Archivo de la etiqueta: sociedad de la información

Ilustre ‘ilustrado-TIC’ en piloto automático

Sensacional (en el sentido de despertar(me) fuertes sensaciones) artículo del Sr. Rodríguez Ibarra en El País. En un primer párrafo se refiere a

“… los denominados progresistas que [...] reclaman valores para el uso de las nuevas tecnologías. Nunca he entendido muy bien las razones por las que se reclaman valores a un ordenador y no a una máquina de vapor. Ni el ordenador ni la máquina devapor son generadores de valores, sino el uso que las personas estemos dispuestos a dar a los mismos y la forma de organizar la sociedad que las tecnologías, viejas y nuevas, conllevan”.

Mal está que un socialista no lo haya entendido. Al no reclamarse en su momento que la introducción de la máquina de valor y de las tecnologías que hicieron posible la revolución industrial fuera acompañada de la exigencia de unos mínimos valores, se generaron grandes desequilibrios y considerables  dosis de sufrimiento colectivo. Según Karl Polanyi, un historiador marxista autor de “La Gran Transformación“, un estudio clave para entender el trasfondo ideológico de la Revolución Industrial:

“Escritores de todas las opiniones y partidos, conservadores y liberales, capitalistas y socialistas, han descrito las condiciones sociales bajo la Revolución Industrial como un verdadero abismo de degradación humana“.

Me sorprendía que el Sr. Rodríguez Ibarra escogiera ignorar esos datos históricos. Pero me dejó boquiabierto su párrafo final:

“Hablar de socialismo sigue siendo hablar de colectivismo, de compartir, cooperar y colaborar; de internacionalismo y de cooperación; y eso hoy es hablar de Myspace, Facebook, Twitter, Tuenti, Creative Commons, Wikipedia o software libre. Nadie duda ya del éxito arrollador de estos proyectos basados en valores y principios socialistas”.

MySpace es propiedad de Rupert Murdoch, cuya ideología es cualquier cosa menos socialista. Tampoco creo que el multimillonario creador de Facebook, una empresa que se valora en 10.000 millones de dólares, se sintiera cómodo siendo calificado de socialista. Porque, entre otras cosas, estoy convencido de que no tiene ninguna intención de socializar sus beneficios.

No discutiré la autoridad moral del Sr. Rodríguez Ibarra en materia de socialismo. Pero conclusiones como ésa obligan a retirarle toda la que hubiera podido tener en asuntos tecnológicos.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Políticas públicas, Sociedad

Design Choice in Practice

Mi colega Xavier Cubeles, del Laboratorio de Cultura de Barcelona Media, me ha puesto sobre la pista del video adjunto, que quizá algunos de los lectores hayan visto en otro contexto.

Conseguir que la gente escoja libremente subir a pie las escaleras, en lugar de utilizar la escalera mecánica, me parece un estupendo ejemplo de la práctica del ‘design choice´, el arte de diseñar con inteligencia las opciones que se proponen a las personas (Ese diseño es el objetivo de ‘Nudge‘, un libro de behavioral economy que debería haber comentado hace mucho).

En España, la mitad de la población no se conecta habitualmente a Internet, fundamentalmente porque no le encuentra interés. O sea, porque no hemos conseguido interesarles.

¿Podría aplicarse la filosofía Nudge para dar la vuelta a esta situación? ¿Se os ocurren actuaciones, en la línea de la escalera del video, que pudieran atraer a más gente a conectarse habitualmente?

Estaría bien que emergieran propuestas mejores que las de los ilustrados-TIC (que en esencia proponen que la gente se acerque a la tecnología, en lugar de que la tecnología se acerque a la gente). Y también mejores que las de las Administraciones Públicas, cuyos resultados a la vista están en el gráfico: No parece que se recupere el retraso respecto de la media europea ni respecto de países como Dinamarca.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

3 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

LEGO-TIC

Estoy intentando empezar a digerir el contenido del reciente seminario de Jonathan Aronson en el IN3/UOC sobre las transformaciones en los mercados globales de información y comunicación, tratadas en su reciente libro (.pdf).

Una de sus propuestas centrales es que la evolución del sector debería dirigirse de modo que “se faciliten transacciones con beneficio entre bloques modulares” en cada una de las etapas de la cadena de suministro y de distribución.

Lo que equivaldría a considerar el conjunto de las TIC y aledaños como una gigantesca construcción de LEGO. Algo no necesariamente trivial, si consideramos la construcción de la figura como posible referente.

Un planteamiento de este tipo tiene de entrada varios requisitos no triviales:

  • Requiere una visión global, para no olvidarse bloques relevantes.
  • Exige una capacidad analítica importante, para ser capaz de conceptualizar la construcción compleja a base de bloques simples.
  • Tomado al pie de la letra, con el objetivo de conseguir la máxima flexibilidad, exige también diseñar todos los bloques a un tamaño reducido; de hecho, al mínimo razonablemente posible.

Aún siendo consciente de mis limitaciones a ese respecto, me propongo en próximas entradas explorar algunas consecuencias de aplicar este principio a tres cuestiones abordadas recurrentemente en este blog:

  • El futuro de la prensa en Internet
  • La cuestión de la Internet Abierta y la neutralidad de la red
  • Cómo pensar acerca de nuestra relación con Google y sus estrategias

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

3 comentarios

Archivado bajo Sociedad

Tecnologías desde el lado oscuro

Hay una cierta tendencia, especialmente entre los ‘ilustrados-TIC‘, a identificar automáticamente el uso de las tecnologías con el progreso. Es además frecuente, aunque con excepciones notables, que el uso intensivo de las TIC se apoye más desde posiciones políticas afines a la izquierda que a la derecha (si es que esos términos tienen todavía sentido hoy día).

blog_091112

Un ejemplo típico de ese tipo de asociaciones se produjo en ocasión de la campaña electoral de Obama, por ejemplo. Creo que nadie hubiera esperado que Bush o afines se hubieran apoyado en Facebook o similares para promover su causa.

He colgado en mi tablero dos muestras de que esa asociación refleja (tecnología –> progreso –> partidos progresistas) está dejando de ser válida.

Una es la captura de pantalla de healthcaretruth.amplify.com, un web republicano que invita a desmontar la propuesta de reforma sanitaria de la Administración Obama. Con un curioso eslógan: “No te limites a compartir la verdad: AMPLIFICALA“.

El otro recorte es de una noticia de ABC News que explica cómo un régimen no democrático o incluso represivo puede apoyarse en herramientas como Twitter.

Conclusión: Las TIC están también en el lado oscuro. No las utilizarán sólo los partidos o grupos que nos caen bien, ni sólo para causas que nos gusten. Cuando escuchemos a alguien defender apasionadamente un uso más intenso de las TIC tenemos motivo para preguntar con qué objetivos, con qué principios, con qué valores.

No sea que acabe resultando ser un enviado del lado oscuro.

¿Comentarios?

3 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Social Media, Sociedad

La banda ancha no da la felicidad

Trasteando entre la lectura atrasada de The Economist encuentro, en un artículo sobre los suicidios en France Télécom, los datos de la gráfica adjunta.

blog_091101Mi primera reacción, aparte de la de alivio de no haber sido empleado de la operadora francesa, fue pensar: “Por fin puedo poner en el blog una gráfica en la que España quede bien!!!”.

Sólo me hacía falta una excusa para incluir estos datos en un espacio que se supone que se ocupa de la sociedad de la información. La encontré fijándome en los países que encabezan la triste estadística de la tasa de suicidios: Corea, Japón, Finlandia. Justamente tres de los países que algunos envidian por su alta penetración de la banda ancha y la fibra óptica.

Ya tengo titular! - me dije  – “La banda ancha no da la felicidad!!!”
Sigue leyendo

4 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

‘Realities’ en red

Detecto leyendo Mashable! (recomendable) lo que podría ser una tendencia emergente de convertir Internet en un ‘reality’.

bñpg_091023

En concreto:

  • Coca-Cola patrocina una “Expedición 206” en la que un equipo de tres viajeron han de recorrer en 365 los 206 países que en los que se vende Coca-Cola.
  • Charmin, una marca de papel higiénico, busca candidatosdivertidos y entusiastas‘ a los que pagará 10.000 $ por atender durante 5 semanas a los visitantes de WC públicos en un evento de la marca en Times Square y retransmitir sus impresiones.
  • Ford lanza una campaña (Fusion 41) en la que 8 equipos competirán en una carrera de relevos que se documentará en los ‘social media’.

Entiendo que Coca-Cola bautice a sus viajeros como “Embajadores de la Felicidad“. Pero eso no impidi considerarlos como protagonistas de una traducción a la Red de los ‘realities’ de la televisión.

  • ¿Hemos de esperar que la Red, como la tele, se contamine de ‘realities’ de todo tipo?
  • ¿Qué reacción os produce esa posibilidad?

Addenda al hilo de mi entrada reciente sobre los ciberactivistas: Este tipo de acciones publicitarias apunta a que se considera que la combinación +Protagonistas tendrá más gancho que los mensajes aislados. Si los protagonistas de esas campañas defendieran una causa noble, les llamaríamos activistas. Pero no. Buscar protagonismo en la red puede muy bien ser, lo es a menudo, un síntoma de ciberindividualismo.

¿Comentarios?

7 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Sociedad

Individualistas en red

Escribe un articulista de El País:

“La Red, que fue anunciada por los teóricos como formidable contrapoder, ha salido, de momento, de lo más sumisa. Cada uno cuelga o vomita su texto o su comentario iracundo y ahí nos quedamos: en el mejor de los casos, un mosaico de desahogos; en el peor, un océano de conformismo nihilista”.

Le traiciona el lenguaje. La Red no es sumisa: los son en todo caso muchos de los que se muestran en la Red. Así y todo, ¿debería sorprendernos?

blog_091022Pienso que no. La Red puede sin duda utilizarse  como herramienta de contrapoder. Pero ello exige personas y grupos que compartan una causa y asuman el compromiso de actuar. Abundan mucho menos que el ‘individualismo en red‘ sobre el que ha escrito Manuel Castells.

Ser activo en Internet es fácil. Cuesta muy poco escribir un blog; menos aún despacharse con un exabrupto virtual. Ser activista exige algo más. Langdon Winner escribió aceradamente sobre los mitos ciberlibertarios, apostillando que:

“Buscamos en vano entre los promotores y agitadores de Internet las cualidades del conocimiento social y político que caracterizaban a los revolucionarios del pasado”.

Probablemente sea cada vez más cierto que todo lo que existe en el mundo real se reproduce en Internet; no siempre a la inversa. En la Red, como en la vida, pasar de la visión a la palabra es más fácil que pasar de la visión a la acción.

No basta con que las ideas tengan pies y cabeza (aunque estamos hartos de encontrarnos con propuestas carentes de ambas). Hace también falta dosis apropiadas de compromiso (que está en el corazón) y de un estómago suficiente para digerir los contratiempos, que siempre los hay. Estas cualidades pueden ejercerse en la Red, pero no nacen de la Red.

¿Comentarios?

5 comentarios

Archivado bajo Humanismo.com, Sociedad