Quizá convenga desacelerar

Pocos días después de escribir aquí sobre la ‘falsa urgencia‘, el filósofo Daniel Inerarity publica en El País un artículo abogando por una ‘desaceleración‘ de la vida diaria. Por:

reintroducir el espesor del tiempo de la maduración, de la reflexión y de la mediación allí donde el choque de lo inmediato y de la urgencia obliga a reaccionar demasiadas veces sobre el modo del impulso“.

Considera que:

La utopía del progreso se ha transformado en movimiento desordenado, “neofilia” frenética, agitación anómica y disipación de la energía. Sólo queda una aceleración vacía, un ciego “cada vez más” de tecnología o globalización económico-financiera, un espacio social inestable y un campo psicológico neurótico“.

Supongo que era inevitable que incluyera una referencia a las ‘nuevas tecnologías de la instantaneidad’ al considerar que propician ‘una cultura del presente absoluto’ en un contexto de ‘falsa movilidad‘.

Resulta curioso, si no significativo, que el mismo día El País publique un artículo a doble página sobre los ‘efectos colaterales‘ del correo electrónico. Incluyendo los resultados de una encuesta según la cual el 64% de los consultados comprueban el correo electrónico más de una vez cada hora, y un tercio lo hace como mínimo cada quince minutos.

¿Relevante? Pienso que sí, porque según un estudio reciente,  comprobar el email no es ya para algunos un acto consciente y deliberado, sino una compulsión de la que son apenas conscientes. Se sugiere incluso que el email pudiera generar un síndrome similar al de los adictos a las máquinas tagaperras: Se consulta por si acaso, porque aunque por lo general no hay nada interesante, de vez en cuando sí, y éso se recibe casi como un premio.

Concluyo que quizá valga la pena ponerse a trabajar en un e-Humanismo y una e-Sociología. Y también en la definición de e-habilidades, que incluirían la de gestionar productivamente el correo y otros artefactos. Un trabajo, por cierto, que no creo que hagan por nosotros ni los tecnólogos ni los ilustrados-TIC.

¿Comentarios?

About these ads

1 Comentario

Archivado bajo Sociedad

Una respuesta a “Quizá convenga desacelerar

  1. Leí el otro día el artículo de Innerarity, es buenísimo, como todo lo que escribe. En este mismo sentido, también Eco se refería hace poco, en una entrevista que le hizo Juan Cruz, a que la abundancia y la rapidez de lainformación en la actualidad, no nos deja tiempo para digerirla y para pararnos a reflexionar sobre el pasado. No deja de ser una paradoja de la Sociedad del Conocimiento, que tenemos más información y mayor acceso a ella, que nunca, pero menos tiempo para digerirla.
    Saludos.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s