¿Cuáles serían los ‘Smart City’ commons?

El último artículo de E. Morozov sobre Uber, publicado en El País, es interesante, como muchos del autor. Pero creo que no acaba de llegar al fondo de la cuestión.

Sostiene, por ejemplo, que

Además de poner en cuestión la supremacía de esta empresa [Uber], también [se] debería impedir que los datos de desplazamientos se conviertan en una costosa mercancía, algo por lo que las ciudades acaben teniendo que pagar.

De acuerdo. Ya empieza a ser del todo evidente que el objetivo de la actividad de muchas (demasiadas) empresas tecnológicas no es tanto la actividad misma (el transporte, la relación social, el ordenamiento de la información) como el recopilar (o acaparar) información sobre sus usuarios.

El debate en torno a Uber es sólo un síntoma de una cuestión más de fondo, que se despliega bajo los mensajes de ‘progreso‘ en torno a la ‘smart city‘ o ‘la Internet de las cosas‘. Morozov lo apunta cuando escribe que:

“El resultado de muchas batallas clave sobre los futuros servicios públicos dependerá de quién posea los datos subyacentes y los sensores que los producen. Dejarlo en manos […] de las gigantescas empresas tecnológicas que intentan hacerse con una parte de la lucrativa tarta de la «ciudad inteligente»  sería descartar la experimentación flexible que permitiría a las comunidades organizar[se] […] como lo consideraran oportuno.”

Pero no es realista ni útil, aparte de demasiado fácil, ponerse en contra de las grandes empresas tecnológicas y de su ideología del solucionismo. Lo necesario, relevante y potencialmente útil, aunque desde luego más difícil, es usar la inteligencia, voluntad, energía que podamos reunir para imaginar, diseñar y actuar a favor de alternativas sensatas.

Que, en esta cuestión, pasan por como mínimo dos cuestiones no triviales:

  • ¿Cuáles son (serán, habrían de ser) los ‘smart city commons’, los recursos no privatizables de la ‘smart city’? (Por analogía, por ejemplo, con los espacios públicos de la ciudad física). 
  • ¿Cómo poner en marcha un sistema de gobernanza que preserve estos ‘smart city commons’ para el bien común?

Comparada con esta cuestión, debatir cuáles son los ‘commons’ de la ciudad que la gestión del turismo debería preservar parece poco más que un ejercicio de pre-calentamiento. Necesario, de todos modos. Fallido, de momento.

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s