Archivo diario: julio 15, 2009

Falsa alarma: Pensar no es ‘free’

prt_pensar_no_es_gratis_negro_v2_225Mi colega Xavier Jané, tras leer mi entrada anterior, me pone sobre la pista de una tercera publicación actual sobre el asunto de ‘pensar‘: «Pensar no es gratis«.

Muchos titulares para menos de 24 horas:

–  «Piensa, es gratis» (aquí)

–  «Pensar no es gratis» (aquí)

–  «Piensa menos, vive más» (aquí)

Ante la duda, me he puesto a investigar un poco sobre los autores. Para descubrir que el de la primera de estas tres obras es publicista (uy, uy uy!!!), cobra por el libro (éso lo hacen todos) y …

… cobra también por los cursos en los que enseña a pensar.

Lo cual, en mi opinión, supone una contradicción suficiente como para desestimar su eslógan (no necesariamente sus consejos).

Así pues: falsa alarma!!! Pensar no es ‘free‘.

Ahora bien, ¿supone éso que los apóstoles del ‘free’ proponen no pensar? Y, si fuera así, ¿practican su propia medicina?

Tendré que repasar mis nociones de lógica aristotélica antes de aventurarme a conclusiones. Así y todo, adelanto que:

  • Algún ‘behavioral economist’ ha escrito sobre el ‘atractivo irracional‘ del ‘free‘.
  • Algunos de los apóstoles más entusiastas del ‘free‘ no practican lo que predican (ejemplos, en próximas entradas).

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Pensar o no pensar: Menudo dilema!!!

Como soy un antiguo, todavía visito las librerías, e incluso ocasionalmente compro libros ‘no free’.

Cuando ayer en eso estaba me encontré frente a un anaquel en el que se yuxtaponían las dos obras (de la misma editorial) que, iPhone en mano (sólo para aparentar que no soy tan antiguo), registré en la foto que acompaño.

Proudly taken with my iPhone

Proudly taken with my iPhone

Me encontré diciéndome a mí mismo:

«Menudo lío.  ¿A cuál de los dos hago caso? Tendría que pensar sobre ello».

Pero, como desconfío de lo ‘free, no me voy a pensar en algo sólo porque sea gratis. Y si además resulta que pensar más supone vivir menos, todavía peor.

Finalmente, siguiendo el ejemplo de otros ilustres blogeros, decidí que, en vez de pensar, lo que haría sería escribir sobre ello en mi blog. Y tan contento.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Sociedad