Un (nuevo) marco mental para las infraestructuras

El último número de la revista del Colegio de Ingenieros de Telecomunicación de Cataluña incluye una entrevista a un disintiguido miembro de la profesión, en la que éste hace una serie de manifestaciones que pienso no deberían pasar desapercibidas. Ni aceptarse sin ser como mínimo debatidas. Cito literalmente:

Entendiendo que hay consenso en la necesidad de renovar la red de telecomunicaciones fijas, creemos que hay que corregir el proceso de liberalización para garantizar esta renovación […] El debate se centra en determinar cuáles son las decisiones que hay que tomar para conseguir este objetivo […] Disponer o no de infraestructuras avanzadas sitúa al territorio en posiciones diferentes en el entorno de competencia entre regiones en que nos movemos, del mismo modo que sucede con otras infraestructuras. Hace falta pues un liderazgo político que sin distorsionar el marco de competencia establezca como prioridad la implantación de nuevas redes.

ideology.jpg

Lo que me parece más destacable y potencialmente peligroso de estas opiniones es que se presentan como indiscutibles aseveraciones que son inequívocamente de carácter ideológico, entendiendo ideología en el sentido que le daba Louis Dumont,

“Llamo ideología al conjunto de ideas y valores comunes en una sociedad”

“Los elementos de base de una ideología permanecen casi siempre implícitos”

Como en todos los sistemas de razonamiento, si las premisas de partida, en este caso la ideología subyacente, resultan no ser adecuadas, las consecuencias que de ellas se deriven no serán válidas. La dificultad es que debatir o rebatir las conclusiones exige desvelar, debatir y rebatir primero los presupuestos ideológicos, algo que es precisamente lo que en muchos casos se pretende evitar. Y que nunca es tarea fácil porque, como enseñan los manuales de negociación, los verdaderos principios son innegociables.

Cuando, además, las manifestaciones ideológicas se utilizan, como en esta ocasión, para reclamar una actuación política en una determinada dirección (excluyendo otras), el peligro, y por tanto la urgencia del debate de fondo, es mayor.

Intentaré, por tanto, desbrozar en ‘post’ sucesivos más a fondo esta cuestión. Stay tuned.

P.S. Recuerdo, de mis años de estudiante en MIT, haber escuchado en directo a Noam Chomsky comentar lo sesgado del debate aparemente sanguinario entre ‘halcones’ (que defendían usar armas nucleares en Vietnam) y ‘palomas’ (que sostenían que el napalm era suficiente). Un debate que no ponía en tela de juicio la cuestión de fondo, que era el derecho (o no) de EEUU de intervenir en Vietnam. Sé que es un ejemplo extremo, pero espero que sirva para explicar mejor mis intenciones.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Fractura estratégica, Infraestructuras, Marcos mentales

2 Respuestas a “Un (nuevo) marco mental para las infraestructuras

  1. Pingback: Ideología de las infraestructuras (1) « ruizdequerol

  2. Pingback: ¿Hay consenso sobre la necesidad de renovar “la” red de telecomunicaciones fijas? « ruizdequerol

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s