Archivo de la categoría: Marcos mentales

¿Habría que regular a Google?

Un artículo reciente en Fortune sugiere que la Antitrust Chief de la Administración Obama podría someter a Google a una investigación anti-trust de alcance similar a la que se llevó a cabo en el pasado en relación a Microsoft.

El artículo tiene dos líneas de discurso. La primera hace referencia a algunos de los recientes debates regulatorios en los que Google está implicado:

blog_091015

Se hace además hincapié en la capacidad discrecional de Google para alterar los resultados que presenta su buscador:

“La posición de Google le permite seleccionar a los ganadores prácticamente en todos los mercados basados en la Web … y puede hacerlo sin que ni siquiera nadie se entere”.

También en el poder Orwelliano que puede obtener de la información que alamcena y procesa acerca de los comportamientos de los usuarios. La filosofía de Google incluye un principio que manifiesta que “You can make money without doing evil”. Pero los que desconfían de cómo Google usa o puede usar su poder argumentan que eso no es ni siquiera una promesa formal, y menos aún un requisito legal.

Mantengo en mi pizarra un apunte sobre si algunos de los principales motivos para regular a los operadores de telecomunicaciones se podrían o no aplicar a Google. No quisiera hacer demagogia, porque no se trata de un asunto trivial, y tampoco estoy seguro de que el artículo de Fortune sea del todo imparcial.

¿Debería regularse el negocio de Google? Me interesarán vuestros puntos de vista.

3 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Políticas públicas, Regulación TIC

El poder de ‘enmarcar’ los debates

Me ha interesado comprobar cómo Manuel Castells incorpora en su reciente “Communication Power” la noción del “marco mental” (‘frame’) que en su día descubrí leyendo a Georges Lakoff. Este último describía así los ‘frames‘:

Estructuras mentales que permiten a los humanos comprender la realidad – y en ocasiones crear lo que tomamos por realidad”.

En la misma línea, Castells se refiere a la actividad de ‘enmarcar‘ (‘framing’) como (énfasis añadido):

El proceso de seleccionar y destacar algunas facetas de los eventos o los asuntos y de establecer conexiones entre ellos para promover una interpretación, evaluación y/o solución articulares [...] El enmarcado funciona dejando huecos en la información que la audiencia rellena con sus esquemas preconcebidos“.

blog_091027Esos huecos se rellenan por lo general de modo inconsciente. Por eso tiene mucho ganado quien tiene el poder o la habilidad de enmarcar el debate. Porque modificar los ‘marcos mentales‘ que hemos interiorizado exige un ejercicio de conciencia, que no acostumbra a ser fácil ni habitual (*).

De ahí la recomendación de Lakoff: “Conoce tus valores y enmarca el debate”. Intentaré utilizarla en próximas entradas al hilo de la discusión sobre la neutralidad de la red.

¿Comentarios?

(*) Nota: Pillé la (pertinente) cita de la pizarra en una entrevista a Mario Conde en La Contra. Su poco usual blog merece una visita, aunque sólo sea por curiosidad.

5 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales

Google aboga por una neutralidad parcial (¡?)

Según The Washington Post:

“Eric Schmidt, el CEO de Google, está a favor de la ‘net neutrality’, pero sólo hasta cierto punto. Mientras quiere estar seguro de que los gigantes de las telecomunicaciones no direccionan el tráfico de modo que favorezca a determinados terminales o servicios en favor de otros, cree también que sería muy mala idea que el Gobierno se implicara como regulador de la Internet más amplia”.

Interesante reflexión, que prometo comentar en próximas entradas. Porque entiendo que apunta a cómo Google intenta enmarcar el significado de ‘neutralidad’ muy a su manera.

¿Se puede neutral, pero sólo hasta cierto punto?

No es una crítica. Era esperable. Tampoco será Google la única en intentar tácticas similares. Permanezcamos atentos a la pantalla.

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Net Neutrality, Regulación TIC

Net Neutrality: ¿En contra de quién? ¿A favor de quién?

El blog de Public Policy de Google informa de la decisión de la FCC (.pdf) de “pedir públicamente propuestas sobre borradores de reglas que codifiquen y complementen los principios de una Internet abierta“.

No se trata, por tanto, de una propuesta concreta, sino del principio de un proceso de debate previo a la adopción de medidas concretas por parte del regulador. Un debate que, por más que se lleve a cabo en los EEUU, tendrá muy probablemente un efecto global.

blog_091023

Por eso, y también con la intención de poner un cierto contrapeso al sectarismo con que se tratan habitualmente estos temas en nuestros lares (ejemplo y ejemplo), pongo este asunto en la agenda de temas a tratar (y a debatir si se tercia) en este espacio. Invitando a participar a todos los que se sientan inclinados a hacerlo.

Algunas cuestiones para abrir boca:

  1. Hay quien interpreta (como Associated Press, citada por Google) que el asunto de la “Net Neutrality” es una batalla de Google contra los operadores. Para otros, en cambio, se trata de una batalla de los operadores contra los proveedores de aplicaciones en red. Como en las peleas de patio de colegio, tiene su importancia saber quién es el que empieza.
  2. La clave, sin embargo, es tener claro a favor de quién es esta batalla. He apuntado algo sobre el asunto en la pizarra.
  3. No deja de intrigarme que el bando de Google hable a veces de “Internet abierta” y a veces de “Neutralidad de Red“. Son ‘marcos mentales‘ distintos y pueden conducir a debates y reglas distintas.
  4. Por último, como ambos bandos tienen similar capacidad de no ser neutrales, aunque de forma distinta, ¿tendría sentido proponer también reglas de ‘Net Neutrality’ para actores como Google?

Me parece más que suficiente para empezar. Cualquier comentario o sugerencia será bienvenido.

___________________

Disclaimers profilácticos: (1) Ya no soy empleado de Telefónica (lo fui); (2) No admito ni recibo pagos ni regalos que influencien la línea editorial de este blog; (3) Todas las opiniones que aquí se expresan lo son a título personal.

2 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Net Neutrality, Políticas públicas, Regulación TIC

Mentir: Hacer publicidad

Uno de los periodistas de La Contra cerraba una entrevista reciente con un publicista afirmando que:

La realidad es compleja y resumirla, fragmentarla, es traicionarla, mentir: hacer publicidad“.

Lo he recordado al ver el anuncio de una marca de automóviles, con este desafortunado eslógan:

blog_091017Mi admirado dibujante de The Gaping Void lo había contado ya hace tiempo:

ifyoutalkedtopeople-thumbEn efecto. Creo que hasta podría encontrarse un disfrute, por supuesto no racional, poniendo un ojo morado al publicista de la marca de automóviles. Por sugerir que se relegue lo racional, justo cuanto más falta nos hace pensar con claridad.

Somos víctimas del fragmento“, sentenciaba el publicista entrevistado en La Contra. Somos también víctimas de la publicidad que fragmenta, deforma y traiciona la realidad. Y también de los cómplices que abogan por llevarla tal cual a Internet.

La forma más fundamental de poder – nos avisa Manuel Castells – es la capacidad de conformar la mente humana“.

No tenemos por qué conceder ese poder a los publicitarios. ¿Podría hacerse una llamada a la resistencia contra los que confunden conformar con deformar? ¿Proponer un boicot a la marca de coches que adopta ese eslógan equívoco? ¿Enfrentarse a los ‘ilustrados-TIC que, conscientemente o no, los apoyan defendiendo que el futuro de Internet pasa por dar cobijo a este tipo de mensajes y mensajeros?

¿Comentarios?

4 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Publicidad, Sociedad

¿Apoya Google la ética de Wall St.?

Apuntaba en una entrada anterior que Google se está peleando con AT&T por una cuestión regulatoria. Si hace unos días Google argumentaba que la neutralidad de la red era una obligación para AT&T, pero no para la propia Google, la última posición publicada en su blog incluye un significativo alegato en contra de la regulación.

En concreto, Google acusa a AT&T de “utilizar la regulación para bloquear o reducir la innovación”.

No seré yo quien defienda la regulación en abstracto, ni tampoco la pericia y eficacia de los reguladores. Tengo también la impresión de que muchos grandes operadores estarían más a favor de reducir que de aumentar la regulación que se les impone. Creo, pues, que Google yerra el tiro con este argumento.

blog_091015

Pero lo que me ha llamado más la atención es que la argumentación de Google, desacreditando la regulación por el efecto negativo que pueda tener en la innovación, es exactamente el mismo que hacen los financieros innovadores de Wall St. Con las consecuencias conocidas.

En The Economist se abordaba así hace poco esta cuestión:

“Éste parece un argumento hecho a medida de un mundo en el que se supone que las innovaciones son bienvenidas mientras no se pueda probar que suponen un riesgo grave para los mercados, y no estoy seguro que los resultados de las innovaciones financieras recientes justifiquen este enfoque”.

¿Sería apropiado hacer un paralelismo de este argumento con las innovaciones relativas a la sociedad de la información?

Creo que no sería del todo disparatado, y lo apunto como pendiente en mi pizarra. Entretanto, recordaré una vez más el diagnóstico de Langdon Winner:

“Buscamos en vano entre los promotores y agitadores de Internet las cualidades del conocimiento social y político que caracterizaban a los revolucionarios del pasado”.

Deja un comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Políticas públicas, Regulación TIC

Tuenti reinterpreta lo natural

Pillo por casualidad la noticia de que para una representante de Tuenti:

“Restringir la edad de los usuarios a la mayoría de edad resultaría antinatural. Por eso hemos puesto la edad mínima de uso en los 14 años [...] Ya el hecho de cortar en los 14 años nos parece un corte importante porque hay niños que desde los 12 años ya están conectados a la red. Pero a los 14 años los usuarios ya tienen uso de razón y hay muchos usuarios en esta franja de edad aunque la media está en los 24 años”.

A riesgo de que me tilden de purista, protesto enérgicamente contra el uso de la palabra natural en esta argumentación.

blog_091010

Según el Diccionario de la Real Academia

Sin entrar en el fondo de la cuestión, limitar o no el acceso de los menores a Tuenti puede ser apropiado o inapropiado, beneficioso o dañino, factible o imposible; opinable, en cualquier caso.

Lo que es seguro es que ese acceso, sea o no de menores, es genuinamente artificial.

No se trata de una anécdota, sino de un síntoma. En todos los debates, también en los relacionados con Internet, es cada vez más necesario tener en mente consejos como los de Georges Lakoff (Know your values: Frame the Debate) o avisos como el de Manuel Castells: (“La forma fundamental de poder reside en la capacidad de conformar la mente humana“). Quien enmarca el debate tiene más posibilidades de ganarlo.

blog_090910b

Tuenti no declara sus valores, pero sí sus intereses. Es lógico y lícito que los defienda. Pero no a costa de deformar el lenguaje, porque ello conduce también a deformar los valores. Protejamos las palabras.

¿Comentarios?

1 comentario

Archivado bajo Humanismo.com, Marcos mentales, Sociedad

Ese publicista, ¿anda engañado o nos engaña?

En La Contra y en El País publican entrevistas con un publicista que, como buen publicista: (1) Vende su libro; (2) Se engaña, o nos engaña, cuando asevera que:

“Al mismo tiempo que desaparecen las audiencias masivas, se fragmentan también las grandes marcas. Creo que vamos a un mercado con miles de pequeñas marquitas cada una con su grupito de fieles”.

blog_091003Ésa es sólo una parte de la realidad. Porque aunque la famosa ‘long tail‘ sea cada vez más larga, se apuntan evidencias de que:

  1. Es también una ‘low tail‘, quizá demasiado baja para hacer negocio.
  2. La dispersión de la ‘long-low tail‘ refuerza indirectamente los grandes éxitos, las grandes marcas. Cuando hay demasiadas opciones y cuesta demasiado compararlas, se genera la ‘Paradoja de la elección‘, que lleva precisamente a escoger la opción fácil, la que hace también el vecino. Algo que saben de sobra los publicistas y los que colocan los productos en los lineales de los supermercados.

Es cierto que, de una parte, Internet fragmenta las audiencias y nos tienta a dispersarnos. Pero facilita a la vez concentrar enormes cuotas de poder (mayores cuanto más dispersos andemos). Poder como el que ha adquirido Google, por ejemplo.

El publicista también se engaña o nos engaña cuando sostiene que:

“De algún modo, hoy vivimos la edad media de la era digital: los que poseen tierras son los únicos que recogen cosechas, [...], los que cobran por las horas de navegación, las terratenientes digitales. El resto somos meros aparceros”.

Basta, para desmentirle, con comparar lo que valen en Bolsa Google y Telefónica, por ejemplo.

En fin! Ya se sabe cómo hablan los publicistas. Éste cuenta que iba para escritor, pero que “el juego de la publicidad le fue envenenando”. Ya.

¿Comentarios?

3 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

Google Sidewiki: Vaya condiciones!

blog_091008aSe acaba de anunciar la disponibilidad de Google Sidewiki, un añadido a la barra de Google que, instalado en tu navegador, te permite anotar y/o comentar cualquier página Web, incluso las que no admiten comentarios.

Como estoy estos días en modo desconfianza sobre lo que me ofrecen gratis, antes de instalar Sidewiki he querido echar un vistazo a las condiciones del servicio, ésas que normalmente aceptamos sin leerlas.

blog_091008

Uff! La imagen del contrato pasado por Wordle ya apunta a simple vista a que la frase más repetida en el texto sea del tipo “Ud. acepta … condiciones”.

En efecto, el contrato está repleto de claúsulas “Ud. se obliga …“, “Ud. acepta …“, “Ud. se compromete …“, con algún “Ud. no podrá …“. En la vida había visto un acuerdo tan asimétrico: sólo derechos de Google y obligaciones del usuario; nada a la inversa.

Éso sin hablar de los posibles efectos secundarios de Sidewiki, de los que me ocuparé en una próxima entrada.

Apostilla: Mientras medito estas cuestiones, he decidido no utilizar Sidewiki.

¿Comentarios?

3 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales

Social_Media.biz vs. Social_Media.org

Me intriga el escaso revuelo que ha originado en los círculos de los ‘ilustrados-TIC‘ un provocador artículo del Washington Post de hace un par de semanas. Bajo el titular “Twitter.org?” sostiene que:

“Las redes sociales pueden tener éxito en reunir a gente, pero no esperen que generen beneficios”.

Para acabar sugiriendo que:

“En lugar de esperar beneficios que no se materializarán, la comunidad de emprendedores debería operar las redes sociales como organizaciones sin ánimo de lucro”.

blog_091007Ethan Zukerman, un emprendedor social activo en África (reseñado hace un tiempo en este espacio) abunda en la misma idea. Un cambio de ‘marcos mentales‘:

“¿Podemos imaginar que el futuro de los Social_Media.biz estuviera en unos Social_Media.org?

¿Sería deseable plantearlo? ¿Sería viable? ¿Quién se atrevería?”

Continuará.

¿Comentarios? ¿Sugerencias?

1 comentario

Archivado bajo Marcos mentales, Redes sociales