definida. De entrada, hay un núcleo de Internet que alberga los protocolos y sistemas básicos (direcciones, encaminamiento, …), gobernado o administrado por organizaciones multipartitas, que podemos suponer imparciales.

Los proveedores de acceso a Internet (a los que contratamos nuestro ADSL) conectan a este núcleo de Internet y a través del mismo al resto de agentes esbozados en el diagrama (usuarios, proveedores de plataformas y aplicaciones, proveedores de contenidos). Agentes que en puridad no están en Internet, sino conectados a Internet.

Aceptemos como primera definición del concepto de ‘neutralidad‘ el definido en el Internet Policy Statement de 2005 de la Federal Communications Commision, el organismo regulador de las telecomunicaciones en los EEUU: El derecho de los usuarios a:

  • acceder a los contenidos legales que deseen;
  • utilizar los servicios y aplicaciones que deseen, dentro de los límites legales;
  • conectar cualquier dispositivo legal que no dañe la red;
  • exigir competencia entre los proveedores de red, los proveedores de aplicaciones y servicios, y los proveedores de contenidos),

Visto así, lo que se dirime no es la neutralidad de Internet, sino la neutralidad de los proveedores de acceso a Internet. Como la mayoría de estos proveedores de acceso son grandes operadores de telecomunicaciones, muchas veces con un pasado monopolista, son objeto de filias y fobias, a veces justificadas, a veces no.

Lo que lleva a la conclusión de hoy:

Bajo el ‘slogan’ de neutralidad de red lo que se dirime es la definición de las reglas y los límites de actuación de los proveedores de acceso a Internet

Una causa en la que hay en juego grandes intereses. Y actores que no siempre juegan limpio. Incluso cuando proclaman actuar en nombre del interés general.

Continuará.

1 comentario

Archivado bajo Infraestructuras

La mayor fractura digital es la mental

Circula estos días un documento de la Generalitat de Cataluña con las “Bases del pacto nacional para las infraestructuras“. Que incluye referencias a las telecomunicaciones, pero como una “arrière pensée“, como si se hubieran incluido a toda prisa para corregir un olvido.

El epígrafe “Fundamentos del Pacto …” se inicia señalando que las infraestructuras son importantes para cuatro objetivos fundamentales:

  1. Creación de riqueza
  2. Desarrollo sostenible
  3. Cohesión social y territorial
  4. Calidad de vida y bienestar de la ciudadanía.

Pero las telecomunicaciones apenas si aparecen en el desarrollo de esos puntos. Se menciona, por ejemplo, que:

Para hacer posible la mejora de la competitividad, es imprescindible que las nuevas infraestructuras ayuden a reducir la intensidad energética del PIB y las emisiones de gases de efecto invernadero. Estas reducciones se conseguirán, entre otros criterios, con el cambio del modelo de movilidad fomentando al máximo el transporte colectivo de las personas y el transporte ferroviario de las mercancías”.

Pero no hay referencias al potencial del uso de las telecomunicaciones como sustitutivo del transporte. No es un lapsus puntual. Al final de la misma sección se establece que:

El crecimiento económico, la cohesión territorial y social, la igualdad de oportunidades, la conservación del territorio y el paisaje, adquieren toda su dimensión cuando se orientan a la mejora de la calidad de vida y el bienestar de la ciudadanía. Asegurar los suministros energéticos y de agua, garantizar la movilidad de las personas, dotarlas de transporte público, son imprescindibles para la calidad de vida”.

Sin más. Omisión total de las telecomunicaciones, punto final.

Algo habría que hacer, algo drástico, para incorporar las TIC a los ‘marcos mentales‘ de nuestros dirigentes.

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Economía, Fractura estratégica, Infraestructuras, Marcos mentales, Sociedad