La Etica XYZ y el Espíritu de ABCD

Dos comentarios breves sobre el reciente discurso del President de la Generalitat sobre la orientación de política general en el Parlament de Cataluña.

Ni la producción ni la utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (las TIC) aparecen citadas, en los 27 folios en los que se repasa presente y futuro de la acción del Govern. (Una excepción notable es en las dotaciones para las escuelas públicas, aunque queda la duda de si los sistemas y los contenidos pedagógicos evolucionan al mismo ritmo que las dotaciones tecnológicas). Sí se hace, en cambio, referencia a la electricidad, a la biotecnología y, desde luego, a las infraestructuras de transporte físico.

Un dato no por esperado menos significativo. Que cada cual saque sus propias conclusiones.

En la misma tónica de referencia directa o indirecta a la cuestión de las tecnologías y la sociedad de la información, me ha parecido especialmente interesante la última parte del discurso, desarrollada bajo el epígrafe “Una idea de la Catalunya futura”.

Entre varios otros atributos de esa idea, me ha llamado la atención la mención del President al ideal de:

La Catalunya del treball, de l’esforç i del mèrit. Coherents amb la nostra millor tradició que ha fet del treball el principal vehicle d’integració social.

la-base.jpg

Una línea argumental con resonancias de la obra clásica de Max Weber “La ética protestante y el espíritu del capitalismo“.

Podría ser de un interés no sólo académico indagar sobre los mecanismos o mapas mentales que hagan que esta herencia protestante y capitalista aparezca precisamente en el discurso del President. Ahí queda el reto.

Lo que yo quería resaltar es el contraste con otro manifiesto ético, “La ética hacker y el espíritu de la sociedad de la información“, del filósofo finlandés Pekka Himanen. La lista de valores de la ética hacker, la encabezan conceptos como la pasión y la creatividad; además, por supuesto, de la adopción de la praxis de la red.

Quizá la ética del hacker es demasiado finlandesa. Aunque, por otra parte, no falten quienes aboguen (sin demasiado rigor, creo yo) por que Cataluña aspire a convertirse en la Finlandia del Mediterráneo.

Pienso que en los tiempos que corren la ética protestante puede estar algo passé. Admitiré también que la ética hacker pueda resultar algo radical en nuestras coordenadas. Pero entonces,

¿Cómo rellenaríamos los huecos del título de este ‘post’ para construir una Cataluña referente en la sociedad de la información y el conocimiento?

P.S. La foto, que tiene la vaga pretensión de ser alegórica, es del empedrado del barrio antiguo de Zurich. Una buena base, seguramente, pero sin ninguna orientación de futuro.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fractura estratégica, Marcos mentales, Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s