Multitasking y Concentración en la sociedad líquida

Parece ser que no soy el único que anda preocupado, como he expresado en ‘post anteriores‘, por la exaltación del “multitasking” como virtud. Quizá porque, cada cual tiene sus manías, la virtud de la ‘concentración’ me parece de una cualidad superior a la habilidad de hacer varias cosas al mismo tiempo.

multitasking_080210.jpg

Por eso menciono (aunque sea de hace ya una semana) un artículo publicado en La Vanguardia, curiosamente en la sección de Economía, en el que, citando un estudio de Piers Steel, de la Universidad de Calgary) se concluye que:

“Los individuos, las empresas, la sociedad en general, pagan diariamente una elevada y costosa factura por la falta de concentración.”

Una de las consecuencias que se destacan de esa falta de concentración es lo que los sajones denominan como ‘procrastination’ (una palabra que me encanta), cuya traducción oficial es “dilación“, aunque me gusta más la de “arrastrar los pies“; lo contrario de “no dejar para mañana lo que puedas hacer hoy“.

Según el profesor Steel,

“En el trabajo, los problemas debidos a la dilación y a la falta de autocontrol parecen estar creciendo a medida que los trabajos son cada vez más desestructurados, o como mínimo auto-estructurados. La ausencia de una dirección impuesta significa que el trabajador competente debe crear orden a partir del caos inminente – debe autogestionarse o auto-regularse. A medida que la estructura continúa decreciendo, la oportunidad de la dilación aumenta en paralelo”.

(Una frase con resonancias a la obligación de ‘buscar soluciones biográficas a las contradicciones del sistema‘ que nos impone la sociedad líquida).

Una situación que el autor asocia, en parte, a los efectos de los ‘gadgets’ tecnológicos que nos rodean:

“La virulencia de las tentaciones de distracción, un habilitador de la dilación, parecen también estar aumentando […] Los avances tecnológicos aceleran los mecanismos de de satistacción de muchas de nuestras necesidades. Desafortunadamente, estos mecanismos tienden a favorecer experiencias ‘substandard’ que satisfacen sólo débilmente esas necesidades. Debido a la presión temporal, las acciones más satisfactorias se posponen en favor de otras menos profundas pero más inmediatas”.

Una conclusión que me hace pensar en la que el Presidente del BBVA apuntaba como su definición favorita de Internet:

“Un espacio en el que están contenidas todas las posibilidades”.

Incluyendo, nos guste o no, la de dispersarnos. En fin; el profesor de Calgary concluye que:

“La concentración es un valor en alza”.

Intentaré, por tanto, mantener la mía. Por lo que éste no será, espero, la última entrega sobre el ‘multitasking’ y las TIC.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Conocimiento, Marcos mentales, Sociedad

2 Respuestas a “Multitasking y Concentración en la sociedad líquida

  1. http://tumundovirtual.wordpress.com

    hola te felicto por tu página esta genial y sobre todo con muy buen contenido, y a la vez te invio a ti y a tus visitantes para que visiten también mi página la cual es: http://tumundovirtual.wordpress.com
    Que estén muy bien y los espero en mi blog. ademas SI gustas y me permites nos podemos lincar

  2. Pingback: DialécTIC@s (5): Multitasking « Información y Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s