Marcos mentales: “Compra social”

blog_0811Dramatización, respetando el fondo, de una conversación reciente:

En nuestro centro estamos investigando sobre la compra social – explica el responsable de un grupo de investigación sobre aplicaciones avanzadas de Internet – Creemos que se trata de un nuevo campo con un futuro muy prometedor“.

“¿Compra social? Qué interesante!!!” – responde su interlocutor, que tiende a intervenir en todo lo que contenga el adjetivo ‘social’ o el término ‘sociedad’ – ¿Con qué ONGs estáis colaborando?

¿ONGs? Ninguna. ¿Qué tienen que ver las ONGs en ésto?

“???”

Te cuento. Imagínate que te invitan a una fiesta a casa de un amigo y quieres llevarle un libro, o un disco. Pero no sabes cuáles ha leído o quizá ya tiene en casa. Entonces, incluso desde la tienda, si tu amigo y tú estáis en la misma red social, puedes enviar a toda vuestra red un mensaje preguntando qué les parece si le regalas tal o cual cosa, y ellos te dan su opinión. Eso es la compra social“.

“Ah!!! Yo entendía otra cosa. Lo que por ahí se entiende por compra social es la reserva que hacen las empresas y las administraciones de una parte de su contratación para empresas de inserción, centros especiales de trabajo y entidades que tienen como finalidad la inserción sociolaboral de personas con riesgo de exclusión social”.

Bueno, éso será en tu mundo. En el nuestro, todos entienden que cuando se habla de compra social …

La idea está clara, espero. No explicitar el ‘marco mental’ desde el que se piensa, se habla y se actúa puede llevar a equívocos. ¿Y si hablamos de la sociedad de la información?

¿Comentarios?

2 comentarios

Archivado bajo Sociedad

2 Respuestas a “Marcos mentales: “Compra social”

  1. Je, je. Buen ejemplo, Ricard. Y supongo que lo que más rabia da es el tono con que debe haber dicho “eso será en tu mundo”.
    Ignorando que el término “social”, en ambos contextos, es la abreviación de “algo + social”, sea ese algo “política”, “vida” o similar.
    Especulando con la continuación, apostaría que la persona que lo entendía desde el punto de vista de responsabilidad social corporativa, ha salido de la conversación habiendo aprendido algo nuevo (que existe algo llamado “social” en la internet), mientras que la persona que hablaba de “vida social en la red” ha salido reafirmándose en que en realidad se trata de dos mundos distintos y, por tanto, un poco más ignorante que antes de la conversación.
    Cosas de la (falta de) experiencia.

  2. Julio Martinez

    El concepto de “Comprasocial” se sugirió despues de intentar ponerle nombre a una normativa que se publicó por la Generalitat de Catalunya en la que se ordenaba que al menos el 20% de los contratos menores se hiciesen con los centros especiales de empleo o con las entidades de inserción social. Diseñamos entonces un sistema de localización específica para estas entidades y como lo más parecido a las páginas amarillas eran “pagines vermelles” (en castellano, “páginas rojas” no sonaba bien y de ahí salió la idea de Compra Social.
    Hoy es un sistema que se está extendiendo entre las entidades públicas y privadas que quieren incorporar la Responsabilidad Social y que se puede, además, realizar el cumplimiento de la reserva del 2% de puestos de trabajo para personas con discapacidad mediante la aplicación de medidas alternativas que propone la LISMI (Ley de Inserción Social de Minusválidos)
    Nota: El origen de “Comprasocial” se inició con el apoyo de la Fundación Un Sol Mon, hoy Fundación Caixa de Catalunya mediante la empresa Diskanet del Grupo Can Ensenya.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s