Más sobre el relato

He defendido (por ejemplo aquí), y seguiré defendiendo en este espacio, que una de las razones fundamentales por las que Cataluña (y España) no avanzan mejor en la sociedad de la información es lo que (a falta de mejor nombre) he dado en denominar como la “fractura digital estratégica“. Definida por la dificultad de quienes tienen la mayor responsabilidad y/o influencia en articular en nuestro entorno visiones y proyectos de futuro, para integrar las tecnologías de la información y la comunicación (las TIC) en esas visiones y proyectos.

Tanto desde el sector público como desde el privado, me apresuro a añadir.

Una conclusión que admitiría implicaciones varias, no excluyentes entre sí:

  1. Quienes se supone que tienen o han de tener las visiones de futuro de “nuestra” sociedad no tienen una imagen nítida de cómo integrar en ellas a las TIC.
  2. Quienes se supone que tienen o han de tener visiones claras sobre las TIC no tienen una imagen nítida de cómo integrarlas en visiones de futuro del conjunto de la sociedad. O, por lo menos, no parecen capaces de transmitirlas de forma lo bastante convincente.
  3. Los unos por los otros, la casa por barrer (Aquí, “casa” = políticas de sociedad de la información que pudieran llevar a incorporarnos al grupo de países de cabeza en ese ámbito).

camino_low.jpg

Pero podría ser que la realidad fuera todavía más peliaguda. O eso, por lo menos, se deduciría de lo que repiten algunos comentaristas políticos. Si en el último ‘post’ citaba un artículo de Salvador Cardús, en éste será una columna de Antoni Puigverd en La Vanguardia de hoy:

la sociedad catalana está huérfana. […] Ante el sentido de lo que está pasando. Los catalanes están huérfanos de autoridad moral, de una narración creíble que permita saber hacia dónde vamos. Huérfanos, es decir, entregados al desconcierto, a la irritación, a la desconfianza.

No escribe sobre la sociedad de la información, por supuesto. Pero pienso que igual podría haberlo hecho.

Estemos en la faceta que estemos, más cerca de las tecnologías o más cerca de la sociedad, sugiero que lo tengamos en cuenta. Aunque sólo sea como una posibilidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fractura estratégica, Marcos mentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s