Digitalización, banca, disrupción, regulación: ¿Una carrera contra el tiempo?

Alternativas EconómicasHe escrito un artículo sobre “Inesperados nuevos rivales para la banca” en el último número de Alternativas Económicas (una revista creo que imprescindible para aquellos a quienes les interese saber precisamente de éso, de alternativas a la visión y escritura económicas habituales).

Citaba allí, confieso que con una pizca de prevención, dos piezas recientes sobre el panorama de la disrupción digital en el sector financiero del Reino Unido:

  • Un artículo de Forbes, en que relata que lo que atrae a innovadores al sector es la combinación de “huge institutions, archaic systems and lots of money at stake”.
  • Un estudio de Accenture sobre la Fintech , cuyo objetivo es dar más poder a los clientes que piden movilidad, transparencia, acceso instantáneo a productos competitivos, así como la capacidad de agregar información online para escoger la mejor de las ofertas disponibles.

En una entrevista en El País de hoy, el Presidente del BBVA (también citado en el New York Times), a la pregunta de si la banca española es digital, responde:

A nivel global, la gran banca ha avanzado poco. Solo en los canales de comercialización pero detrás sigue habiendo una montaña de papeles. No hemos creado aún un ecosistema digital.

O sea, que también aquí en España puede haber partido. Con varias incertidumbres:

  • ¿Cuáles serán y de dónde vendrán las alternativas a los incumbentes (como el BBVA)? No sería bueno que vinieran sólo los cowboys ultraliberales del lejano Oeste, como Uber en los taxis.
  • ¿Serán o no los incumbentes capaces de responder a tiempo? (El Presidente del BBVA espera que sí).
  • ¿Cómo reaccionarán, si lo hacen, los reguladores? (nacionales o europeos).

Para el Presidente del BBVA, “la principal amenaza es que no hay una regulación“.

Creo que muchos de los lectores de Alternativas Económicas discreparíamos. La principal amenaza es que tenemos motivos fundados para temer que los reguladores de las finanzas no estén a la altura de las circunstancias. Porque nos consta que hace años que no lo han estado últimamente. Y no han cumplido ninguna de las condiciones obligatorias para el perdón de los pecados: examen de conciencia, propósito de la enmienda, confesar y cumplir la penitencia.

Volvemos, como últimamente, a hablar de gobernanza. O de falta de ella.

 

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s