De tan virtuales, vacías

He tenido la fortuna de asistir hace poco a un programa de la Oxford Leadership Academy impartido por Brian Bacon, uno de los mejores instructores que he tenido en años, y he tenido unos cuantos.

Los mensajes del curso incluían dos muy fundamentales: (1) No liderará a los demás quien no sea capaz de liderarse a sí mismo; (2) Al nivel más profundo, la capacidad de liderazgo reposa sobre la solidez de los valores del líder o candidato a líder.

Brian volvió una y otra vez sobre las etapas de desarrollo esquematizadas en la figura anexa, dando por sentado que se han de recorrer en el sentido de la flecha ascendente. Un ‘marco mental’ opuesto al que tan a menudo despliegan tanto los ilustrados-TIC como los evangelistas que bautizan como ‘aliens’ o ‘inmigrantes’ a quienes no comparten su querencia por lo digital. Porque ponen todo el énfasis en Internet  (la herramienta) para crear algo a lo que llaman engañosamente ‘comunidades‘, aunque de hecho estén vacías de base, hueras de cualidades sustantivas.

Proliferan ejemplos de lo que quiero decir: Lo cuenta en El País la española con más amigos en Facebook (“Mi yo virtual tiene 129.000 amigos. El de verdad, ni diez”) de modo parecido a como lo hace Martin Varsavsky. Hay muchos más ejemplos, pero quizá el más ilustrativo sea la experiencia que un inocente nativo digital relata en el New York Times: invitó a una fiesta a sus 700 amigos de Facebook, y sólo se presentó una chica, que además ya tenía novio.

Más sobre este asunto en próximas entradas.

¿Comentarios?

About these ads

2 comentarios

Archivado bajo Marcos mentales, Sociedad

2 Respuestas a “De tan virtuales, vacías

  1. Comparteixo la seva opinió, però no del tot…

    Gracies a una d’aquestes comunitats (facebook) he tingut la sort d’arribar a la seva pàgina.

    Sí que he pogut verificar, en el poc tems que fa que utilitzo el facebook, el que diu: “…de hecho estén vacías de base, hueras de cualidades sustantivas….”, encara que hi han excepcions notables, com la del professor Enric Canela, de la mà del qual he arribat fins aquí.

    Una vegada més podríem dir que l’eina per sí sola no porta enlloc, però sí els que la fan servir adequadament.

    Salutacions cordials.

  2. ruizdequerol

    Agustí,

    Gracias por el comentario, que creo que va en la dirección adecuada. Adoptando un tono un punto filosófico, diría que si sólo nos guiáramos por el criterio de utilidad, seguramente no llegaríamos demasiado lejos. Por otro lado, si uno sabe dónde quiere llegar, usar entonces lo que le resulte útil tiene todo el sentido del mundo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s