¿Es la ‘obesidad digital’ un riesgo?

En La Contra de La Vanguardia entrevistan a un psicólogo especialista en obesidad, que habla sobre la existencia de una relación patológica, adictiva, de pacientes obesos con la comida:

La comida como droga. Como consuelo de vacíos, carencias, frustaciones. El obeso es un enfermo, adicto a comer“.

Nada más pensar que ésa me parecía una descripción plausible, me ha asaltado mi querencia (¿patológica?) a reflexionar sobre las TIC y sus usos. ¿Existe, por analogía, el riesgo de una ‘obesidad digital‘ que pudiera describirse en términos similares? Una atracción compulsiva hacia lo digital, asimilable a una adicción, que se adopte como consuelo de vacíos o carencias?

Un salto a Bing (cada vez mejor como alternativa/complemento a Google) informa en el acto de que hay, en efecto, adictos digitales. Pero quizá se trate de casos extremos, pienso de entrada. De gente que ha caído en una adicción digital como hubiera podido caer en cualquier otra.

blog_090914

Me resisto, sin embargo, a dejarlo ahí. ¿Soy el único que, al sentarme delante del ordenador, tengo tentaciones como las que siguen?:

  • Arrancar un juego, prometiéndome que será sólo una partida.
  • Mirar a ver si hay algo en el correo en vez de aplicarme a ese informe pendiente, que tanta pereza me da.
  • Revisar los ‘feeds’ o el Twitter, por si hubiera alguna noticia interesante.
  • Echar un vistazo a lo que hacen nuestros amigos en Facebook.
  • Emplear un momento, pero sólo un momento, en pensar algo para escribir en el Twitter o en el Facebook, para no quedar como un soso sin ideas.
  • Etcétera.

No creo que sea el único. Porque, si lo fuera, Pep Torres no se habría puesto a vender ésto.

Volvamos pues a la cuestión del inicio: ¿Es la ‘obesidad digital’ un riesgo social?

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Sociedad

5 Respuestas a “¿Es la ‘obesidad digital’ un riesgo?

  1. Juan Manuel

    La adicción produce obesidad de lo que sea cuando es fruto de carencias. Existe un riesgo social?, es indudable. Lo social es un reflejo de sus componentes inundados de carencias.

    Pero cual es la carencia base? verdadero meollo que delimita la enfermedad psicológica. Sin esta sabiduría reprimir las adicciones las fortalece, pues pasan a formar parte de una sombra que ha sido enterrada.

    Sin saber cual es la carencia madre raíz, aparece también el sentimiento de culpa o la duda razonable en el comportamiento, y hace aflorar lo que se hace a gusto y lo que se hace a disgusto.

    Detrás del ansia de lo nuevo que ofrece la tecnología se esconde falta de “Vida”, de conexión natural. De Amor, es un suceso dramático, una patología asociada a la falta de asombro de una mente analítica, racional que crea imágenes fijas del mundo, donde lo irracional y lo desconocido, el juego, lo milagroso, lo onírico, lo espiritual han dejado de ser parte activa del estático intelecto, que parece que da la ilusión de movimiento mientras se esta con el culo sentado frente al ordenador.

    La carencia esta en el corazón del hombre pues lo ha llenado de números y letras perdiendo su carácter Numinoso, simbólico y espiritual.

    Ni Dalí, ni Picaso, ni Gaudi, Ni Lorca, ni tantos y tantos ejemplos se separaron jamás de la Irracionalidad Incluso L. Caroll el de Alicia en el país de las maravillas supo conjugar la lógica matemática con los sueños.

    MIentras ciencia y espiritualidad esten disociadas en cada mente, lo social se vera inundado de carencias, violencia, mientras lo espiritual se disfrazara de mascara sectaria, religion institucionalizada, y rituales sangrantes.

  2. Pingback: Twitter Trackbacks for ¿Es la ‘obesidad digital’ un riesgo? « ruizdequerol [ruizdequerol.wordpress.com] on Topsy.com

  3. jorgehm

    Te adjunto un enlace muy interesante que publicó Jesús Encinar sobre el concepto de refuerzo variable intermitente aplicado a Internet y que creo que viene al caso:
    http://www.jesusencinar.com/2009/01/el-email-como-las-tragaperras-funciona-como-un-refuerzo-variable-intermitente.html

  4. Jajaja, buenísimo el Tame Over de Pep Torres.

    Respondiendo a tu pregunta: Sí, me asaltan las mismas tentaciones que a ti. De hecho, mi último cuento lo escribí en libreta y con boli para provocar la concentración. Me considero una “gordita digital” porque por fortuna no todo lo digital me atrae.

    Creo que lo que has dado en llamar “obesidad digital” sí es un riesgo social en el sentido de que para trabajar es necesaria muchas veces la concentración y ser un poco gourmet al asimilar la información, no “tragarse” todo. La “obesidad digital” impide las dos cosas con la consecuente pérdida de tiempo.

  5. Juan

    La obesidad digital Soft que no es mas que el atiborrarse de información, es inversamente proporcional a la capacidad para degustar el estar solo con uno mismo sin mas información que el palpitar de la vida.

    La obesidad digital Hard que no es mas que el atiborrarse de aparatos tecnológicos es inversamente proporcional al miedo. El miedo de que algún día se pueda estar solo con uno mismo.

    Que aberración pensara alguno estar solo y sin hacer nada. Claro esta que es mas fácil conquistar el mundo, que conquistarse uno mismo. O no se han fijado el día que se va la luz?………..

    Aparece lo que hay.

    Vacio.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s