Archivo de la etiqueta: behavioral economics

Banca, Información y ‘Animal Spirits’

Curioso modo en que la prensa española ha recogido hoy la publicación de un informe de la Comisión Europea sobre la prestación de los servicios financieros al consumidor.

blog090923

La mayoría hace referencia al coste anual de las comisiones que cobran las entidades financieras (según la Comisión, 178 € de media al año en España).

Pero mencionan sólo de pasada otra cuestión, a mi entender más importante: la insuficiente transparencia y claridad en la información que las entidades (no sólo en España) dan a sus clientes. Según los expertos de la Comisión:

“Hay una evidencia creciente de que los consumidores no obtienen asesoramiento adecuado acerca de los servicios financieros [...]

La crisis financiera ha atraído atención sobre deficiencias en el asesoramiento ofrecido a los consumidores en el punto de venta, lo que conduce a la gente a adquirir productos no apropiados [...]“.

En camino hacia la sociedad de la información, yo diría que el precio es menos importante que la información sobre el precio y las condiciones de los servicios. Porque una mejor información aumentaría la competencia, llevando seguramente a bajar los precios y mejorar las condiciones.

En esta línea, me ha interesado comprobar que el informe de los expertos menciona “los beneficios de la economía de la conducta” (‘behavioral economics‘). Una disciplina emergente, una de cuyas facetas es el análisis de los ‘animal spirits‘, comportamientos no racionales que dominan nuestra conducta cuando, por ejemplo, no tenemos suficiente información para decidir.

Queda ahora por ver cómo combinan los funcionarios de la Comisión dos vías de actuación en principio posibles:

  • Regular el modo en que las entidades financieras informan a sus clientes.
  • Intentar mejorar la conciencia de los ciudadanos sobre cómo manejar sus ‘animal spirits‘.

Se admiten apuestas.

¿Comentario?

1 comentario

Archivado bajo Economía, Sociedad

Para protegernos de los ‘animal spirits’

Influence%20Science%20and%20Practice%20(2)En paralelo a los ‘Animal Spirits’ que comentaba en mi entrada de ayer, estoy también en proceso de digestión de  “Influence: Science and Practice“. Un libro que trata también sobre los mecanismos subyacentes a nuestras respuestas automáticas, por tanto no necesariamente conscientes ni racionales, que prosigamos más veces de las que a mí me gustaría reconocer.

No resisto la tentación de compartir un párrafo de su introducción:

“No deja de resultar chocante que a pesar de su amplio uso y de su importancia en un futuro inmediato, la mayoría de nosotros sabemos muy poco acerca de nuestros patrones automáticos de respuesta. Quizá precisamente por el modo mecánico, no meditado, en que acontecen. En cualquier caso, es vital que reconozcamos claramente una de sus propiedades: nos convierten en tremendamente vulnerables ante cualquier que sí conozca cómo funcionan”.

Creo que tenemos a menudo ejemplos esa vulnerabilidad que cita el Profesor Cialdini (animo a los lectores a que aporten los que más relevantes les parezcan). Con un añadido: Internet y las redes sociales hacen que esa vulnerabilidad sea mayor.

También, claro está, aumentan la posibilidad de combatirla. Pero en este asunto, como en tantos otros, funciona una variante de la Ley de Murphy: si una tecnología puede ser utilizada con fines censurables, seguro que lo será. No necesariamente a la inversa.

Valdría la pena hacer algo al respecto, pero no resulta evidente qué y cómo; para mí, por lo menos.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales

El (irracional) atractivo del ‘free’

blog_090703Dan Ariely, un investigador en ‘behavioral economics‘ sobre el que escribía hace poco en este espacio, publica el el último número de la Harvard Business Review el resultado de un curioso experimento. La cosa es más o menos así:

Ofrézcase a una muestra de público la posibilidad de elegir entre comprar una trufa Lindt de chocolate de la mejor calidad por 15 céntimos o un M&M por un céntimo (o no comprar ninguna). Alrededor de dos tercios de los compradores escogen la trufa.

Repítase el experimento en idénticas condiciones, pero ofreciendo la trufa a 14 céntimos y el M&M … GRATIS!!! Alrededor de dos tercios de los compradores escogen ahora lo gratis.

La conclusión del investigador es que la palabra GRATIS tiene un atractivo enorme, tan enorme como para desviarnos de escoger la mejor oferta para pillar otra que es peor, pero gratis. Un ejemplo entre los muchos de comportamiento irracional que manejan los ‘behavioral economists‘.

Me quedo con la idea de pensar si esta misma conclusión puede (o no) aplicarse a los argumentos (tal vez sofismas) con los que algunos ‘ilustrados-TIC‘ (tal vez Sofistas 2.0) hacen apología de la cultura ‘free’ en Internet.

¿Comentarios?

13 comentarios

Archivado bajo Economía

¿Qué mitad de las doctrinas económicas está equivocada?

krugmanHe acabado de leer el libro de Paul Krugman, Premio Nobel de Economía (al que apunta la imagen de la portada). Me ha dejado con más preguntas que respuestas. Copio textualmente su último párrafo:

“Hay quien dice que nuestros problemas económicos son estructurales y no tienen solución a corto plazo, pero yo creo que los únicos obstáculos estructurales importantes para la prosperidad del mundo son las doctrinas obsoletas que pueblan la cabeza de los hombres“.

Seguramente. Pero, ¿cuáles son en concreto esas doctrinas?

La confusión aumenta al leer en The Economist que el Profesor Krugman opina que la mayor parte de los avances de la macroeconomía durante los últimos 30 años “han sido en el mejor de los casos inútiles y en el peor de los casos perjudiciales“. Si es cierto (Wikipedia dixit) que Krugman se doctoró en 1977, hace poco más de 30 años, ¿se aplicaría su diagnóstico a sus propios trabajos?

Mis notas de lectura de la obra de Krugman incluyen frases como : “Las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria has sido peores de lo que todo el mundo imaginaba”; “La globalización financiera ha acabado siendo más peligrosa de lo que nos figurábamos”.

Aviados andamos. Lo peor, parafraseando una máxima famosa, es que se acabara concluyendo que la mitad de las doctrinas económicas están equivocadas, aunque nadie se ponga de acuerdo sobre cuál es cada mitad. Dismal science, indeed.

¿Comentarios?


1 comentario

Archivado bajo Economía

Predeciblemente irracionales

arielyEn el intento en curso de resituar mis conocimientos de Economía, la penúltima adición reciente a mi biblioteca es “Predictably Irrational“, de Dan Ariely, otro ‘behavioral economist‘.

Me gustaría compartir una traducción libre de algunos párrafos de los primeros capítulos:

Las ideas básicas de la economía y la creencia en la racionalidad por encima de todo se ha incrustado de tal modo en la comprensión del mundo alrededor nuestro que todo el mundo parece aceptarla como una de las leyes básicas de la naturaleza“.

Sin embargo,

“Hemos aprendido que basarse únicamente en la teoría económica estándar como un principio que nos guíe en la construcción de mercados e instituciones puede, de hecho, ser peligroso. Se ha puesto trágicamente de manifiesto que los errores cometemos no son en absoluto aleatorios, sino parte de la condición humana”.

Su argumento es que

“No sólo somos irracionales, sino predeciblemente irracionales [...] Somos menos racionales de lo que supone la teoría económica estándar. Además, estos comportamientos irracionales no son aleatorios ni carecen de sentido. Son sistemáticos; y, dado que los repetimos una y otra vez, predecibles”.



4 comentarios

Archivado bajo Economía, Humanismo.com