Un país que se liquida

F. M. Alvaro escribe en la Vanguardia sobre “La Catalunya tuneada, a raíz de un estudio de Esade y la Fundación Carulla.

No teniendo el estudio a mi alcance (cuesta 38 € !!!), daré crédito a las conclusiones del articulista:

  • Mientras que en 1990, el 70% de los catalanes tenía su trabajo como elemento de identidad, ahora sólo el 57,3 %. El resto, se supone, debe definirse en función de sus hábitos de ocio y de consumo.
  • Las entidades tradicionales (incluidos partidos y sindicatos) tienen dificultades para mantener su número de afiliados. La ciudadanía se asocia para desarrollar acciones concretas, con fecha de caducidad.
  • El grupo más numeroso de la sociedad catalana, hasta un 28, 4 %, con un peso de mayores de 55 años, es etiquetado como neoconservador. Un segundo grupo (24,4%, entre 45 y 54 años) formado por individualistas cívicos, no tiene demasiada confianza ni en la administración ni en los partidos, aunque sí en las ONG y los organismos internacionales como la ONU, la UE y la OTAN. No dice nada el artículo de cómo se fragmenta el 42% restante.

¿Sorprendente? No demasiado. Zygmunt Bauman ha descrito profusamente los rasgos de una sociedad de consumidores, una sociedad líquida a los que se ajustan la mar de bien las conclusiones anteriores. Parece pues que Cataluña se ha vuelto líquida.

Aunque, especulo, ni más ni menos que otras naciones cercanas.

Deja un comentario

Archivado bajo PolíTIC@s

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s