Archivo mensual: junio 2009

No se trata sólo de regulación y leyes

Cito de un discurso reciente de Barak Obama (minuto 2.00 del video adjunto):

«We know that progress depends not only on changing laws but also changing hearts.  And that real, transformative change never begins in Washington«.

(Sabemos que el progreso depende no sólo de cambiar las leyes, sino de cambiar los corazones. Y que el cambio real, el cambio que transforma, nunca empieza en Washington)».

Aunque el contexto no tenía nada que ver con la economía, creo que es igualmente aplicable a los diagnósticos de la crisis y a las recetas para salir de ella. En particular, como apuntaba en la entrada anterior, para no echar a Reagan la culpa de la crisis.

La reflexión de Obama abre, de todos modos, un frente interesante: ¿cómo catalizar (en lo económico, pero no sólo en lo económico) ese cambio de actitudes, de corazones, al que hace referencia? Internet, las redes sociales, el uso inteligente de YouTube y Twitter ayudarán. Pero hace falta algo más. En las capitales (la suya, la nuestra) y fuera de ellas.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

ANÉCDOTA: Justo después de la frase que cito arriba, interrumpe a Obama el timbre de un móvil. Vale la pena seguir su reacción.

Anuncio publicitario

5 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Economías disonantes. Y nosotros sin saber de música

blog_090629bHe colgado en mi tablero retales de escritos de economistas publicados en el El País del pasado domingo. Con opiniones disonantes sobre el por qué de la cosa.

Para Paul Krugman, el Premio Nobel de Economía que ha aparecido por este espacio últimamente, «La culpa la tiene Reagan«:

«Los principales causantes del caos en el que nos encontramos fueron Reagan y su círculo de asesores, hombres que olvidaron las lecciones de la última gran crisis financiera de Estados Unidos, y condenaron al resto de nosotros a repetirla».

Me rebelo contra el diagnóstico de esa supuesta ‘condena’, que me parece más bien una ideológica salida por la tangente. Como si un adulto de 60 años echara la culpa de sus desgracias a algo que hicieron sus padres, o sus abuelos.

No estoy solo en mi discrepancia. También en El País, el Consejero Delegado de Barclays Bank (uno de los pocos bancos ingleses que ha escogido no acogerse a las ayudas del Gobierno británico), interviene así:

Pregunta. El Nobel Paul Krugman asegura que los problemas en el Reino Unido están relacionados con los últimos años de desregulación y fundamentalismo de libre mercado, que inauguró Margaret Thatcher y ha rematado el laborismo. ¿Está de acuerdo?

Respuesta. En absoluto. Creo que lo que hemos visto en el Reino Unido es un ejemplo extremo de una economía financiera impulsada por el endeudamiento, alejándose cada vez más de la economía real.

Sobre las mismas cuestiones, el catedrático Antón Costas aboga por:

«cambiar las formas de pensar cómo funciona la economía. Una teoría macroeconómica que se basa en la idea de expectativas racionales y mercados eficientes no es capaz de explicar la realidad. Necesitamos una teoría que reconozca la importancia que tiene la desconfianza, el fraude, la corrupción, la desigualdad, la percepción de justicia y de falta de ética en el funcionamiento de la economía«.

Tengo la misma sensación que un aficionado a Mozart escuchando a Schönberg.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Educación, Humanismo.com

Google aún no es humano

Una curiosidad. Rebotada de link en link me llega la noticia de que, poco después del anuncio de la muerte de Michael jackson, alguien vio la pantalla de Google que reproduzco:

pantalla Google M. Jackson

Según parece, no fue ése el único error de Google ese día; pero sí el que más me interesa. Porque muestra que a Google aún le queda un trecho para conseguir su objetivo de un buscador perfecto:

“The perfect search engine would understand exactly what you mean and give back exactly what you want”.

En este caso, seguro que (casi) ninguno de los que buscaban noticias sobre la muerte de Michael Jackson estaban interesados en ese escritor inglés que falleció en 2007.

Resulta también interesante entender el origen del error. Según parece, Google se apoya en entradas de Wikipedia para intentar conseguir mayor precisión en los resultados de las búsquedas. En el caso que nos ocupa, como es lógico, la página de Wikipedia correspondiente al cantante no contenía aún nada relacionado con su muerte.

Así y todo, como los ordenadores de Google habían detectado un aumento brusco del número de búsquedas referidas a Michael Jackson, podrían haber deducido que algo nuevo estaba pasando, y que difícilmente podía referirse al escritor británico. Una persona medianamente inteligente lo hubiera detectado. Google no es todavía inteligente; no en este sentido, como mínimo.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Humanismo.com

¿Qué mitad de las doctrinas económicas está equivocada?

krugmanHe acabado de leer el libro de Paul Krugman, Premio Nobel de Economía (al que apunta la imagen de la portada). Me ha dejado con más preguntas que respuestas. Copio textualmente su último párrafo:

«Hay quien dice que nuestros problemas económicos son estructurales y no tienen solución a corto plazo, pero yo creo que los únicos obstáculos estructurales importantes para la prosperidad del mundo son las doctrinas obsoletas que pueblan la cabeza de los hombres«.

Seguramente. Pero, ¿cuáles son en concreto esas doctrinas?

La confusión aumenta al leer en The Economist que el Profesor Krugman opina que la mayor parte de los avances de la macroeconomía durante los últimos 30 años «han sido en el mejor de los casos inútiles y en el peor de los casos perjudiciales«. Si es cierto (Wikipedia dixit) que Krugman se doctoró en 1977, hace poco más de 30 años, ¿se aplicaría su diagnóstico a sus propios trabajos?

Mis notas de lectura de la obra de Krugman incluyen frases como : «Las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria has sido peores de lo que todo el mundo imaginaba»; «La globalización financiera ha acabado siendo más peligrosa de lo que nos figurábamos».

Aviados andamos. Lo peor, parafraseando una máxima famosa, es que se acabara concluyendo que la mitad de las doctrinas económicas están equivocadas, aunque nadie se ponga de acuerdo sobre cuál es cada mitad. Dismal science, indeed.

¿Comentarios?


1 comentario

Archivado bajo Economía

Twitter y Skype: Prospectiva en perspectiva

How the Internet killedAlgunos comentarios, que agradezco, a mi entrada anterior sobre Twitter me impulsan a ampliar la exposición de mi punto de vista.

The Economist, una publicación por la que tengo un enorme respeto, pronosticó en una portada de 2005 el fin del negocio de las telecos («How the Internet Killed the Phone Business«).

En ese momento, cuando la telefonía móvil era ya un negocio consolidado, el titular, con la imagen de esos postes telefónicos caídos, parecía un poco sensacionalista. En el interior, sin embargo, la sustancia del artículo se centraba en el potencial disruptivo de la telefonía sobre IP (VoIP), y en particular de Skype, entonces una empresa emergente.

Unos años después, los hechos hablan por sí mismos.

  • Las operadoras telefónicas siguen ganando dinero, incluso con las líneas fijas, porque se han vuelto más eficientes, porque han rentabilizado su oferta de banda ancha, y porque han integrado en sus redes adoptado la tecnología de VoIP.
  • Skype es un servicio enormemente popular y rentable, aunque de tamaño menor comparado con el de las operadoras. Algo que sospecho que sus creadores ya vaticinaban cuando vendieron Skype a eBay por mucho más de lo que ahora vale.

Mi apuesta en la entrada anterior es que el futuro de Twitter será similar al de Skype. La mantengo.

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Prospectiva

Tecno-utopizando (esta vez sobre Twitter)

blog_090626Quizá por coincidencia con el uso de Twitter por la oposición en Irán, o quizá no, la revista TIME dedicó una portada reciente a Twitter, presentándolo como una herramienta que cambia o cambiará nuestras vidas. Un titular apropiadamente jaleado desde la comunidad de los ‘ciberlibertarios e ‘ilustrados-TIC‘. Para algunos, el acceso a Twitter es incluso cuestión de Estado.

blog_090625No oculto que me irrita el sensacionalismo en general, y quizá más el de algunos ciber_utopistas cuya ideología e intenciones quedan muchas veces convenientemente oscuras. En este caso, me limitaré a dos consideraciones breves:

  • El ‘track record‘ de la revista TIME como oráculo tecnológico no es precisamente brillante. He recuperado de mi colección una de las portadas que dedicaron (en 1993!) a las ciberautopistas, que todavía no tenemos. Hay más ejemplos.
  • Me he molestado en poner en un gráfico, por eso del impacto visual, algunos datos sobre tecnologías y habitantes en el mundo. Para que Twitter saliera en el mapa habría que agrandar la figura a varias pantallas.

Puestos a destacar cuestiones que son o debieran ser cuestiones de Estado, las hay mucho más relevantes que Twitter.

Una cuestión final. Twitter no tiene ingresos, por el momento, por lo que puede o no acabar siendo una empresa viable. Puestos a hacer futurología, digamos que a cinco años vista, se me ocurren varios escenarios:

  1. Twitter sobrevive como empresa y como marca.
  2. Twitter es absorbida por otra empresa de Internet, y los servicios à la Twitter se convierten en una ‘commodity’.
  3. Otro (por especificar).

Yo apuesto por el segundo. ¿Y vosotros?

9 comentarios

Archivado bajo Prospectiva

¿Qué espíritus se asientan en Twitter?

Los medios (p.e. en El PaísNew York Times , Forbes) han explicado abundantemente estos días cómo la oposición al régimen en Irán utiliza los ‘social media’ (como Twitter, Facebook y similares) para coordinar y difundir sus acciones de protesta.

smart mobsUna vívida demostración, sin duda, del potencial de transformación social de las tecnologías. Confirmando lo que los estudiosos de los fenómenos de innovación detectaron hace mucho: los usuarios encuentran muy a menudo usos de las tecnologías que no habían sido previstos por sus creadores.  Seguro que los amos de Twitter no tenían en mente que su invento se utilizara como instrumento de agitación política.

Con todo, yo sería prudente antes de extrapolar sobre este fenómeno. Recupero una observación que Howard Rheingold hizo años atrás, cuando percibió el potencial de los SMS pero aún no podía imaginar la aparición de Twitter:

«Cuando un nuevo medio de comunicación reduce el coste de solucionar dilemas de acción colectiva se hace posible que más gente ponga recursos en común«.

Valorar el futuro impacto social de Twitter (y otras herramienta de ‘social media’) exige poner el foco, no en la herramienta, sino en los ‘dilemas de acción colectiva‘ relevantes, las comunidades que los así los consideran y los mecanismos (explícitos e implícitos) de funcionamiento de esas comunidades. Una cuestión bien tratada en el libro de Rheingold (parcialmente accesible online), y antes de él por otros sociólogos.

Twitter (y herramientas similares de colaboración) serán útiles, sin duda alguna, para innovadores sociales y comunidades con causa. Pero, cuando esta causa está ausente o es débil (pienso que así es en bastantes casos de twitterismo), se convierten en amplificadores de frivolidad.

Me quedo con las ganas de intentar esbozar una taxonomía de los espíritus que se asientan en Twitter. Será otro día.

¿Comentarios?

Deja un comentario

Archivado bajo Gobernanza, Humanismo.com, Innovación, Sociedad

Obama: Liderazgo + Ingeniería Social + Tecnologías

Más que muy interesante, a mi juicio, iniciativa del Presidente Obama: «United We Serve«, descrita en la Web de la Casa Blanca como:

«Un servicio de ámbito nacional que ayudará a mitigar las necesidades sociales resultantes de la crisis económica. Sabiendo que la gente ordinaria puede alcanzar resultados extraordinarios si se ponen a su alcance los instrumentos adecuados, el Presidente Obama pide que ayudemos a poner nuevos cimentos para el crecimiento económico».

Una iniciativa que combina el liderazgo (vale la pena escuchar el video), la práctica de la ‘innovación abierta‘ (dejando espacio para que las iniciativas fluyan de abajo hacia arriba) y el uso de Internet (como en la campaña electoral, para movilizar y apoyar a los voluntarios). Porque:

«Economic recovery is as much about what you’re doing in your communities as what we’re doing in Washington – and it’s going to take all of us, working together».

Veremos cómo les va. Pero de momento, incluso antes de constatar los resultados, la verdad es que me da una cierta envidia.

blog_090624

Un detalle más. Me he enterado de la iniciativa porque la Casa Blanca me la ha anunciado por correo electrónico. Es la primera vez que me escribe un Presidente de Gobierno. Qué ilu!!!

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Políticas públicas

¿Cuál será el modelo de sostenibilidad del periodismo?

blog_090622Este es el titular de una entrevista a Michael Eisner, ex Presidente de Disney, entre otras cosas. En el contexto del debate actual sobre el futuro de la prensa y el periodismo, Mr. Eisner sostiene que:

«Cuando alguien le diga que los periódicos desaparecen, ríase de él. Siempre habrá información – en el soporte que sea- y gente que pague para que se la jerarquicen e interpreten«.

Creo que tiene razón. Pero lo que está precisamente en el núcleo del debate es cómo será el modelo de negocio o de organización que sostenga a quienes  ‘jerarquicen e interpreten la información‘.

Pienso que si la cuestión fuera trivial, el Senado de los EEUU se hubiera ahorrado la organización de una sesión sobre el futuro del periodismo. En la que, como comenté en una entrada anterior, Google abogaba por «tratar el artículo como la unidad atómica de consumo», con la consecuencia de requerir «un enfoque de monetización distinto: cada artículo individual tiene que autofinanciarse“.

Una propuesta que apuntaría a que la empresa periodística, entendida como la organización que  rentabilice el trabajo de los periodistas que emplea, desaparecería al ser Google el intermediario de monetización de las noticias. En la misma sesión, Adriana Huffington, responsable de ‘The Huffington Post‘, abogaba por un enfoque híbrido en el que la función periodística se cubriría (por lo menos en buena parte) a base de ‘periodismo ciudadano‘ y de ‘fundaciones sin ánimo de lucro interesadas en permitir a los periodistas independientes la capacidad de ir detrás de reportajes importantes’.

Hay pues una variedad de escenarios propuestos para el futuro del periodismo. ¿Cómo se determinará su futuro? ¿Es suficiente dejarlo al arbitrio del ‘libre mercado‘? ¿Deberían intervenir los Estados desarrollar una estrategia de ‘ingeniería social‘ orientada a asegurar la sostenibilidad del periodismo entendido como una función social necesaria?

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Políticas públicas

Marcos mentales: ¿A quién hacemos responsable?

La edición dominical de El País brinda un ejemplo excelente del contraste entre dos visiones de la economía y la política económica: la de los grandes conceptos y los liderazgos tradicionales, de una parte; por otra, las pautas de comportamiento irracional de las que tratan los ‘behavioral economists‘.

La Tribuna de Javier MorenoDe cómo arruinar el mundo dos veces«) tiene un comienzo prometedor:

«Pocos […] discreparán del análisis que Barack Obama ofreció el miércoles pasado en Washington. La crisis que azota el mundo desde el verano de 2007 no es resultado de un fallo del capitalismo en sí […] sino el producto de una cascada de errores humanos, de oportunidades perdidas y de una cierta cultura de la irresponsabilidad que resulta ahora de todo punto inaceptable».

Pero luego, en mi opinión, se desvirtúa al achacar la responsabilidad de esta crisis y de la de 1929 sólo a políticos y gobernadores de los bancos centrales:

«Cinco hombres arruinaron el mundo en 1929. Dos, más un puñado de ideólogos neocon, fueron los responsables principales del desastre en 2008″.

blog_090621No seré yo quien discuta la responsabilidad de esos personajes. Pero es incuestionable que la crisis no se hubiera producido si no hubieran sido muchos, banqueros, empresarios y ciudadanos de a pie, los que les hicieron caso.

Por ejemplo, concediendo unos hipotecas a quienes no podían pagarlas; contratando otros hipotecas que no podían pagar. Todos con la hipótesis implícita de que el precio de las viviendas no bajaría. A pesar de los precedentes que desmentían esta creencia. Un segundo artículo del dominical, «La plusvalía está en su mente«, comenta más a fondo este y otros aspectos de la ‘behavioral finance‘.

Hablando sobre las causas de la crisis y la reforma del sistema financiero, Barak Obama mencionó que «A culture of irresponsibility took root from Wall Street to Washington to Main Street«. Habrá que aplicarse a cambiar ambas culturas.

¿Comentarios?

6 comentarios

Archivado bajo Economía, Humanismo.com