La guerra de las pantallas

Se comenta en la blogosfera un ‘post’ de Enrique Dans sobre el presente y futuro de la publicidad en televisión. Seguramente bien orientado hacia el futuro, pero enormemente tendencioso sobre el presente.

Parte de los datos de la Figura, que reflejan la evolución del tráfico en la red social Tuenti durante el España-Italia.

  • Partiendo de la observación, indiscutible, del aumento de las conexiones durante los descansos, su conclusión, discutible, es que “en cada momento de corte publicitario, incluso durante el mínimo intermedio de la prórroga, los espectadores abandonaban la pantalla de la televisión y se volvían a la del ordenador“.

Una afirmación, esta última, poco rigurosa. Porque:

  1. Como los datos no tienen escala, no se sabe cuántos usuarios cambiaron realmente de pantalla.
  2. No se caracterizan los datos de la muestra. No se dice cuántos usuarios estaban conectactos a la red durante el partido, ni cuántos antes del partido, ni cuántos de ellos simultaneaban la conexión con la tele.
  3. En cualquier caso, dado que Tuenti debe tener menos de un millón de afiliados, el número de personas que veían la tele era en cualquier caso mucho mayor que el de los conectados a esa web.

Por tanto, sólo se puede concluir razonablemente que una parte de la minoría de telespectadores conectados a Tuenti incrementaron su conexión durante los descansos. Pero como se trata de una comunidad de jóvenes, que sabemos que son multitarea, no puede tampoco asegurarse que dejaran de prestar atención a la publicidad.

Conclusión. Aunque la “guerra de las pantallas” existe, hay que abordarla con rigor, como se hace en el libro de Imma Tubella. Porque es una guerra que va en ambas direcciones: Obsérvese en el gráfico cómo quedó la conexión durante la tanda de penalties.

La guerra de pantallas obligará a repensar la efectividad de la publicidad. Pero no sólo en la tele. Porque, por ejemplo, me consta que hay anuncios en el blog de Enrique Dans, que visito asiduamente, pero no consigo recordar cuáles.

¿Comentarios?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Sociedad

2 Respuestas a “La guerra de las pantallas

  1. No creo que las marcas que se anunciaron en los intermedios del partido fueran “engañadas” por Cuatro. Los anunciantes saben perfectamente que la publicidad en televisión funciona, las marcas que se gastan grandes cantidades en publicidad en televisión no son tan ilusas como para seguir gastándose esas cantidades, funcionen las campañas o no. Supongo que en el futuro las empresas publicitarias tendrán que diversificar su inversión en los distintos medios de comunicación, incluido, por supuesto, Internet; y seguramente ser más originales para que el espectador les preste atención. Pero no nos engañemos, la publicidad en televisión funciona.

  2. Pingback: Audiencias: Alguien se engaña o nos engaña « ruizdequerol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s