Archivo diario: marzo 14, 2011

¿En qué se parecen y diferencian Google y Facebook? (2)

En la entrada anterior señalaba dos diferencias (importantes) entre Facebook y Google:

  • El modo en que consiguen atraer usuarios. Google por medio del buscador y otros programas; Facebook, actuando como intermediario de relaciones entre personas.
  • El tiempo que los usuarios pasan en una y otra plataforma, mucho mayor en el Facebook que en Google.

Sostengo, sin embargo, que Facebook y Google tienen en común es mucho más que aquello que les diferencia.

De entrada, ambas empresas operan en un mercado bilateral (two-sided market’), conectando usuarios y anunciantes. Los usuarios de Facebook y de Google (y los de las que basan su modelo de negocio en los ingresos de publicidad) no son clientes: son audiencia. Nada nuevo: lo mismo pasa con la televisión en abierto. No deja de sorprender, sin embargo, que los ilustrados-TIC se esfuercen regularmente en destacar que Internet no es ni debe ser como la televisión, cuando estas dos empresas, las más populares en Internet, comparten con la televisión una de las bases de su modelo de negocio.

De hecho, si hay una diferencia clave entre Facebook, Google y similares y las cadenas de televisión, es precisamente la que se acostumbra a intentar mantener en segundo plano. Todas ellas, las empresas de Internet y las cadenas, compiten por la atención de su audiencia. Pero la televisión lo hace sin capturar información de los usuarios. Por contra, es precisamente esa información, la que recogen registrando y procesando datos de la actividad virtual de sus usuarios, que la entregan gratuitamente, lo que constituye la materia prima de Google y de Facebook.

Es posible extender de varias formas este análisis de similitudes. Apuntaré sólo una. En su último libro, Gilles Lipovetsky analiza una sociedad desorientada, en la que distingue cuatro características centrales: el hiper-capitalismo, la hiper-tecnologización, el hiper-consumismo y el hiper-individualismo. Creo que es posible argumentar que esas cuatro características sociales ayudan a explicar el éxito de Facebook y de Google. Y que, al mismo tiempo, el éxito de estas empresas ayuda a consolidar ese estado social que Lipovetsky nos explica.

¿Os parece un argumentación verosímil?

4 comentarios

Archivado bajo DialécTIC@s, PolíTIC@s, Tecnología