Nuestras comunicaciones, ¿dicen algo sobre nosotros?

Se empieza a tomar conciencia de que el modo en que los colectivos, las comunidades o los países adoptan las tecnologías depende más de sus características sociológicas que de las características de las tecnologías. ¿Qué nos dicen entonces sobre nosotros mismos las cifras de penetración de las Comunicaciones?

Hacia 1995 se produjo, casi simultáneamente, el inicio de la explosión comercial de Internet y de la telefonía móvil digital. Pero no han evolucionado al mismo ritmo ni del mismo modo en todos los países.

blog_090821_newLa gráfica, elaborada con datos del “Communications Outlook 2009” de la OCDE, muestra que existe una gran dispersión entre las tasas de penetración de la banda ancha y del móvil entre distintos países.

Pero también apunta a la existencia de cuatro grandes grupos:

  • Países que destacan tanto en la adopción de la banda ancha como del móvil; quizá porque son ricos y pueden permitirse no escoger.
  • En el extremo opuesto, naciones como Méjico o Turquía, todavía en una fase inicial de la adopción de ambas tecnologías.
  • Otro grupo, en el que se incluirían los EEUU, Japón y Corea, parece haberse decantado más por la banda ancha que por el móvil.
  • Los países emergentes, como los del Este de Europa, en donde el móvil ha penetrado con más intensidad que la banda ancha, por lo menos inicialmente.

España aparece en una especie de tierra de nadie, aunque más cerca del grupo de los emergentes que de ningún otro. Sugerente, aún cuando, lo reconozco una vez más,  arriesgado sacar conclusiones de gráficas simples como ésta. Pero me encantan. Mañana, una más.

¿Comentarios?

13 comentarios

Archivado bajo Datos, Sociedad

13 Respuestas a “Nuestras comunicaciones, ¿dicen algo sobre nosotros?

  1. Francesc

    Ricard,

    Muy interesante, de nuevo, el gráfico que presentas en esta última entrada.

    Después de analizarlo, resulta difícil extraer resultados concluyentes del mismo. Quizás el más evidente es que, a largo plazo, la mayoría de países deben tender al cuadrante superior derecho (el mayor número de móviles y de líneas de banda ancha por habitante). El principal “driver” en este caso sería evidentemente el económico, en línea con el nivel de desarrollo de cada país.

    Pero es curioso observar que hay muchos países con un número de móviles superior al 100% de su población. Esto quiere decir que debe existir un buen porcentaje de ella que disponga de 2 o más móviles por habitante. Un signo evidente de riqueza, pero que también puede poner de manifiesto otros aspectos, ya sea de carácter operativo (p.e. separación del móvil personal, del móvil empleado para el trabajo) o bien de carácter cultural (p.e. tendencia a hablar mucho y a socializar a través del móvil en determinados países, como los mediterráneos) o incluso de costumbres (p.e. usar predominantemente el móvil en todos los sitios, aunque uno disponga de un teléfono fijo al alcance, ya sea en casa o en el trabajo).

    En fin, creo que podríamos hablar mucho de ello, pero como he dicho antes, veo difícil extraer resultados concluyentes de los datos presentados, bastante más allá de lo comentado.

    Saludos.

    • ruizdequerol

      Francesc,

      Los móviles son relativamente baratos; en cualquier caso más que los ordenadores. Por tanto, creo que tener más de un móvil no es un signo de riqueza, sino más bien algo que resulta cómodo u operativo.

      Recuerdo que, hace ya algunos años, un chófer que nos llevaba por Roma manejaba tres móviles. Según nos explicó, uno era para el trabajo, otro para la familia y amigos, y otro para las amigas que su esposa no hubiera considerado como amigas.

      Gracias por comentar. Saludos

      • Francesc

        Ricard: Lo de “signo de riqueza”, como dices, es relativo. Yo no me refería tanto al coste del terminal, sino más bien a su coste de mantenimiento, aunque éste lógicamente estará en función del volumen de llamadas que se hagan. En cualquier caso tienes razón que el móvil es un dispositivo que se ha vulgarizado y que ahora lo tiene prácticamente todo el mundo, y que además su coste es bastante inferior al de un ordenador, cosa que explica en buena medida su mayor grado de penetración.

        En cuanto al comentario de tu viaje por Roma, muy buena la anécdota del uso aplicado por el chófer al tercer teléfono. Ya se sabe que el móvil del cónyuge constituye en ocasiones un excelente instrumento para detectar infidelidades, pero éste es un tema para otro debate sociológico sobre el uso de las nuevas tecnologías….

  2. En general, el móvil — y pasado el primer boom donde el móvil era símbolo de alto status — es símbolo de pobreza.

    Es decir, los países donde el móvil tiene mucha más penetración que la banda ancha (o el uso de Internet o incluso de ordenadores en general) es normalmente debido a que no había una red de telefonía terrestre. Y no había esa red porque el país no podía permitírsela, porque el Gobierno no podía pagarla, las operadoras no tenían incentivos a hacerlo por la imposibilidad de recuperar las inversiones por el poco poder adquisitivo de los hipotéticos futuros usuarios, etc.

    Desconozco cuál es el caso de Grecia, Polonia, Eslovaquia y el resto de países del cuadrante superior izquierdo, pero sí sé que este es el caso de muchos de los países que no salen en la foto de la OCDE: África, Asia, Latinoamérica, etc.

    Dicho esto, me añado a las cautelas de Ricard sobre qué se puede decir y qué no, los condicionantes culturales y sociales y demás. A los que habría que añadir el esquema de mercado de la provisión de servicios de Internet y de telefonía fija, que sin lugar a dudas determinan la adopción de sus servicios.

    • ruizdequerol

      Ismael,

      Claramente de acuerdo en la interpretación de la penetración del móvil cuando no hay red telefónica o de banda ancha fija.

      Pero lo que más nos interesa, por lo menos a mí, es interpretar el caso de España, que está mas cerca del cuadrante de arriba a la izquierda que del de arriba a la derecha. En cuanto a haber red fija, hayla. Quizá no sea barata, pero tampoco lo es el móvil.

      ¿Qué pensamos, pues?

      Gracia por comentar. Saludos

      • Estoy de acuerdo también que en España tiene mercados parecidos de red fija y móvil.

        Por tanto, si el problema no está (tanto) en la oferta, debe estar en la demanda.

        ¿Explicarían unos usos poco intensivos de Internet en general, y de la banda ancha — con la excepción de las descargas — en concreto, un sesgo hacia una mayor penetración del móvil?

      • Francesc

        Yo creo, como Ismael, que el freno está en la demanda, debido sobre todo a las barreras de entrada para acceder a la banda ancha frente al sencillo acceso del móvil (p.e. coste del ordenador y de la conexión de banda ancha, relativa complejidad de su funcionamiento, tiempo necesario para conocer la oferta, sus aplicaciones y los requerimientos técnicos para su acceso, etc), lo cual explicaría en mi opinión el mayor grado de desarrollo y de madurez del mercado de la telefonía móvil frente al de la banda ancha en España.

  3. jorgehm

    Sobre lo que comentáis de la banda ancha, creo que si los operadores subvencionaran los notebooks como hacen con los móviles, el panorama cambiaría, la banda ancha sigue siendo muy cara en España. Además la curva de aprendizaje de un móvil y un ordenador no son ni por asomo comparables, lo que supone un freno para muchos usuarios. Por eso he citado los notebooks, porque un dispositivo económico creado específicamente para su acceso a Internet y poco más creo que puede modificar los datos de penetración y acceso a la banda ancha en los próximos años.

    Hay datos bastante curiosos en el gráfico: a mí me ha llamado mucho la atención el caso de Canadá, donde la penetración de móvil es realmente baja, lo que es sorprendente en un país con una densidad de población muy baja. Con esta configuración de la población lo lógico sería que la penetración del móvil fuera más amplia, no solo por ser más sencillo el despliegue de la red, sino porque para un habitante de una zona poco poblada, que posiblemente se dedica a labores agrícolas, un móvil puede ser de gran utilidad para su trabajo.

    Me sorprende también que, en relación a Japón, un país a la vanguardia sobre todo en los nuevos servicios móviles y de banda ancha (con redes FTTH ya desplegadas) la penetración de los móviles sea inferior a la española y la de la banda ancha sólo ligeramente superior.

    • ruizdequerol

      Por qué tendrían que ser precisamente los operadores los que subvencionaran los PCs? Por qué pensamos primero en subvencionarlos y no en interesar a la gente en adquirirlos?

      De la comparación con DK que se apunta en otra entrada, me interesó especialmente ver que allí la demanda de PCs precedió a la banda ancha. Lo que significa que la industria de informática ‘vendió’ los ordenadores incluso cuando no había banda ancha.

      Creo que por aquí, cuando hablamos de sociedad de la información, olvidamos demasiado a menudo mirar (valorar, criticar, …) a la industria informática. A la local, más precisamente.

  4. Francesc

    jorgehm,

    Tienes razón en lo que comentas sobre lo llamativos que resultan los casos de Canadá y Japón.

    En el caso de Canadá, me pregunto (pues desconozco sus circunstancias concretas) si el bajo nivel de penetración de la telefonía móvil entre su población se debe a las mismas causas de su retraso en EE.UU., esto es, a la existencia de diferentes estándares y al hecho de que el receptor tenga que hacerse cargo de una parte del coste de las llamadas, cosa que no sucede, por ejemplo, en Europa (en el interior de cada país). Se trata de un buen caso para investigar.

    En cuanto al caso del Japón, llama la atención la relativa baja penetración de la banda ancha en un país dotado de una buena infraestructura de última generación, con el amplio despliegue de redes FTTH que han llevado a cabo ahí. Lo que viene a demostrar, una vez más, que disponer de infraestructura y oferta no es condición suficiente para generar la demanda. Me imagino que todo es cuestión de tiempo y de que llegue el vídeo de alta definición para activarla …

  5. Francesc

    Hola de nuevo a todos,

    Casualmente me ha llegado esta mañana a la oficina el “Informe Anual 2008” publicado por la CMT (podéis acceder a su contenido aquí: http://www.cmt.es/es/publicaciones/anexos/Informe_Anual_2008_.pdf)

    Después de darle un rápido vistazo “en diagonal”, he encontrado una gráfica muy ilustrativa (ver la pág. 27 del documento impreso), en relación con el tema de esta entrada, que muestra los ratios de penetración en España de diversos servicios finales, entre ellos la telefonía móvil y la banda ancha, desde los años 1997 a 2008.

    Se puede observar que mientras en este período la telefonía móvil crece de forma exponencial ya desde el inicio (1997) hasta entrar en una zona de saturación progresiva a partir de 2002, aproximadamente, la banda ancha no empieza a crecer sino a partir de este año y de forma muy lenta, y prácticamente lineal, hasta la fecha.

    Creo que estos datos confirman de forma empírica lo dicho en los comentarios anteriores.

  6. Joan Carles Martinez

    Hola a todos, se me ocurre que tendría interés relacionar el número de habitantes por hogar medio con el número de líneas de banda ancha, para comparar con la penetración del móvil, ya qye este es un dispositivo de uso individual, mientras que la línea de banda ancha sería un dispositivo único para cada hogar (o empresa, ya que el gráfico probablemente no discrimina entre líneas de banda ancha para uso personal o empresarial). No se si eso produciría grandes variaciones, pero podría ser interesante.

  7. M.

    Aunque llego tarde a esta conversación, creo recordar un informe de Red.es en el que se afirmaba que la principal razón por la que no se tenía Banda Ancha en el hogar no era el precio sino que no se le encontraba utilidad alguna… Lo cual no sucede en el caso del móvil, en el que claramente los usuarios le encuentran una utilidad que hace que estén dispuestos a pagar más que por el teléfono fijo y más de lo que se paga en otros países europeos.

    Quizá lo que habría que preguntarse (también aplica al caso de Japón) es qué es lo que podría hacer que los usuarios vieran en la Banda Ancha la utilidad suficiente para que decidieran contratarla.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s