Se agradecen estas reflexiones DialécTIC@s

Después del nada sosegado y poco reflexivo ruido mediático de hace unos días a raíz de la Ley Sinde, creo que son de agradecer dos conjuntos de reflexiones publicados sobre los trasfondos de la cuestión estos días en El País.

En el cronológicamente primero de ellos, la cineasta Isabel Coixet escribe sobre la crisis del cine y la polémica sobre las descargas. Creo que dos de sus reflexiones enmarcan la mar de bien un aspecto de la dialécTIC@. Una de ellas se dirige a su propia profesión:

Las rencillas de patio de colegio que tienen un eco, a mi modo de ver completamente sobredimensionado, en las páginas de los periódicos estos últimos tiempos y que tienen por protagonistas a miembros de la Academia, son una pintoresca cortina de humo que oculta la pérdida de peso del sector cinematográfico en el concierto de la cultura, el abismo entre quiénes somos y lo que representamos, la incomprensible confusión entre instituciones y personas“.

Pero esa nada velada autocrítica no significa que esté del lado de otra parte del vocerío, de los que reivindican poco menos que el interés social de las descargas:

El espectador de hoy, mientras ve una película en su ordenador, come, fuma, twitea, contesta correos, cuelga comentarios en los muros de los amigos. […] Esa banalización del disfrute, unida a la asombrosa ceguera de avestruz de los canales de distribución, que si viven en el mismo planeta que los espectadores lo disimulan muy bien, hace que el acto de descargar una cinta no cree ningún problema en los internautas“.

Esta banalización del disfrute, y también de la eTIC@, así como su confusión interesada con la cultura es uno de los ejes de la reflexión que, bajo el título “¿Simples beneficios o grandes palabras?publica (dando leña a diestro y siniestro) el filósofo José Luis Pardo:

Tampoco es cierto que porque algo sea tecnológicamente viable haya de convertirse de inmediato en moralmente recomendable, legalmente aceptable, culturalmente valioso o políticamente progresista“.

Lecturas recomendadas. Continuará.

P.S. ¿Por qué la versión electrónica de El País no publica las ilustraciones, como la que reproduzco aquí, posiblemente violando la letra de la ley?

Deja un comentario

Archivado bajo DialécTIC@s, Propiedad Intelectual

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s