Las tareas se expanden para ajustarse a la herramienta

Curiosa la forma en que empieza un reciente artículo del International Herald Tribune sobre el iPhone:

Si tienes un iPhone, podrías hasta olvidarte de que el artefacto es capaz de hacer llamadas, porque estarás la mar de ocupado actualizando páginas de Facebook y acelerando por pistas de carreras virtuales”.

Me ha recordado un dato que Nicholas Carr recoge en su último libro, “The Big Switch“:

Según investigaciones llevadas a cabo entre 1912 y 1914, antes de la adopción generalizada de los electrodomésticos, las amas de casa empleaban un promedio de 56 horas a la semana en las tareas domésticas. Estudios similares realizados en 1925 y 1931, cuando el uso de electrodomésticos ya era habitual, mostraron que todavía empleaban entre 50 y 60 horas semanales en trabajos para la casa. En 1965, un nuevo estudio demostró que no se había producido apenas cambios – 54.5 horas semanales. Finalmente, un estudio de 2006 del National Bureau of Economic Research mostró que en cada década desde 1910 hasta los años sesenta, el número de horas dedicado a los trabajos domésticos permaneció invariable, entre 51 y 56 horas semanales”.

Da que pensar. Por lo menos a mí.

¿Comentarios?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Innovación, Marcos mentales, Sociedad

Una respuesta a “Las tareas se expanden para ajustarse a la herramienta

  1. Silvia Grünig (UOC)

    Buenas tardes:

    Esta interesante reflexión tuya se encuadra teóricamente en el “efecto rebote” definido y estudiado por los ecólogos y que coloquialmente resumiré más o menos así: toda solución solamente tecnológica a un problema ecológico tiende a aumentar la dimensión del problema en su origen.
    En la línea de los ejemplos que expones: si contamos descongestionar el tráfico rodado ampliando una autopista constataremos que en poco tiempo obtendremos un atasco aún mayor; la inauguración a bombo y platillos de una superplanta de reciclado en una ciudad como solución al problema de la basura supondrá una multiplicación inmediata del volumen de basura producida.
    Para obtener los resultados deseados, a la apuesta tecnológica se deben sumar cambios en los comportamientos.
    Perdón por la extensión.
    Un saludo
    Silvia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s