¿Hay consenso sobre la necesidad de renovar “la” red de telecomunicaciones fijas?

Primera entrega en el intento de desbrozar la cuestión de la ideología de las infraestructuras enunciada en un ‘post’ anterior. Empezaré analizando  la pregunta del titular.

Propongo una primera definición (para no expertos) de esa necesidad, genérica e incompleta, pero quizá suficiente por el momento:

La(s) red(es) de comunicaciones fijas (la red telefónica convencional y las redes de cable) son hoy por hoy la principal infraestructura para conectarse a Internet.

Los internautas (cada internauta) utilizan cada vez un ancho de banda mayor (más megas, en la jerga comercial).

Hay un límite (digamos de entre 10 y 25 megas) en el ancho de banda que puede sostener el hilo de cobre de la red telefónica. (El límite es mayor en el hilo coaxial en el que terminan las redes de cable).

Por tanto, es necesario renovar la red (por lo menos la red telefónica), cambiando los hilos de cobre por fibra óptica. Un cambio que, dicho sea de paso, requiere una inversión valorada en miles de millones de euros.

Supongamos que todo ésto suena razonable hasta aquí.

¿Cuál es el grado de “consenso” que existe al respecto?

Non tan grande, me temo. De entrada, la mitad de la población no se conecta regularmente a Internet, según parece porque no le interesa lo suficiente. Parece pues razonable concluir que no participan (todavía) del consenso en cuestión.

Otro dato en el mismo sentido. Sólo aproximadamente un tercio de los hogares españoles han contratado una conexión de banda ancha, cuando más del 90% podría hacerlo. Idéntica conclusión.

Aún más. Según parece, una muy pequeña proporción (menor del 10%) de los internautas utiliza la mayor parte de la capacidad de la red (más del 80%). Por tanto, el “consenso” actual incluiría como mucho al 5% de la población (el 10% del 50%).

Propondría pues reformar la frase de partida en la línea de:

Un colectivo del orden 5% de la población podría estar de acuerdo en la necesidad de que se inviertan varios miles de millones de euros en renovar la red telefónica fija.

Me temo que incluso esa aseveración sería optimista. Porque no todos los internautas que componen ese 5% pueden tener formada una opinión al respecto de la cuestión planteada.Y porque algunos de ellos podrían tener otras prioridades (p.e. el acceso a la vivienda) en cuanto al destino de esas inversiones.

Admitiré que no he sido muy riguroso en el razonamiento. Pero supongo que la idea está clara.

Ah! Es posible que todo mi razonamiento sea irrelevante, si es que lo que se pretendía decir es que:

Hay un consenso entre los expertos en la necesidad de renovar la(s) red(es) de telecomunicaciones fijas.

Quizá, o quizá no. Porque quizá los propietarios de la red de cable dirían que la suya no lo necesita tanto. En cualquier caso, puestos a defender una inversión de miles de millones, la opinión de un (pequeño) colectivo de expertos, especialmente si resultara que lo lideraran los profesionales a los que contrataría quien invirtiera esa cantidad, no es exactamente lo mismo que un consenso social.

Para acabar y que no queden dudas. Mi opinión es qué sí es en efecto necesario renovar las redes de telecomunicaciones fijas. Pero también que no hay ni mucho menos un consenso sobre la prioridad, los plazos, el alcance y la forma de llevar a cabo esa renovación.

Suficiente por hoy. Continuará.

Deja un comentario

Archivado bajo Infraestructuras, Marcos mentales

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s