La innovación más necesaria es la social

Si la cuestión es cómo ‘aparcar‘ la ‘mala innovación‘ y reemplazarla por la que sea ahora más conveniente para superar la crisis, ¿cómo enfocar la respuesta?

blog_081222

El razonamiento que esbozo en la pizarra me trae a la memoria el diagnóstico de Peter Drucker, que escribió hace no muchos años que:

“La sociedad del futuro no estará dominada, ni siquiera conformada por las tecnologías de la información. Estas serán importantes, por supuesto, pero sólo unas de las nuevas tecnologías importantes. La característica central de la próxima sociedad, como sus predecesoras, serán nuevas instituciones y nuevas teorías, ideologías y problemas”.

De entrada, lo que la crisis ha traído son nuevos problemas. Tecnologías teníamos ya bastantes, incluyendo algunas aún no utilizadas a fondo. De lo que andamos más escasos, creo yo, es de nuevas ideologías, teorías e instituciones.

Comentarios finales:

  • Citas de Sam Palmisano y Ethan Zukermann sobre la verdadera INNOVACIÓN.
  • Vale la pena contrastar dos versiones publicadas hoy en El País sobre la crisis, asunto Madoff incluido. Desde su visible militancia ideológica, Joaquín Estefanía sostiene que “para que se produjeran esos fallos regulatorios debieron existir previamente fallos de mercado y golfos apandadores que se aprovecharon del clima desregulatorio hegemónico para cometer toda clase de tropelías e irregularidades“. Enrique Gil Calvo sostiene que el origen de la crisis no es sólo la codicia, que da por descontada, sino la credulidad extendida. Yo traduzco ambas como la demostración de que hemos puesto una confianza excesiva en ‘marcos mentales‘ sobrepasados, y por extensión en las instituciones que supuestamente les otorgaban respaldo y garantías.

Vuelvo así a la conclusión de mi segunda pizarra sobre este asunto:

“La INNOVACIÓN que necesitamos es, sobre todo, social”

Será cuestión de poner manos a la obra.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

5 comentarios

Archivado bajo Innovación, Marcos mentales, Sociedad

5 Respuestas a “La innovación más necesaria es la social

  1. Precisamente a este tema le he estado dando unas vueltas últimamente; por su puesto, de pasada, como casi todo lo que escribo, frente a tu análisis más sistemático. Lo he dejado escrito en http://www.naider.com/ateneo/articulo_blog.asp?id=368 atendiendo a una disyuntiva (falsa) entre los valores en la innovación o la innovaión social. Es un resumen algo más afinado de lo que escribí anteriormente en http://ciudadesaescalahumana.blogspot.com/2008/12/innovacin-ciudad-tecnologa-valores-ii.html.

    Comparto tu aproximación ( y la referencia a Zuckerman, entre otras cosas): innovación social es lo que hace falta, innovar en valores, pero no darle valores a la innovación, como si fueran apellidos.

  2. ruizdequerol

    Gracias, Manu.

    Creo que más que innovar en valores, lo que toca es innovar en cómo poner en juego los valores apropiados. Y desenmascarar, si esa es la palabra, el defecto de valores que haya en cosas que se intentan pasar por innovaciones.

    Saludos cordiales

  3. Hola
    La innovación social es uno de mis temas favoritos. Como comenta Ricard, hay que desenmascarar y para ello es necesario redefinir el término de innovación social( o al menos acotarlo y segmentarlo) pues se relaciona directamente, gracias a las escuelas de negocios, con la Responsabilidad Social Corporativa. Este es el primer error. Enmascarar lo social con pseudoinnovación. Este tipo de innovación social no me interesa.

    Comparto la opinion de Drucker ( como no…). Los nuevos valores e ideas sociales, ya estan de camino. Se trata de más ecosophy y más doctores en carreras de Humanidades en los consejos de administracion. La clave está en la economia ecohumanista. El mejor ejemplo lo tenemos en la Décroissance de Serge Latouche. Soy una de sus seguidoras.

    • ruizdequerol

      Gracias, Anna, por tu comentario.

      Tu apunte sobre la Responsabilidad Social Corporativa es oportuno; coincido en que tampoco es la innovación social que me interesa.

      Sobre este punto recomiendo leer el Capitulo 5 de “Super-Capitalismo“, un libro reciente de Robert Reich. Reproduzco dos citas a título de anzuelo:

      “La emergencia del interés en la responsabilidad social corporativa está relacionada con la confianza decreciente en la democracia”.

      “Políticos y abogados alaban a las empresas por actuar responsablemente y las condenan por no hacerlo. Pero las alabanzas y las culpas están desconectadas de leyes y reglas que definan qué cosntituye un comportamiento responsable. El mensaje de que las empresas son seres morales con responsabilidades sociales distrae la atención pública de la tarea, que debiera ser prioritaria, de establecer tales reglas y leyes”.

  4. Pingback: Repensar fundamentos y valores « ruizdequerol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s