TIC y vida de consumo

Un concepto que me sorprendió en los cursos de Doctorado en Sociedad de la Información de la UOC fue que estuviéramos pasando de una sociedad de productores a una sociedad de consumidores. En la que no sólo se consume mucho; además, lo que uno consume (y el modo en que exhibe su consumo) es uno de los rasgos definitorios de su identidad.

Ejemplos:

  • Los/las consumidores de potencia: los que utilizan un todo-terreno enorme y blanco impoluto para llevar a los niños al colegio (de la ciudad); los que compran o descartan un gadget digital por los megas o gigas que tenga, sean o no capaces de aprovecharlos.
  • Los/las que usan un reloj de pulsera ‘king size‘ que de ningún modo cabe dentro del puño de la camisa.
  • Quien considere que el/la joven que no esté en Tuenti es un ‘paria social‘.

Y muchos más que cada lector podrá repasar con poco esfuerzo.

bauman-vida-de-consumoVida de consumo“, mi última adquisición de Zigmunt Bauman, está dedicado a esta cuestión. Con el interés añadido de que, a diferencia de otras obras de Bauman, la cuestión del uso de Internet y las TIC aparece explícitamente. Lo leeré a fondo cuando acabe (esta noche) la última aventura de Lisbeth Salander. Adelanto sólo una cita:

El síndrome consumista ha degradado la duración y jerarquizado la transitoriedad, elevando lo novedoso por encima de lo perdurable. Ha reducido abruptamente el lapso […] entre el momento de nacimiento del deseo y el momento de su desaparición …“.

Desde la perspectiva del ‘Humanismo.com‘ de mis últimas entradas no puedo evitar preguntarme:

  • En qué medida el impulso hacia el uso de las TIC y la sociedad de la información refuerza la tendencia hasta esta ‘vida de consumo‘.
  • Desde qué ‘marcos mentales‘ se puede promover el uso de las TIC para orientar patrones de conducta alternativos a la ‘vida de consumo‘.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

4 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Marcos mentales, Prospectiva, Sociedad

4 Respuestas a “TIC y vida de consumo

  1. Hola Ricard

    Tengo la impresión que las TIC y la SIC refuerzan la tendencia hacia la “vida de consumo” donde impera lo novedoso en lugar de lo perdurable. La reducción del lapso entre el nacimiento del deseo y el momento de su desaparición radica en lo que dura un clic sobre el botón el ratón y una nueva pantalla con algo que nos llame la atención y consiga atraer nuestro deseo con suficiente intensidad para consumirlo. Para mi gusto, existe un exceso de información generalizada que nos impulsa a ir cambiando de pantalla. Suelo detenerme en las que contienen menos información porque las otras me saturan y me siento incapaz de comprar en medio de tanta información pues automáticamente mi deseo se anula.

    A veces sucede algo diferente y dura más el periodo de compra y pago que el deseo de consumir. ¿Alguien ha probado de hacer la compra en el supermercado on line? Te pasas la tarde saltando pantallas. Cuando tienes que pagar, ya se te han pasado las ganas de comprar. Al final, no tienes la sensación de habar ahorrado tiempo. Lo peor es a la hora de cuadrar el horario de entrega con tu agenda. Tardo menos en ir al super y hacer la compra en presencial.

    En referencia a la segunda pregunta, entiendo que debemos buscar la manera que las TIC fomenten un consumo más perdurable. Es un problema de base y las TIC deberían ser una herramienta. Fomentaría el consumo responsable, educando y sensibilizando al consumidor para que fuera más responsable en su proceso de compra. De esta manera se podría intensificar el deseo de compra porqué si éste se basa en la conciencia y no en un acto impulsivo, el efecto es más duradero.

    En resumen, opino que el lapso entre nacimiento y desaparición del deseo de consumo tienen su origen en la compra impulsiva y compulsiva. Esta vida de consumo suena más a vacío que a placer por consumir. Me recuerda más a una patología que a una ilusión. Apuesto por un cambio de mentalidad hacia un consumo responsable y consciente. Webs más visuales y sin exceso de información. La atención suele fijarse sobre lo sencillo y visual. Lo complicado y excesivo hace que pases de largo.

    Saludos cordiales virtuales,
    Anna

  2. Pingback: Para empezar el 2009 (2): Mejor no fiarse demasiado « ruizdequerol

  3. Pingback: Mapas mentales: Ubicar la economía y las finanzas « ruizdequerol

  4. Pingback: ‘La Contra’ y el paradigma de ‘las dos culturas’ « ruizdequerol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s