Facebook propaganda

En un artículo (“European disintegration threatens business on the internet“), un alto ejecutivo de Facebook se lamenta de que las autoridades europeas no sean capaces de ponerse de acuerdo en adoptar una postura común acerca de las políticas de privacidad al respecto de empresas como Facebook y similares.

Comenta que

Si no es suficiente con cumplir con una ley europea, las empresas tendrán que cumplir con variantes cambiantes en 28 países. […] El mercado único se creó precisamente para evitar esta situación.

Supongo que somos muchos los que compartimos la impresión de que la gobernanza europea tiene amplio margen de mejora. Aunque no estaría de más debatir si el asunto del mercado único debería (o no) ser más prioritario para la política europea que otras cuestiones no mercantilistas. El viejo asunto de la subordinación de la economía a la política, o viceversa.

Hay, sin embargo, sofismas de fondo en la argumentación de Facebook sobre SU asunto (la cuestión de la privacidad y su regulación). El primero, nada más empezar:

El proyecto de integración europea […] como la world wide web […] se fundamentaba en un principio poderoso: derribar las barreras que separan a la gente y hacer la vida más fructífera.”

Un paralelismo discutible, porque el proyecto inicial de la Web, tal como lo describe Tim Berners-Lee, su creador, era mucho más técnico que político. Fue la Administración Clinton quien englobó la extensión de Internet en un proyecto político, el de consolidar su posición hegemónica en tecnología. (La Comisión Europea lo intentó con mucho menos éxito con el (hoy olvidado) Informe Bangemann).

No olvidemos, por demás, que Berners-Lee donó su invento al mundo. Probablemente sin pensar que los inversores de capital riesgo de Silicon Valley se apropiarían de su legado para lanzar Netscape, inaugurando así una burbuja tecnológica y la ideología de the winner takes it all.

(Pienso a veces si Berners-Lee, que en los últimos años ha avisado repetidamente de la amenaza que las prácticas de Facebook y otras empresas tecnológicas representan para el futuro de la Web que él había soñado al inventarla, no se habrá alguna arrepentido de esa donación que hoy podría parecer ingenua).

Volviendo al artículo de Facebook, contiene un segundo argumento discutible:

For internet companies, too, national regulation would pose serious obstacles. Facebook’s costs would increase, and people in Europe would notice new features arriving more slowly, or not at all. The biggest victims would be smaller European companies.

Creo que no. Que la mayor víctima de aquello a lo que Facebook se opone sería precisamente Facebook. Claro que ya se empieza a diferenciar entre su propósito oficial:

  “We are building Facebook to make the world more open and transparent.

y su verdadero propósito (el motor de su modelo de negocio):

Never, ever, ever let its user base leave the site for even a single second.”

 

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s