¿De quién son los contenidos en Facebook?

Ha habido estos días una cierta polémica, a raíz de un cambio en los ‘Terms of Service‘ de Facebook, acerca de cuáles son y/o deberían ser los límites en los derechos de esta red social sobre los datos y los contenidos que aportan sus usuarios (que no clientes).

blog_090222

Como muchos otros, supongo, aunque tengo un perfil (no muy activo) en Facebook, no me había molestado antes en leer las condiciones de uso. En una lectura rápida, me da la impresión de que conceden a Facebook una licencia prácticamente total para hacer lo que le plazca con los contenidos de sus usuarios. Algo que me reafirma en que conviene adoptar una postura de prudencia a la hora de ‘retratarse‘ en Facebook.

Con todo, mi interés en el asunto es tangencial, relacionado con la cuestión de la propiedad intelectual en Internet, sobre la que escribía no hace mucho. Porque no me sorprendería que hubiera quien, defendiera a la vez dos posturas que se me antojan en principio contradictorias:

  • Restringir los derechos de Facebook y similares sobre los contenidos que libremente aportan los usuarios.
  • Defender el derecho a copiar libremente, bajo el argumento de que ‘los bits son bits‘, los contenidos que circulan por la red, incluso en contra de la voluntad de sus autores.

Supongo que el asunto debe tener sus sutilezas, por lo que me abstendré de tomar partido. Pero me parece un asunto digno de reflexión. Sobre el que además agradeceré cualquier aportación clarificadora.

Saludos cordiales

Enlaces: DenkenUber, Consumerist

3 comentarios

Archivado bajo Propiedad Intelectual

3 Respuestas a “¿De quién son los contenidos en Facebook?

  1. Hola, Ricard,
    Facebook no discute tu propiedad intelectual acerca de los contenidos que subes. Simplemente, se cubre ante eventuales, hipotéticas y futuras reclamaciones ante quien quiera una parte de sus eventuales, hipotéticos y futuros ingresos basándose en que estos ingresos estén relacionados con el consumo de contenidos aportados por él.
    Creo que es un texto preventivo escrito por abogados, y no creo que Facebook tenga recursos destinados a escudriñar los contenidos para ver si puede hacer dinero comercializando directamente algunos. En cuanto a que pretendiese hacer dinero comercializando datos de contacto (que estarían bastante segmentados demográficamente), dudo que cometiesen este error. Se sabría rápido y como les produciría muchas bajas, iría contra su modelo de negocio (cualquiera que éste sea, claro). Facebook está para lo que está, y así evita cualquier intento de que nadie pretenda usarlo como plataforma para un uso comercial.
    En cuanto a esta paradoja que brillantemente aportas, desde luego yo no apostaría a que nadie cae en ella.
    Y sí, es bueno leerse los términos de acuerdo que firmas, aunque sea dándole al botón de aceptar. Y esto aplica no solo a facebook, sino a gmail, google docs y cualquier otro servicio.

  2. Pingback: La cara oculta de Facebook « ruizdequerol

  3. inveterat

    El “país de les llibertats”, el garant de l’autonomia de la voluntat, el ¿paradigma dels països democràtics?… promulgant lleis com la “Patriot Act”, facilitant dades “controvertides” personales a governs estrangers no democràtics com la Xina!

    És impresionant que aquestes coses pasin als llocs on passen. Simplement: indignant. Què hi farem…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s