Archivo diario: marzo 30, 2008

Careless Talk

javier-marias.jpgCopio del primer volumen de la trilogía de Javier Marías (pág. 446). Habla Peter Wheeler, uno de los protagonistas:

«La mayoría inmensa, normalmente no tienen nada que contar de verdadero valor para nadie. Si uno se para a pensar por la noche en lo que le han dicho o contado a lo largo del día las muchas o pocas personas con las que haya hablado, verá qué rara es la fecha en la que haya oído algo de verdadero valor o interés o discernimiento, dejando de lado los detalles y cuestiones meramente prácticos […] Casi todo lo que decimos y comunicamos todos es filfa, es relleno, es superfluo, es vulgar, aburrido, intercambiable y trillado, por mucho que sea «nuestro» y que la gente, como se repite ahora, «sienta la necesidad de expresarse». Nada habría variado apenas de no haberse expresado los millones de opiniones, sentimientos, ideas, hechos y noticias que en mundo se expresan y relatan a diario«.

Leyendo esas líneas no pude evitar, supongo que es lógico, pensar en los blogs. En los que los escribimos y en los que los leen o no, nos leen o no. Sin sacar, Dios me libre, ninguna conclusión concreta. Para empezar, el mismo Javier Marías debe ser consciente de que él escribe y escribe, y sus personajes no paran de contar discursos larguísimos, a los que puede bien aplicarse el dictamen de su personaje.

Porque, entre otras cosas, unas páginas más adelante (pág. 463), el mismo protagonista, que tiene como oficio escuchar muchas de esas conversaciones que califica de banales, cuenta que:

«Puede que las personas que hablaban rara vez contaran nada muy grave ni interesante, pero acababan por decirlo casi todo sobre ellas mismas, hasta cuando fingían. Eso fue lo que comprobamos. Eso es lo que sigue ocurriendo hoy en día, y eso es lo que sabemos«.

También éso me hizo pensar en lo que aprendemos leyendo los blogs que leemos a diario. También sobre lo que aprenden de nosotros, o no, los que nos leen. Quizá nos interesan más las personas que las cosas. Por eso, quizá, escribimos.

En fin.

5 comentarios

Archivado bajo Sociedad