¿Y si tratáramos el exceso de información como polución?

La contrapartida del defecto de atención al que me refería en mi entrada anterior es el aumento exponencial de la cantidad de información disponible en formato digital. Según un informe de IDC, la dimensión del universo digital en 2007 se estimaba en 281 exabytes (281.000 millones de gigabytes o 281.000.000 millones de megabytes). La previsión para 2011 es que alcance los 1.800 exabytes, con un crecimiento anual acumulado del orden del 60%.

blog_081104

Hay varios argumentos para considerar desproporcionada esta explosión de datos digitales. De entrada, parece que el volumen de información crece más rápidamente que la capacidad para almacenarla. Se prevé en consecuencia que en 2011 casi la mitad del universo digital no tenga un soporte permanente.

Convertir los exabytes a unidades humanas proporciona otra indicación de la desmesura. La información almacenada en 2008 equivaldría aproximadamente a 450.000 millones de DVDs o 9.000.000 millones de libros.

¿Qué hacer al respecto? La respuesta, como de costumbre, depende del ‘marco mental‘ desde el que se aborde la cuestión. Los investigadores de las TIC y del ciberespacio ven este desbordamiento como un reto para diseñar y construir herramientas tecnológicas que permitan gestionarlo, ordenarlo y hacer búsquedas eficaces. Proponen por tanto, aplicar más tecnologías para solventar problemas generados por las propias tecnologías.

Pero, ¿es obligado dar esta explosión de información por buena e inevitable? Se me ocurre, incluso como ejercicio mental, que quizá tendría sentido valorar ‘marcos mentales‘ alternativos, como los que de hecho se ensayan en otros contextos.

  • Un cáncer, por ejemplo, se ha de erradicar porque es un crecimiento descontrolado de células que escapan al control del sistema inmune.
  • Los enfoques sostenibles para abordar los problemas derivados de la contaminación atmósferica o del exceso de residuos se orientan a conseguir producir menos CO2 y menos basura.

Me excuso por lo radical de las analogías, que pueden o no ser las más adecuadas para la cuestión que nos ocupa. Pero a mí me hacen pensar sobre cómo pensamos acerca de las TIC y la sociedad, y por éso las expongo.

¿Comentarios?

6 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

6 Respuestas a “¿Y si tratáramos el exceso de información como polución?

  1. Bueno, solo un apunte paralelo que no cuestiona la premisa original, pero que la intenta matizar un poco.

    Cada vez que vemos estas gráficas, especialmente en prensa generalista, suele ir acompañada de la comparación de a cuantos millones de quijotes o cuantas “bibliotecas del congreso” equivale. Ojo, cada vez más esta información almacenada no es texto sino imágenes e incluso vídeos, con lo que no es proporcional este aumento de repanochabytes con el aumento de información disponible que significa.

    Y creo, supongo que llevado por mi desproporcionado optimismo, que al final el ser humano se adaptará. En algún sitio he leído que hace un siglo y medio se cuestionaban si el cuerpo humano podría aguantar las escalofriantes velocidades que la tecnología permitía.

    Quizá, al final, sí que exista algo que distinga a los nacidos digitales o a los avatares, y sea la forma en que procesan información y extraen conocimiento. Eso es lo que cuenta por ejemplo Jeroen Boschma en su libro “Generación Einstein”.

  2. ruizdequerol

    Pau,

    ¿Por qué tendría que ser el humano el que se adaptara? ¿No supone eso subvertir las prioridades?

    De otra parte, supongo que hace unas décadas alguien diría que la Tierra se adaptaría a la polución o al exceso de gases invernaderos. Pero no.

    Vuelve a mi pregunta: ¿Sirven o no de algo esos paralelismos? ¿Por qué sí, o por qué no?

  3. Ricard,

    Desde el punto de vista individual, adaptarse es más sencillo porque depende de uno solo y es una actitud de supervivencia.

    Cambiar la tendencia exige un consenso colectivo, y lo reservamos para casos en que la adaptación por sí sola pensemos que no será suficiente: Aquí son válidos los ejemplos que has puesto, o el del consumo de energía y la dependencia de las no-renovables.

    En lo que no estoy de acuerdo es en que el símil sea correcto. Creo que el ser humano puede desarrollar mecanismos de adaptación a este entorno de sobreinformación (y, de hecho, lo está haciendo), con lo cual no hace falta ir a perseguir la solución colectiva, que implicaría renuncias a nivel de libertad individual (ya que habría que controlar la aportación de los individuos a este banco de información colectivo).

    Respecto a si sirven los paralelismos, creo que SI, que siempre es bueno cuestionarse las cosas con la mente abierta, y los paralelismos, al igual que los ejemplos, sirven para algo que es muy difícil, que es tratar de abstraerse de los marcos mentales propios a la hora de debatir sobre cuestiones tan de base.

  4. Yo entro a completar el paralelismo con la segunda de las alternativas, la del cambio climático, que conozco mejor. Más que nada por estirar la analogía, sin juzgarla, porque veo dos posturas extremas por ahora y no sé por cuál de las dos decidirme. Como siempre, tenemos el término medio como opción.

    A lo que iba…Efectivamente, para luchar contra el cambio climático tenemos las políticas de reducción o mitigación de emisiones (=¿reducir la cantidad de información contaminante?). ¿Cómo? Mediante diferentes sistemas, que algunos darían juego para la analogía:

    Cuotas de contaminación o de derechos de emisiones: ¿Cómo damos y a quuién daríamos esos derechos de emisión de información?

    Mercado de derechos de emisión: intercambio regulado de esos derechos de emisión; yo, que emito menos información, te la vendo para que tú puedas ampliar tu capacidad de emisión.

    Eso a nivel individual. A nivel coelctivo, como estados, por ejemplo, podríamos pensar en límites nacionales de emisión, objetivos de reducción por países, mecanismos de desarrollo limpio para favorecer el desarrollo de la sociedad de la información en paises que hoy emiten menos información mediante el traslado de tecnologías de emisión limpia a aquellos paises,….

    Todo esto daría juego. Pero…además, en la lucha contra el cambio climático hay otra variante de políticas: las políticas de adaptación al cambio climático. Ummm, esa palabra que había salido antes en el post y en los comentarios: ya que los efectos del cambio climático son ya, en buena medida, inevitables, adaptémosnos lo mejor posible para adaptarnos a las nuevas condiciones y reducir nuestra vulnerabilidad. Digamos que científicamente se está reconociendo que hay un cierto nivel de no retorno y tendremos que adaptarnos como sociedad y también en nuestros comportamientos individuales.

    Bueno, por no extenderme más ya paro, pero confio en que con esto haya “estirado” un poco más la analogía.

  5. Pingback: La ‘receta’ Einstein y la Generación Einstein « ruizdequerol

  6. A mi parecer, falta una analogía, que sería la de alimentar al fuerte y desatender al débil. (para que no parezca una analogía espartana, pensad en las teorías científicas: cuidar las que funcionan, dejar marchitar las obsoletas).

    Es un término medio entre las dos que proponía Ricard: cuidamos la buena información (mejores metadados, mejor organización, mejor almacenaje) y no damos dicha atención a la “mala” información que, por falta de cuidados, acabará desapareciendo (aunque de forma pasiva y no activa, como la “prevención de emisiones”).

    Me parece una mejor opción por dos motivos:
    – Ex ante, es difícil saber qué es buena información y qué mala (o cuál es una buena fuente de información y cuál una mala): dejémosla crecer toda y veremos.
    – Si la información es buena, tendrá recursos (humanos, técnicos, financieros) para gestionarse correctamente, porque valdrá la pena invertir en ella. Si la información no es tan buena, encontrará el apoyo que se merece.

    Seguramente habrá mil excepciones a estos dos motivos, pero me parecen dos buenos puntos de partida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s