Barcelona, sin energía

El apagón de estos días en Barcelona da mucho que pensar. Incluso en el contexto de un espacio sobre la sociedad de la información.

Primero, porque nos hace más conscientes de que la sociedad de la información se construye “encima de” y no “desplazando a” la sociedad industrial. Se apaga la luz, la tecnología de la era industrial, y nos quedamos mucho más que a oscuras. Tanto, que hasta Hacienda se compadece de los contribuyentes y alarga el plazo para pagar impuestos de fin de mes, previendo que muchos ordenadores de los que habrían de liquidarlos se habrán parado.

lve-apagon.jpg

Segundo, porque el triste espectáculo “informativo” de los responsables de las eléctricas. Y también, pienso, de los responsables de las administraciones. En caso de emergencia, lo que yo esperaría de las autoridades es que ejecutaran un plan de emergencia e informaran de cómo lo están ejecutando y de los resultados esperados. La exigencia de responsabilidades, y también las declaraciones de “es intolerable” pueden guardarse para cuando el incidente esté solucionado. Por cierto, ¿tienen las administraciones un Plan de Emergencia en condiciones para este tipo de situaciones?

Tercero, aunque sea una anécdota, el titular de La Vanguardia. Que tiene más de una lectura posible, alguna incluso más allá del apagón.

En fin.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Marcos mentales

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s