Archivo de la categoría: Educación

Hoy he contribuido

150702 blog

UNO

Zambullido desde hace unos días en este libro de Benjamin Zander, un personaje que conocía por su espectacular actuación en una conferencia TED.

Traduzco de uno de los muchos párrafos que voy subrayando:

Practicar la invención de uno mismo como contribuidor. Los pasos para esta práctica son los siguientes:

  • Declárate a ti mismo como una contribución.
  • Sumérgete en la vida como alguien que hace una diferencia, aceptando que puedes no entender cómo ni por qué.

El juego de la contribución parece tener notables poderes para transformar los conflictos en experiencias gratificantes.

DOS

Paso una mañana trabajando con un grupo de educadores que quieren transformar de modo disruptivo lo que se hace, enseña y aprende en sus escuelas.

Durante cinco horas compartimos preguntas y respuestas sobre el Por qué?, Para quién?, Para qué? y Cómo? de su proyecto. Que hoy por hoy es más bien la semilla de un proyecto. Pero que, como todas las semillas, contiene de un modo mágico e inexplicable el potencial de convertirse en una planta que da flores y frutos.

Al final de la mañana, en la ronda ritual de check-out, pregunto qué se llevan a casa como resultado de la sesión.

Vuelvo hacia casa ligero y contento, con la sensacional alegría de, hoy por lo menos, haber contribuido.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Educación

La imaginación de los programadores era insuficiente

Blog 2013.014

Hoy me ha interesado

… el comentario de Richard Sennet, en su último (y recomendable) libro, acerca de su experiencia (negativa) usando Google Wave en un proyecto de discusión sobre fenómenos de emigración en el Reino Unido.

He colgado en mi tablero algunas de las observaciones de Sennet, que no precisan demasiado comentario.

Destacaría sólo, para retomar el tema en próximas entradas, sus conclusiones sobre la falta de imaginación de los programadores de Wave y sobre la dificultad de realizar intercambios sociales completos con instrumentos diseñados por ingenieros. La primera apunta a la necesidad de pasar de la formación en STEM (Science, Technology, Engineering and Math) al promoción de competencias en STEAM (con el añadido de las  Artes). La segunda, a la oportunidad de desarrollar talento de social hackers, que sepan desarrollar y utilizar las tecnologías a partir de una aproximación sensata a los objetivos sociales.

Hasta la próxima.

1 comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Educación, Tecnología

Estos ‘geeks’ tendrán que mejorar sus argumentos

Estos días ha tenido una cierta repercusión el video que acompaño, en el que diversos personajes, incluyendo Bill Gates, Mark Zurkerberg y Jack Dorsey postulan la conveniencia de enseñar a los peques a programar desde su más tierna edad.

No me convence. Y eso que en tiempos programé mucho, y a gusto. Y que ahora mismo estoy probando algunos de los cursos de CodeAcademy. Por eso, porque creo que es conveniente ayudar a que a la sociedad de hoy y del mañana aproveche de modo óptimo el potencial de las TIC, ese alegato, viniendo de quien viene, incluso me decepciona.

Porque sus argumentos no son lo bastante sólidos:

  1. Porque la propuesta de aumentar el número de horas de informática en las escuelas conlleva la de reducir horas de otras materias. ¿Cuáles? Si la respuesta apuntara a las Humanidades, tendríamos un buen tema para debatir a fondo.
  2. Como no podemos pensar la sociedad de mañana sin dosis ingentes de software, conviene enseñar a todo el mundo a entender el alcance, el potencial y las limitaciones, de los ordenadores. De acuerdo. Pero de eso a enseñar a todo el mundo a programar hay un mundo. Una cosa es enseñar a conducir y a hacer un uso racional del automóvil; otra, muy distinta, enseñar a reparar o a diseñar coches.
  3. Porque es un sofisma sostener que aprender a programar enseña a pensar. Enseña, ciertamente, un tipo de pensamiento. Lineal. Determinista. Justamente el que sirve para programar ordenadores. Justamente el que no sirve para orientarse o abordar cuestiones transcendentes en un entorno en que muchos problemas son sistémicos y muy influenciados por ‘animal spirits‘ que no se ajustan a lo determinista y racional.

Me ha sorprendido además el tono, poco racional, no sé si místico o infantil, de argumentos que aparecen en el video. Por ejemplo (min. 4:50).

  • The programmers of tomorrow are the wizards of the future. You’d look like you have magic powers compared to everybody else“.
  • It’s the closest thing we have to a superpower“.

¿Encontraríamos eso aceptable si se tratara de otra disciplina? No creo.

Aventuro na hipótesis. Si la industria TIC no consigue encontrar programadores preparados, es porque no tiene suficientes argumentos como para interesar a la gente a que aprenda. Tendrá que mejorar su discurso.

Saludos cordiales.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Educación, PrácTIC@s, Tecnología

En busca del equilibrio presencial/virtual

seesawHoy me ha interesado

… reflexionar sobre el anuncio de Yahoo! de restringir el trabajo a distancia de sus empleados.

Un párrafo de la comunicación de la empresa me parece significativo en especial (negrillas añadidas):

“Some of the best decisions and insights come from hallway and cafeteria discussions, meeting new people, and impromptu team meetings […] We need to be one Yahoo!, and that starts with physically being together”.

Algo que desde otras ópticas se ha calificado como sorprendente, irónico, o simplemente inesperado en una empresa de Silicon Valley.

No tomaré partido sobre este caso concreto. Me limito a constatar que la cuestión de los límites de lo virtual o, si se prefiere, del equilibrio entre lo presencial y lo virtual, aparece en otros contextos. Por ejemplo,
  • Las incubadoras o aceleradoras de empresas, como Wayra, exigen presencia física a los emprendedores.
  • La introducción de los MOOCs pone sobre el tapete la cuestión de los límites de la educación virtual. Aunque, polémicas aparte, ¿por qué hay quien escoge todavía pagar una matrícula astronómica por un MBA en una de las escuelas de élite? La respuesta mayoritaria parece ser ésta: por las relaciones que se establecen. Fuera de clase, por supuesto.

Deben haber más ejemplos, por supuesto, pero con éstos me basta por hoy.

Acabando. Por si a alguien le interesa mi opinión, algunas de mis actividades actuales (como ésta, ésta otra y ésta otra) tienen un fuerte componente presencial, que no me intereso en virtualizar.
Saludos cordiales.

1 comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Educación

¿Nos sacarán de la crisis los MBA? Opiniones divididas

Debate MBAHoy me ha interesado … sopesar las recomendaciones del libro de Brynholfsson sobre la polarización de la distribución de ingresos y de trabajos como consecuencia de las TIC. Un asunto sobre el que estos días se acumulan referencias poco optimistas. Según un artículo que he pillado hoy, habría un consenso amplio en que:

The developed world may face years of high middle-class unemployment, social discord, divisive politics, falling living standards and dashed hopes.”

También parece haber un consenso en que las soluciones, si las hay, pasan por “acelerar la innovación organizativa y la creación de capital humano“. Como me cuesta imaginar que la implantación real de innovaciones organizativas pueda hacerse sin desarrollar el capital humano, he escogido centrarme en este segundo flanco. Que exigiría, como mínimo, un esfuerzo masivo en educación.

Tengo el archivo lleno de referencias sobre nuevas propuestas educativas, por lo que dejo este asunto para futuras entradas. Hoy me conformo con recordar la conclusión de un reciente debate en The Economist, que preguntaba si el mundo iría mejor o peor con menos MBAs.

Me parece interesante, y muy británico, que el debate quedara en tablas. Lo que indica que hay como mínimo una expectativa razonable de que la mejor manera de mejorar la economía no pase por las escuelas de negocio. (Confieso que esa fue la postura que apoyé).

Pero entonces, ¿cuáles serían las mejores alternativas para formarse en empresas, negocios, innovación y emprendimiento al margen de los MBA?

1 comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Economía, Educación, Emprendimiento

¿Dónde se oculta el talento más oculto?

Hoy me ha interesado … este video de Ken Robinson (posterior al más famoso de los suyos). Recomiendo escucharlo entero. Pero, sobre todo, este fragmento, hacia el minuto 2.30, en que habla de una crisis de recursos humanos:

Creo que hacemos un uso muy pobre de nuestros talentos. Mucha gente pasa toda su vida sin una conciencia real de cuáles son sus talentos o de si tienen alguno en particular. Encuentro a personas de todas clases que no creen ser especialmente buenas en nada […] Encuentro a personas de todas clases que no disfrutan de lo que hacen“.


La primera vez que lo escuché pensé en lo contrario. En que todos tenemos en mente por lo menos a una persona que  está segura de tener un talento enorme, y lo vocea por doquier, en directo o por Internet, aunque nosotros no se lo veamos por ningún lado.

Pero también es cierto lo que dice Ken Robinson. Hay mucho talento oculto. Incluyendo a veces el que no sabemos ver o no nos atrevemos a desarrollar en nosotros mismos. Por eso a tanta gente le resulta difícil rellenar el “personal canvas” que se propone en “Business Model You“.

Lo que nos lleva a la cuestión de cómo hacer emerger y movilizar, en la escuela y fuera de la escuela, este talento oculto. ¿Sugerencias?

Saludos cordiales

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Educación, Emprendimiento

La atención dividida no es atención

Girl reading on a desktop. (Source: New York Times)

Girl reading on a desktop. (Source: New York Times)

Hoy me ha llamado la atención un recorte de La Contra en el que una joven madre e investigadora sobre educación menciona lo que considera una sobreexcitación de los niños como consecuencia de una excesiva exposición a pantallas.

La frase que archivo en mi bloc de notas:

La información consume atención de quien la recibe. En consecuencia, una gran cantidad de información crea un empobrecimiento de la atención. Y sabemos que dividir la atención la merma“.

Lo que me hizo recordar la remota lectura de “Flow: The Psychology of Optimal Experience“, un libro de autor impronunciable cuya tesis central, que encaja con mi experiencia personal, es que:

La experiencia óptima depende de la capacidad de control lo que tiene lugar en la conciencia en cada momento“.

Lo cual, obviamente, no sucede si dejamos que nos absorba (y qué fácil es) el flujo de imágenes de la tele, de un juego de ordenador o incluso del timeline de Twitter.

La entrevistada menciona también la paradoja, publicada hace unos meses en el New York Times, de ejecutivos de Silicon Valley que llevan a sus hijos a escuelas Waldorf, en las que la tecnología no entra en clase. Alguien advertirá que las escuelas Waldorf están adscritas a una corriente filosófica, la antroposofía, fundada hace algo más de un siglo for Rudolf Steiner. Y que, por tanto, su método pedagógico deriva de una ideología cuestionable que puede no convencer. Cierto. Pero ni más ni menos que tantas otras ideologías, incluyendo la de ilustrados-TIC para los que la entrada de la tecnología en las aulas es un imperativo categórico de una razonabilidad incuestionable. Una temática más propensa a la dialécTIC@.

Saludos cordiales.

Deja un comentario

Archivado bajo Actualidad, DialécTIC@s, Educación