Tics (y ausencia de TICS) en los proyectos de nuestro futuro

En una entrevista en La Vanguardia del domingo 26 de Agosto (ver aquí), Josep Lluis Carod Rovira manifestaba su opinión de que “Catalunya tiene que decidir si quiere un Estado propio dentro de siete años”. Una opinión que ha provocado ecos y resonancias que se mantienen todavía.

cactus_070901_lr.jpg

Una cuestión espinosa, sobre en la que no tengo ninguna intención de opinar. Si cito la entrevista es porque hay otra manifestación del Sr. Carod que, si bien ha merecido menos comentarios, me parece tanto o más dignas de mención.

Después de señalar que “muchos de los aspectos que no funcionan llevan la E de España” y reclamar que “la única alternativa es dejar el futuro en nuestras manos” (aunque el significado contextual de “nuestras” no queda del todo claro) apunta una crítica (que entiendo, dado el perfil del personaje, que representa también una autocrítica):

Junto a la dejadez institucional de los gobiernos españoles hacia Catalunya, también ha habido dejadez de los sectores dirigentes de Catalunya, políticos, económicos, empresariales, sociales, que nunca han planteado un horizonte de futuro. No ha habido nunca una visión estratégica, una planificación de futuro de la Catalunya que querríamos.

Como no soy de los que se atreve sugerir que me cabe la totalidad del país en la cabeza, quisiera trasponer esta aseveración del Sr. Carod sólo al contexto de la sociedad de la información y del rol de las (TIC) las tecnologías de la información y la comunicación en el horizonte de futuro, en la visión estratégica del país.

No porque tenga autoridad de ningún tipo como para afirmar que nunca ha habido un planteamiento del futuro del país desde este ángulo de las tecnologías. Sino porque pienso, y no creo estar sólo en este pensamiento, que es una faceta que debería ser una de las claves de cualquier planteamiento que se haga ahora de esta visión del futuro del país.

Un ángulo, éste de la relevancia de las TIC y las transformaciones que conlleva su aplicación óptima, que no aparece en las manifiestaciones del Sr. Carod. Ni en muchas declaraciones sobre nuestro futuro. Y que, en ésto si que estaría de acuerdo con el Sr. Carod, depende fundamentalmente de nosotros.

Por éso la menciono. Para aobgar por incluirla en nuestros marcos mentales.

Deja un comentario

Archivado bajo Fractura estratégica, Marcos mentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s