Autodefensa intelectual

Se han publicado y se comentan en la blogosfera unos datos muy interesantes sobre lo que se ha dado en llamar “La Tecnografía Social. Vienen a decir de que los internautas activos, incluso entre los activos en la Web 2.0, sólo crean contenidos entre un 10% y un 20% (en porcentajes que varían con la edad), mientras que alrededor del 30-35% (incluyendo los propios creadores) los comenta, discute y critica.

O sea, que los “creadores” ocuparían una esquina como en la figura. Y los “opinadores” de entre los “creadores” una esquina seguramente más pequeña. Y los “illustrados-TIC” que utilizan la blogosfera para opinar sobre tecnologías y sociedad, una esquina todavía más pequeña.

Que nadie, por tanto, se llame a engaño cuando lea una proclama ideológica como la que sigue (extraída de TELOS):

“La Web 2.0 es una actitud. Es la explosión del sueño liberal de la entronización del individuo por el bien social común. La Web 2.0 es un paso más en el proceso en el que la ética hacker sustituye a la ética industrial. Un hacker, en un sentido conceptual y no literal, es una persona altamente cualificada y cuya principal motivación es el entusiasmo y la pasión que le produce crear, descubrir o desarrollar nuevas creaciones. La creatividad, la libertad en la Red, el aprendizaje compartido y solidario con el resto de los miembros del colectivo, poniendo en común y de forma pública los descubrimientos realizados, la búsqueda del reconocimiento social por parte de sus colegas son los principales elementos que definen la ética hacker. La ética hacker se ve radicalmente enfrentada a la ética protestante del trabajo que aún hoy predomina en nuestra sociedad […] La Web 2.0 está contribuyendo a que la ética hacker se extienda … La Web 2.0 tiene sin duda visos de movimiento social … “.

El ‘comentario de textos‘ de este artículo podría formar parte del muy recomendable y necesario “Curso de autodefensa intelectual“. Como una muestra de lo que ocurre cuando (conscientemente o no, interesadamente o no) se confunde o intenta confundir la innovación tecnológica con el progreso social.

Como he comentado ya alguna vez, utilizando palabras de Langdon Winner, un autor nada sospechoso de inmovilismo ni de tendencias tecnófobas:

Buscamos en vano entre los promotores y agitadores de Internet las cualidades del conocimiento social y político que caracterizaban a los revolucionarios del pasado“. (”La ballena y el reactor”, Gedisa)

Continuaremos buscando. Sin perder la esperanza.

¿Comentarios?

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

Una respuesta a “Autodefensa intelectual

  1. Pingback: ¿Hacen de la tecnología una religión? « ruizdequerol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s