Para empezar el 2009 (primera parte)

¿Vale la pena todavía formular buenos deseos y hacer buenos propósitos para el 2009?

Pienso que sí. He colgado en mi tablero una pequeña selección de recortes de algunos de los publicados estos días. Hoy, sobre la sociedad en general; mañana, sobre la economía. Está en el trasfondo, en ambas ocasiones, la cuestión del rol de las TIC en la economía, en la sociedad, en nuestra vida personal.

  1. blog_090107Margarita Rivière sugiere en El País: (a) Poner los pies en el suelo; (b) Ralentizar para poner lucidez en la mirada.
  2. También en El País, Almudena Grandes aboga por devolver “cordura y sensibilidad a una sociedad que lo ha sacrificado todo al ídolo del consumo superfluo”.
  3. La recomendación de Manuel Vicent es “vivir a cualquier edad pasiones nuevas, experiencias excitantes, cambios imprevistos en la rutina diaria“.

Personalmente, me tomo mi prejubilación no sólo como un cambio imprevisto en mi rutina diaria, sino como una oportunidad de cambiar algunos comportamientos, de provocar experiencias excitantes, de asumir algunos riesgos que quizá de otra forma no hubiera tomado.

En cuanto a la cuestión de las tecnologías y la sociedad, mantengo la impresión de que las propuestas que algunos ‘ilustrados-TIC‘ proponen como dogmas son exactamente opuestas a las apuntadas más arriba.  Por ejemplo:

  • Estigmatizar como ‘aliens‘ o ‘emigrantes‘ por razón de edad a generaciones enteras, como si fueran incapaces de participar en construir el futuro de nuestra sociedad conectada.
  • Idealizar el consumo de contenidos que se puedan descargar de la Red, en la práctica casi convirtiendo su ‘disponibilidad‘ en el ‘imperativo‘ de consumirlos.
  • Elevando las relaciones a la categoría de objetos de consumo en las redes sociales, llegando a descalificar como ‘parias sociales‘ a los/las jóvenes que no se han adscrito a alguna en concreto.
  • Magnificando el rol de las herramientas de comunicación instantánea, como Twitter y similares, que inevitablemente dan prioridad a lo inmediato o urgente sobre lo importante, a la dispersión sobre la concentración, a lo exterior frente a lo interior.

Queda todavía mucho por hacer, pienso, para conjugar TIC y sentido común.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

1 comentario

Archivado bajo Conceptos, Sociedad

Una respuesta a “Para empezar el 2009 (primera parte)

  1. Hola Ricard,

    Super de acuerdo contigo. Menos Twitter y menos de todo. Cada día me apetece más cerrar el portátil y coger un libro. ¿Por qué será?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s