Twitter: ¿Qué valoran ‘los mercados’?

El Wall Street Journal recoge estos días rumores de la posible venta de Twitter por una cifra en torno a los 10.000 millones de dólares. Una valoración que los blogs del mismo WSJ consideran desorbitada desde la óptica de un cálculo financiero ortodoxo.

Pero, como sabemos de sobra, este tipo de valoraciones no se hacen en base a razonamientos ortodoxos, sino más bien bajo el impulso de animal spirits. Uno de los cuales gira en torno al poder de los relatos.

La mente humana – explican Akerlof y Schillerestá pensada para pensar en términos de narración o secuencias de acontecimientos que presentan una lógica interna y parecen constituir un conjunto unificado“.

Sucede, sin embargo, que muchos de los relatos en base a los que pensamos son de construcción ajena; los hemos adquirido de un modo u otro. Por medio, sobre todo, de la educación y de los medios de comunicación. La capacidad de construir y difundir relatos se convierte así en una fuente fundamental de poder:

The most fundamental form of power lies in the ability to shape the human mind“. (M. Castells)

Porque, nos guste o no, “los relatos ya no explican simplemente los hechos: ellos mismos son los hechos“. Lo que lleva a concluir que la construcción de relatos, en este caso sobre la valoración de Twitter, no es casi nunca desinteresada. El WSJ cita a este respecto a un ejecutivo de capital riesgo:

Are these prices justifiable based on financial multiples? No, these start-ups are building social services and have lots of data about their users and the market is valuing that mightily right now.

Así pues, el valor de Twitter para ‘los mercados’ es el de los datos que los usuarios entregamos (gratis), añadido al de saber crear y gestionar una plataforma que facilita que los entreguemos. Además, no olvidarlo, de haber generado directa o indirectamente un relato según el que salimos ganando haciéndolo.

La conclusión sería que si compran a Twitter, compran a los que twitteamos pero pagan a los que nos facilitan hacerlo. La viñeta de El Roto que encabeza esta entrada es un recordatorio de la necesidad de pensar sobre este reparto de papeles, sobre estos relatos.

Porque, ¿y si no fueran más que una fantasía?

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Social Media

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s