Dimensiones de la brecha digital

caixa_070809.jpgNo siendo economista ni financiero, el “Informe Mensual” que publica el Servicio de Estudios de la Caixa contiene habitual y consistentemente muchos más datos e informaciones de las posiblemente puedo digerir.

Así y todo, el último número de este informe, que tiene la cuestión de la pobreza como tema transversal, contiene un par de informaciones que quizá sean relevantes al reflexionar sobre la cuestión de la sociedad de la información.

La primera tiene que ver con la comparación de los niveles de pobreza relativa entre distintos países (ver aquí el artículo completo). Tal vez sea una coincidencia, pero los países con menores niveles de pobreza relativa, esto es, con menores niveles de desigualdad de rentas o aquellos en que los menos favorecidos viven menos mal, lideran también las clasificaciones de desarrollo de la sociedad de la información: Suecia, Dinamarca, Finlandia. También estos países lideran el ratio de movilidad económica.

¿Sería aventurado establecer una correlación entre ambos conceptos: la cohesión social en términos de disparidad de rentas y el desarrollo de la sociedad de la información?

Posiblemente. Pero quizá no tanto como aventurar (lo oigo a menudo) que el clima es uno de los elementos clave para que los ciudadanos del norte de Europa se conecten más intensamente.

Más bien parecería, a título de hipótesis, que se trata de sociedades que están más cohesionadas, mejor trabadas en muchos aspectos, y que por eso se conectan con mayor intensidad utilizando las TIC. En otras palabras, que si progresan como sociedades de la información es porque ya progresaban primeramente como sociedades.

Cambiando radicalmente de tema, el informe de “la Caixa” contiene también un artículo dedicado a la brecha digital. Que pienso que merece reseñarse no tanto por lo que contiene sino por lo que no llega a contener. Estamos de acuerdo en la conclusión que presenta:

“Será difícil alcanzar a los países más ricos de Europa si no avanzamos en accesibilidad y adopción de las nuevas tecnologías de la información y comunicación”.

Pero ahí acaba. Cuando se trata del análisis económico o financiero, los informes de “la Caixa” profundizan en decenas de detalles e indicadores, e incluyen explicaciones, diagnósticos e incluso pronósticos razonados.

Pero no en este caso. Me interesará entender por qué. Mi hipótesis ( a debate) es que

nuestra fractura digital es estratégica.

Esto es: quienes son capaces de pensar y bien (como los analistas de la “Caixa”) sobre el presente y el futuro del país, tienen dificultades en integrar la cuestión de las TIC y la sociedad de la información en su pensamiento.

Cómo me gustaría ser desmentido!!!

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Fractura estratégica

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s