Una cuestión de crédito

En plena conjunción de una soberana crisis, de la crisis de la deuda soberana y de la deuda en general, recibí de mi banco de toda la vida la oferta no solicitada que más arriba reproduzco.

Hace más de 20 años que no les pido un crédito. Como se trata de una costumbre que no tengo intención de perder (toco madera, cruzo los dedos), el folleto fue directo al cesto de los papeles (en casa reciclamos).

Minutos después, sentado en el sofá con la prensa del día (soy analógico, otra costumbre arraigada), encuentro un reportaje (*) sobre historias de terror de deudores que no pueden afrontar el pago de sus créditos. Por ejemplo:

Compraron un piso en el año 2007, un tercero sin ascensor. Costaba 258.000 euros y pidieron una hipoteca de 315.000“.

La pidieron: un error. Se la dieron: otro error. Ahora no pueden pagar (¿sorpresa?). Perderán el piso y quedarán todavía endeudados. “Viviré para pagar por algo que ya no es mío“, cuenta la protagonista.

Podría indignarme. Siento la tentación de hacerlo. Pero debe haber alguna respuesta mejor. Es un mundo sin sentido, éste de los financieros. Creo que vale la pena pensar serenamente cómo apuntar a la mayor.

Mi banco, está claro, se equivoca. Historias como ésta impiden que acepte su oferta de disfrutar de los 75.000. No me costará encontrar disfrutes más baratos.

¿Qué pensáis?

—————————

(*) Acceso restringido a suscriptores

Ilustración: “Usurer with a tearful woman“, Gabriel Metsu.

2 comentarios

Archivado bajo DialécTIC@s, Economía

2 Respuestas a “Una cuestión de crédito

  1. Karolin Eva Kappler

    Haces una vez una entrada sobre créditos y ya te ponen el siguiente anuncio (by Google):
    “El Monasterio del Cobro
    No Provisión.Notificación con Monje Toda España, Vea nuestros videos
    http://www.elmonasteriodelcobro.com
    ¿Cómo funciona el algoritmo de los anuncios de Google?

    • ruizdequerol

      Me temo, Karolin, que con menos cerebro del que Google quisiera. O, pensándolo bien, quizá con un cerebro distinto. Google dice intentar saber lo que un usuario busca antes de que él mismo sepa lo que busca. Tal vez. Pero, desde luego, quien pague porque este anuncio se coloque en mi blog está tirando el dinero.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s