Vivir “en” Internet

campus-party.jpg Vuelvo al argumento de un post anterior sobre el Campus Party. La idea es “deconstruir” (para reflexionar) una descripción del evento que allí se hacía. Con la intención de aportar puntos de vista alternativos o complementarios. De huir del pensamiento único sobre los ‘rol models’ de Internet y la sociedad de la información.

El fragmento a comentar hoy:

El presente de los jóvenes es Internet. Actualmente más de un 85% de los jóvenes se conecta a Internet habitualmente y muchos de ellos “viven” en Internet. La Red es algo intrínseco a su manera de vivir.

He añadido cursiva a dos frases que pienso son indiscutibles. La primera reproduce un dato estadístico; la otra es una constatación de que los jóvenes se conectan habitualmente, no por obligación, sino porque encuentran útil, conveniente o divertido el conectarse.

Pero, ¿es Internet EL presente de LOS jóvenes? ¿Lo es más que, digamos, los amig@s y colegas, la universidad o el trabajo, los bares de copas, el sexo, las discotecas, el mileurismo, el alquiler o la primera hipoteca?

campus_party_6.jpg

¿Es sensato decir que LOS jóvenes viven EN Internet?¿No es por lo menos tan cierto que viven EN una ciudad, EN casa, …?

¿Se trata sólo de un abuso de lenguaje? Aunque así fuera, pienso que vale la pena estar alerta. Los psicolingüistas nos dicen que pensamos en base a metáforas y que actuamos a partir de marcos mentales
que construimos utilizando el lenguaje como herramienta.

dreyfus.jpg Hay mucha filosofía detrás de ésto. A los “ilustrados-TIC” les gusta decir que Internet es una “red de personas”. A mí me parece otro abuso de lenguaje. Me parece más apropiado pensar en Internet como una red de máquinas que, en el lenguaje de Bruno Latour, se convierten en actantes, una especie de híbridos entre materia pura y sujetos sociales. Una cosa es interaccionar con los actantes tecnológicos y otra (aspirar a) confundirse con ellos.

Como en este blog se persigue plantear preguntas pretendidamente relevantes que pontificar sobre respuestas, me parece prudente dejarlo aquí. Acabaré, sin embargo, con una cita prestada de un libro que aconsejo para la reflexión.

“¿Qué sucedería si Internet pasara a ocupar un lugar central en nuestras vidas? […] ¿Nos haríamos suprahumanos o infrahumanos? […] Entrar en el ciberespacio definitivamente puede implicar dejar atrás nuestra corporalidad con sus formas animales, emociones, intuiciones, situaciones y vulnerabilidades”.

En el fondo, plantearse en qué medida “vivir EN Internet” puede conllevar

“suprimir la capacidad para conceder relevancia, desarrollar habilidades, percibir la realidad y dotarla de sentido”.

O sea, ser capaz de distinguir y seleccionar entre la gama de grises.

Deja un comentario

Archivado bajo Marcos mentales

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s